LILIANY IS FREE ON BAIL - At Last but the Struggle Continues

The Committee for Solidarity with Political Prisoners, FCSPP, the Legal Brigade Eduardo Uma√Īa Mendoza, the International Network in Solidarity with Colombian Political Prisoners- INSPP and the Campaign for Freedom of Liliany Obando ¬† inform the national and International community that on February 24, 2015, the Seventh Criminal Court for Execution of Sentences and Security Measures granted the Defender of Human Rights LILIANY PATRICIA Obando VILLOTA with FREEDOM.

According to the order issued by the Judge, Liliany's Parole may only become effective upon cancellation of a caution of 5 minimum monthly wages, $ 3,221,750 Colombian pesos, equivalent to USD 1.278.97 and 8 months and 19 days probation.

This small but important victory is the achievement of national and international solidarity that has accompanied LILIANY at all times.. The Judge Seventh finally granted this decision, only after Liliany lived a second and unjust imprisonment of 15 days, a hunger strike of six days,  a massive campaign of letters, the intervention of several parliamentarians and battled numerous obstacles, especially from the Women's Prison of Bogotá - INPEC 

We thank all the efforts and solidarity from those who have accompanied us on this stage and encourage you to continue supporting the human rights defender Liliany Obando in the campaign for her Final Freedom, which as said can be obtained only after 8 months and 19 days and the cancellation of the exorbitant fine imposed as part of the sentence which equals $ 707 million Colombian pesos (equivalent to 284.243.96 USD or 253 488. 76 Euros).

The official press release is attached,
For further information please do not hesitate to visit our campaign at   www. inspp.org

T√ĀCTICAS PEDAG√ďGICAS

Por DORIS SUAREZ.  
Prisionera política recluida en el Complejo Penitenciario y Carcelario de Jamundí, Valle del Cauca.  
 
...entonces Napoleón tendría razón cuando al preguntarle quién debía cuidar a los prisioneros,   
respondió: "alguien más bandido que ellos"
 
El pasado 6 de enero una interna fue agredida por varias dragoneantes de Jamund√≠. No es la primera vez que pasa. Este m√©todo correccional forma parte del tratamiento penitenciario del INPEC, para algunas tan "normal" como que los padres golpeen a sus hijos, los hombres a sus parejas y el ESMAD a los manifestantes. Por eso cuando se difundi√≥ el suceso de la golpiza, la pregunta que sali√≥ a flote fue: "¬Ņy luego, qu√© hizo?", como si alguna falta pudiera justificar una tunda gavillera como la que le propinaron a esta jovencita. ¬†
 
Esta tarde, una cabo ordenó que le hicieran una requisa de tercer nivel, es decir, un cacheo en ropa interior y que luego la llevaran a la UTE (un eufemismo para nombrar el calabozo). Desde allí empezó la violación de sus derechos fundamentales al sancionarla con aislamiento pasándose por la faja el derecho al debido proceso y sin que mediara un acto de agresión por parte de la reclusa. Pero el jaleo mayor comenzó cuando la metieron a la esclusa: una especie de garita dentro del patio con grandes ventanales polarizados a través de los cuales la guardia puede ver sin ser vista y que las mujeres aprovechan como espejo. Allí quedó la reclusa sola con más de cinco guardianas convocadas para el aquelarre.  
 
La mayor√≠a de las reclusas estaban encerradas en sus celdas y solo unas cuantas estaban afuera. A trav√©s de la puerta cerrada de la esclusa escucharon los llamados de auxilio, gemidos y el llanto de su compa√Īera.
 
Ninguna se atrevi√≥ a hacer nada para ayudarla. La experiencia les ha ense√Īado que en casos como este el redentor sale crucificado y se limitaron a observar: vieron salir a la interna esposada con las manos atr√°s, descalza y con el rostro dolido y lloroso. Sintieron pesar e impotencia cuando una mano la empuj√≥ y cay√≥ de bruces mientras le daban la orden desfachatada de que se parara. Como no pudo hacerlo, las dragoneantes la agarraron por los brazos y de un tir√≥n la pusieron en pie y a empellones la sacaron rumbo a la UTE, donde continu√≥ esposada -tal y como sali√≥- en una jaula a la intemperie hasta la media noche. El llanto y sus gritos fueron escuchados por internas de los patios contiguos y se despertaron sensibilidades y se adormecieron los miedos. Entonces denunciaron con el respaldo de muchas firmas. ¬†
 
