VEINTICINCO ANOS DESPUES

Para quienes vivimos nuestra vida universitaria en el decenio de los ochenta, el segundo semestre de 1987 fue la coronaci√≥n de un largo espiral de ‚Äúguerra sucia‚ÄĚ que estremeci√≥ al pa√≠s; en ese segmento del tiempo, un c√ļmulo de hechos sangrientos acaecidos unos tras otros como en un efecto domin√≥, se encargaron de apagar las pocas esperanzas que abrig√°bamos de que el pa√≠s transitara una senda diferente al de la violencia. Triunfaron los sectores militaristas y el pa√≠s se sumi√≥ en una nueva escalada de violencia. Leer mas:

 

Download File Colombia 1987 Miguel Angel Beltran.pdf
[343.7kb]




DENUNCIA PUBLICA 008

INPEC ARREMETE CONTRA RECLUSOS EN COMBITA DEJANDO VARIOS HERIDOS

La Fundación Lazos de Dignidad emite DENUNCIA PÚBLICA contra el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia -INPEC- por agresiones contra la población reclusa que desde el 2 de agosto de 2012 participa en la Jornada Nacional de Protesta Carcelaria en el Establecimiento Penitenciario de Alta Seguridad de Combita Boyacá, de acuerdo a los siguientes:

HECHOS

1. El dia de hoy, agosto 23 de 2012, en horas de la tarde, el Grupo de Reacción Inmediata -GRI-del INPEC ingresó de manera violenta al Establecimiento Penitenciario de Alta Seguridad de Combita Boyacá, procediendo a lanzar gases lacrimógenos y golpear a los reclusos, dejando varios heridos.

2. Denuncia los reclusos que la avanzada del GRI se ha dado de manera indiscriminada y los heridos han sido sacados en camillas de sus patios, sin conocer su actual paradero.

3. Al momento de emitir la presente denuncia los reclusos aun padecen la brutal arremetida y han manifestado temor por sus vidas.

Esta agresión brutal es una violación flagrante a la Constitución Nacional y a los Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos.

El Estado Colombiano en cabeza del INPEC ha desconocido el artículo 37 de la Constitución Nacional violentado el derecho a la protesta pacífica de los reclusos agravando la situación con la consumación de violaciones graves a los derechos humanos de los mismos, como la dignidad humana, integridad personal y psicológica, la salud, la seguridad, el derecho a la denuncia, a presentar peticiones y recibir respuesta oportuna, entre otros.

Rechazamos el abuso de poder y extralimitación de la fuerza por parte del INPEC y responsabilizamos al Estado Colombiano por las violaciones que en el marco de la brutal arremetida se cometan contra los reclusos en Combita.

Hacemos un llamado de intervenci√≥n a la comunidad internacional, a la Comisi√≥n Interamericana de Derechos Humanos y a la Oficina en Colombia de Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, para que cesen estas agresiones contra los reclusos, se prevengan da√Īos mayores y sea resuelta de inmediato la crisis carcelaria que afecta la totalidad de sus derechos fundamentales.

Pedimos al Grupo de Derechos Humanos del INPEC, la Defensoria del Pueblo y Procuraduria General de la Nación verificar de manera inmediata los hechos denunciados por los reclusos en Combita, asi como tambien iniciar las investigaciones disciplinarias respectivas.

Solicitamos a las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales y a los medios de comunicación difundir la presente denuncia para que el mundo conozca la respuesta que el Estado Colombiano ha dado a las justas peticiones que desde el 2 de agosto han presentado los reclusos en el marco de la Jornada Nacional de Protesta Carcelaria.

NO M√ĀS ABUSO DEL ESTADO,

TRATO DIGNO PARA LOS RECLUSOS EN COLOMBIA!

Agosto 23 de 2012


COMINICADO 07

600 RECLUSAS SE SUMAN A JORNADA DE PROTESTA EN PENITENCIARIA DE JAMUND√ć (VALLE)

La Fundación Lazos de Dignidad informa a la opinion publica, al gobierno colombiano, organizaciones defensoras de los derechos humanos y medios de comunicacion, que el dia de ayer 21 de agosto de 2012 mas de 600 reclusas en el Establecimiento de Orden Nacional de Jamundi (Valle) se sumaron a la Jornada Nacional de Protesta Carcelaria en exigencia de la instalación de la Mesa Nacional de Concertacion y la declaratoria de Emergencia Carcelaria.

Mediante comunicado publico las reclusas piden que se de un debate de la crisis carcelaria teniendo en cuenta la perspectiva de genero y frente a ello se solucione la problem√°tica que las afecta.

Denuncian las reclusas que han padecido amenazas de ser sancionadas disciplinariamente y quitarles los descuentos de pena por parte de la direccion del establecimiento, a pesar de que su justa protesta esta amparada por el artículo 37 de la constitucion nacional.

COMUNICADO P√öBLICO

Las internas de la reclusión de mujeres de Jamundí informamos que desde el día 21 de agosto iniciamos una JORNADA DE DESOBEDIENCIA PACIFICA INDEFINIDA, sumándose así a las protestas que se vienen adelantando en casi 30 establecimientos carcelarios del país, hasta tanto se declare una emergencia carcelaria y humanitaria y se conforme LA MESA DE CONCERTACION con representantes del gobierno y de los prisioneros, para darle una salida estructural a la problemática. Hacemos parte del movimiento nacional carcelario y como tal exigimos un capítulo especial, donde tenga en cuenta nuestras condiciones particulares de género, estableciendo una discriminación positiva hacia las mujeres, donde se tengan en cuenta nuestras diferencias biológicas y socioculturales, la inequidad e injusticia social afecta en mayor medida a las mujeres, tenemos menor nivel de escolaridad y conocemos menos las leyes que los hombres.

La cultura machista se agudiza en prisi√≥n, con actividades sexistas trabajos peor remunerados y mec√°nicos, nulas posibilidades de educaci√≥n superior y oficios que posibiliten defenderse dignamente en el mercado laboral. La prisi√≥n afecta en mayor medida a las mujeres al verse separada de sus hijos y sus familias; la arquitectura y las normas de control de los nuevos ERON, es excesiva para las mujeres, caracterizadas por menor agresividad y violencia; en esta prisi√≥n nos proh√≠ben incluso el porte de espejos y corta√ļ√Īas, rechazamos el abuso de la detenci√≥n preventiva y la inoperancia de la ley 750 que supuestamente ampara las madres cabeza de familia. La soluci√≥n a la crisis penitenciaria no es la construcci√≥n de m√°s elefantes blancos como el ERON de Jamund√≠, sino una mayor inversi√≥n y justicia social, implementando mecanismos de control social alternativos a la prisi√≥n, m√°s econ√≥micos y efectivos.

Hacemos un llamado a las ONG de mujeres y derechos humanos para que nos asesoren y nos acompa√Īen en la lucha por un tratamiento penitenciario con perspectiva de g√©nero y por cambios estructurales que eliminen la desigualdad y la injusticia social.

INTERNAS DE LA RECLUSION DE MUJERES JAMUNDI

AGOSTO DE 2012.