El cuerpo de custodia está enojado. ¡Por supuesto! ¡Cómo no va a estarlo! no entienden por qué tanta alharaca por este incidente. Al fin y al cabo, medicina legal solo le dio 12 días de incapacidad a la reclusa, no hay testigos de lo que pasó en la esclusa y este método pedagógico es una práctica corriente. Prueba de ello es que dos días después de esta zorra, otro recluso que en un momento de desespero se había trepado a la terraza de la torre 1 fue golpeado por varios guardianes. Desde las ventanas de las celdas muchas reclusas vieron cómo lo pateaban y esta vez, quizás porque se sentían seguras lejos del alcance de la guardia agresora, se atrevieron a gritarles algunos insultos. Pero los hombres casi nunca denuncian, menos porque crean que es una diligencia inane y más porque en su imaginario viril, no es de "machos" quejarse.  
 
El INPEC, la Procuradur√≠a y la Defensor√≠a del Pueblo recibieron la denuncia del Comit√© de Derechos Humanos del patio y el testimonio juramentado de la reclusa que narra c√≥mo fue golpeada y ultrajada. Ya iniciaron las "exhaustivas investigaciones", pero si incluso cuando se han filmado los atropellos de las fuerzas del "orden" contra los civiles los hechos han quedado impunes, en las c√°rceles el riesgo es a√ļn mayor. ¬†
 
S√≠, es cierto, muchos pensar√°n que son delincuentes y que se lo merecen. Los b√°rbaros siempre se dan sus ma√Īas con los pretextos. Pero no es muy buen ejemplo el que reciben los prisioneros y la sociedad -sobre todo en estos d√≠as en que se discute la soluci√≥n pol√≠tica a los conflictos - viendo que los funcionarios del INPEC recurran a la violencia f√≠sica para castigar a los detenidos, as√≠ en gavilla como si fueran pandilleros y que el Estado lo avale con su indiferencia porque si es as√≠, entonces Napole√≥n tendr√≠a raz√≥n cuando al preguntarle qui√©n deb√≠a cuidar a los prisioneros, respondi√≥: "alguien m√°s bandido que ellos".


EN SOLIDARIDAD CON LILIANY

A los compa√Īeros del Comit√© de Solidaridad con los Presos Pol√≠ticos - Colombia:
Desde la Asociaci√≥n de ex-Detenidos Desaparecidos de la Argentina les hacemos llegar nuestra solidaridad con la compa√Īera Liliany Obando injustamente detenida por el Estado Colombiano por defender los Derechos Humanos de su Pueblo. ¬†
Este hecho, que se suma a la constante persecución a los militantes populares y en el particular al reciente asesinato de Carlos Alberto Pedraza Salcedo, muestran que mientras el pueblo colombiano desea y reclama la PAZ, se le responde con persecución, detención y asesinato de sus militantes
Reclamamos al gobierno colombiano en la figura del Presidente Juan Manuel Santos la inmediata libertad de Liliany Obando, convencidos que la persecución de los militantes populares impide el camino hacia la Paz.
Exigimos al Gobierno de Colombia
-Inmediata libertad a Liliany Obando
-Libertad a todos los Presos Políticos
Asociación de ex-Detenidos Desaparecidos (Argentina)


Historia de una infamia


 

Escrito por: David Ravelo Crespo: Inocente, víctima de un montaje criminal.
 
En el mes de junio del a√Īo 2007, el periodista Gerardo Reyes del Diario Miami Herald, me llam√≥ de Estados Unidos y me habl√≥ de un video donde aparec√≠a el presidente √Ālvaro Uribe V√©lez, reunido en Puerto Berr√≠o (Antioquia) con varios paramilitares de Barrancabermeja, me hizo llegar el video y me inform√≥ que hab√≠a hablado con varias personas y ninguna se atrevi√≥ a denunciar ese hecho. A mediados de junio de ese mismo a√Īo denunci√© esa reuni√≥n secreta ante los medios de comunicaci√≥n a nivel nacional; a partir de ese momento se desat√≥ contra el suscrito una feroz persecuci√≥n.
 
El 11 de febrero de 2008, la MAPP (OEA), me informó que un comando paramilitar, me estaba haciendo seguimiento para asesinarme; el gobierno me solicitó que abandonara Barrancabermeja, hecho que rechacé porque el Estado es quién debe garantizar la protección y garantía de los Derechos Humanos a los ciudadanos y a los defensores de Derechos Humanos.
 
El 17 de febrero de 2011, nuevamente la MAPP (OEA) me abordó para prevenirme, ya que tenían la certeza que ese grupo paramilitar iba a atentar contra mi integridad física colocando un artefacto de alto poder explosivo en mi sitio de residencia. Denunciamos el hecho a los organismos a nivel nacional e internacional, viéndome obligado a salir de la ciudad.
 
Los asesinos cambiaron de estrategia y parece que desistieron del asesinato f√≠sico y emprendieron la persecuci√≥n para ejercer el asesinato judicial. Es as√≠ como el 17 de abril de 2008, en la c√°rcel de Itag√ľ√≠ (F√°brica nacional de montajes), el delincuente confeso Mario Jaimes Mej√≠a, alias "El Panadero", habl√≥ en Justicia y Paz de una falsa reuni√≥n en el a√Īo 1991, supuestamente para preparar la muerte del ingeniero David N√ļ√Īez Cala, donde el criminal plante√≥ que el suscrito hab√≠a participado en la susodicha reuni√≥n con el ex congresista Ar√≠stides Andrade.
 
La Fiscalía Tercera de Barrancabermeja asumió la investigación y al no encontrar pruebas ni méritos para vincularme al proceso, tomó la decisión de no vincularme a la investigación porque no existía mérito para ello. Pero de manera sospechosa el Fiscal General de la Nación de la época, Mario Iguarán Arana, el 25 de marzo de 2009, trasladó el proceso de la ciudad de Barrancabermeja para la ciudad de Bogotá.
 
El 31 de julio de 2009, el √ļltimo d√≠a que Iguar√°n ejerc√≠a como Fiscal General, le asign√≥ el proceso al Fiscal 22 Antiterrorismo William Gildardo Pacheco Granados y este sin ninguna investigaci√≥n previa y desconociendo lo actuado por el Fiscal Tercero de Barrancabermeja, inmediatamente me vincul√≥ a la investigaci√≥n con llamado a indagatoria. A partir de ese momento comenz√≥ todo un mar de arbitrariedades donde se viol√≥ el debido proceso y el derecho a la defensa, y hubo una alianza macabra con el falso testigo alias "El Panadero". Prueba de ello, es que el investigador Jairo Salazar Medina, en dos ocasiones sac√≥ al se√Īor Fremio S√°nchez Carre√Īo, otro falso testigo, del patio siete de la c√°rcel La Picota al patio ERE 3, de Justicia y Paz, que se encuentra en la parte exterior de la c√°rcel, para que se reuniera con alias "El Panadero" y se pusieran de acuerdo en el montaje, con el fin de enlodar el nombre de David Ravelo Crespo. Esa fue la raz√≥n por la cual, estos criminales aplazaron la indagatoria con el fin de encontrarse y ponerse de acuerdo en el montaje, como ellos lo reconocieron, todo con la intervenci√≥n de Jairo Salazar Medina del CTI y el Fiscal criminal William Gildardo Pacheco Granados.
 
La prueba reina que ten√≠a la Fiscal√≠a era una foto en la que aparecen varias personas con la insurgencia de las FARC en un proceso de paz, y seg√ļn alias "El Panadero", David Ravelo aparec√≠a all√≠ en esa foto. Por eso en varias ocasiones alias "El Panadero" al dar la descripci√≥n f√≠sica de David Ravelo afirm√≥ que no era cara file√Īa, era alto y moreno: Estaba claro que no me conoc√≠a; se demostr√≥ que quien aparec√≠a en la foto era el periodista Miguel √Āngel Rico Garc√≠a del peri√≥dico Vanguardia Liberal, que se encontraba cubriendo dichos di√°logos. El doctor Horacio Serpa Uribe, el sacerdote Jaime Barba Rinc√≥n y el fot√≥grafo Jes√ļs Villamizar Rodr√≠guez
quien tom√≥ la foto, quienes participaron en dicha reuni√≥n, confirmaron que la persona que aparece en la foto es el periodista Miguel √Āngel Rico Garc√≠a, desmintiendo lo afirmado por el falso testigo alias "El Panadero".
 
El descaro de este montaje se evidenció cuando William Pacheco como Fiscal, y Jairo Salazar Medina como investigador, ubicaron en el patio siete de la cárcel La Picota, a un joven llamado Fernando Barbudo Chávez, para que declara en contra de David Ravelo, pero cuando mi abogado Alirio Uribe, contrainterrogó a ese falso testigo descubrió que esa persona para la fecha
de los hechos que me acusan, ten√≠a solamente nueve a√Īos de edad, quedando en evidencia el burdo montaje.
 
Otro elemento importante es que la Juez nombrada para llevar el proceso era de carrera administrativa y de manera inesperada fue cambiada por una Juez temporal que se encargó exclusivamente de mi caso. Esta persona actuó como un caballo perchero es decir, solamente estaba pensando en condenarme desconociendo las pruebas documentales y testimoniales que fueron allegadas al proceso y solamente basó su decisión en los testimonios de los dos falsos testigos.
 
El mar de irregularidades no paro allí: Luego se descubrió que el fiscal William Gildardo Pacheco Granados no podía ni debía ejercer esa función, porque el 6 de marzo de 1991, en la ciudad de Armenia siendo Teniente de la Policía Nacional, desapareció de manera forzada al joven Guillermo Hurtado Parra, hecho atroz que fue comprobado por la Procuraduría General de la Nación que lo destituyó en primera y segunda instancia, y la Justicia Penal Militar lo condenó; esta persona utilizó todas las instancias de la justicia colombiana como la Corte Suprema de Justicia, la Corte Constitucional y el Consejo de Estado que le confirmaron esta destitución por desaparición forzada, crimen de lesa humanidad, es decir está plenamente probado que este criminal que ejercía como Fiscal desapareció al joven Guillermo Hurtado Parra.
 
Qu√© paradoja, un violador de los Derechos Humanos como es William Gildardo Pacheco Granados, investigando a un defensor de Derechos Humanos; ¬Ņqu√© garant√≠as pod√≠a brindar en el proceso? obviamente ninguna. Este fue el juez natural que me investig√≥ cuando la Ley 270 de 1996 (Estatutaria de la Justicia) art√≠culo 150, numerales 5¬ļ y 6¬ļ, dice textualmente que quien haya sido destituido disciplinariamente o condenado penalmente, no puede ejercer ning√ļn cargo en la rama judicial y, esta fue la joya que me hizo meter a la c√°rcel, con falsas pruebas y a sabiendas que ten√≠a un impedimento del orden legal, por la inhabilidad especial que le impuso la Procuradur√≠a General de la Naci√≥n. Otro hecho irregular, fue la del investigador Jairo Salazar
Medina, quien para el a√Īo 1988 ejerc√≠a como Teniente de la Armada Nacional en la ciudad de Barrancabermeja, donde precisamente el 15 de enero de ese a√Īo, fue asesinado el dirigente sindical de la USO Manuel Gustavo Chac√≥n Sarmiento, por el Suboficial de la Armada Francisco P√©rez, quien fue condenado a diecis√©is a√Īos de c√°rcel por dicho asesinato, siendo el jefe inmediato del asesino para la √©poca de los hechos Jairo Salazar Medina.
 
El 6 de marzo de 1992, el peri√≥dico el Tiempo public√≥ una noticia criminal en la que se informa que el se√Īor Jairo Salazar Medina, hab√≠a sido destituido de la Armada Nacional por malos manejos en Fondo Rotario. Otra paradoja: Este sujeto sigue ejerciendo sus funciones como miembro del CTI de la Fiscal√≠a General de la Naci√≥n. Fue quien adelant√≥ la investigaci√≥n en
mi contra, estando impedido para ello.
 
Aqu√≠ lo que queda claro, es el tri√°ngulo del "bajo mundo delincuencial" donde el pecado une a estos tres personajes, para elaborar el montaje y cobrarme toda una vida en defensa de los Derechos Humanos, utilizando la mentira como su arma favorita y pisoteando la verdad. Est√° sumamente claro, que fui condenado sin pruebas y solamente exist√≠a el inter√©s il√≠cito de encarcelarme para sacarme del escenario p√ļblico, como defensor de Derechos Humanos.
 
He manifestado p√ļblicamente y con todo respeto, que los familiares del ingeniero David N√ļ√Īez Cala quien fue vilmente asesinado, est√°n en todo su derecho de exigir y conocer toda la verdad para que se aplique la debida justicia por este irremisible crimen, sobre la base de la verdad real, no la verdad ama√Īada y falsa, orquestada por un Fiscal criminal como lo es William Gildardo Pacheco Granados y unos falsos testigos como lo es el criminal confeso Mario Jaimes Mej√≠a, alias "El Panadero". Que entre otras cosas tambi√©n qued√≥ plenamente probado, que este sujeto desde la c√°rcel mand√≥ a secuestrar y violar a la destacada periodista Jineth Bedoya, hecho atroz que jam√°s confes√≥ en Justicia y Paz, es decir minti√≥ como es su costumbre.
 
Además, también tiene un proceso penal en curso por cuanto mandó a asesinar desde la cárcel al rector del Colegio veintiséis de marzo de Barrancabermeja. Tantos otros hechos que demuestran la capacidad para mentir de este sujeto, que la Fiscalía conoce de sus modos operandi.
 
Este proceso ama√Īado est√° lleno de un mar de mentiras; se ha afirmado que en mi contra existe "un acervo probatorio extenso" falso de toda falsedad: Solamente existen las declaraciones de los dos falsos testigos, esas son las supuestas "pruebas", no hay m√°s nada, por el contrario existen unas ampl√≠simas pruebas tanto documentales como testimoniales que demuestran mi inocencia.
 
De manera perversa se ha pretendido poner en tela de juicio mi actividad como defensor de Derechos Humanos al afirmar: "David Ravelo supuesto defensor de Derechos Humanos jam√°s tuvo ni amenazas, ni ejerci√≥ actos que promovieran alg√ļn riesgo", afirmaci√≥n falaz y mezquina que desconoce la memoria colectiva de la comunidad de Barrancabermeja donde he dedicado gran parte de mi vida a la defensa de los Derechos Humanos, como lo demuestra la orden San Pedro Claver de la Di√≥cesis de Barrancabermeja por toda una vida dedicada a la defensa de los Derechos Humanos, otorgada al suscrito el nueve (9) de septiembre del a√Īo 2009.
 
Toda la persecuci√≥n a la que he sido sometido, por defender la noble causa de los Derechos Humanos, la he resistido con tenacidad y dignidad afrontando el riesgo y venciendo las afrentas. A estos mentirosos les encaja muy bien las palabras del fil√≥sofo Lucio Anneo S√©neca, quien afirmo: "Muchos mienten para enga√Īar y otros porque est√°n enga√Īados".
 
Siempre he expresado que el tallo de la verdad se dobla pero jamás se quiebra, llegará el momento en que la verdad  va a develar todo ese plan macabro y poner en evidencia el papel de los falsos testigos, porque entre otras cosas, la misma Fiscalía General de la Nación le ha imputado cargos por fraude procesal en concurso con falso testimonio, al falso testigo Mario Jaimes Mejía alias "El Panadero"; la Fiscalía comprobó que este criminal mintió en mi proceso.
 
El pasado nueve (9) de febrero del presente a√Īo, el Juzgado Noveno Penal del Circuito de la ciudad de Bucaramanga aval√≥ la acusaci√≥n presentada por la Fiscal√≠a Tercera (3¬™) Especializada de la Unidad Nacional de Testigos Falsos, donde hace un examen exhaustivo de las pruebas testimoniales presentadas por: Luis Orrego, Pedro Gilberto Ni√Īo Pardo, Jorge Valencia, Orlando Noguera, Fernando Barbudo Ch√°vez y Jes√ļs Villamizar Rodr√≠guez, quienes con sus testimonios aclaran como se urdi√≥ el burdo montaje y por ende queda absolutamente demostrada la inocencia de David Ravelo Crespo y Jos√© Ar√≠stides Andrade.
 
Qued√≥ demostrado que las dos √ļnicas "pruebas testimoniales" en mi contra son falsas; ahora ¬Ņcu√°les son las razones legales para que el suscrito siga encarcelado por un delito que jam√°s comet√≠?
 
Pero tambi√©n es necesario mencionar que el Fiscal criminal William Gildardo Pacheco Granados, fue vinculado penalmente al proceso por desaparici√≥n forzada del joven Guillermo Hurtado Parra, por la Fiscal√≠a Sesenta y Siete Especializada, por el crimen de lesa humanidad que es el de desaparici√≥n forzada, quedando claro que este "juez natural" que me encarcel√≥, no ten√≠a jurisdicci√≥n para ejercer porque no era competente, y fue quien direccion√≥ todo el montaje contra el suscrito, creando toda esta mara√Īa de mentiras para de manera injusta encarcelarme.
 
Seguiré utilizando todas las instancias del orden nacional e internacional (Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA) para dejar clara mi plena inocencia, y decirle a la comunidad nacional e internacional que a pesar del martirio al que he sido sometido, sigo con la frente en alto y desde la cárcel estoy cumpliendo con mis actividades que he realizado toda
mi vida, como es la de ser defensor de los Derechos Humanos, porque ejercer esa noble y loable actividad en este país implica asumir un riesgo, lo seguiré asumiendo y estoy seguro que al final del sendero, la luz de la verdad brillará con todo su fulgor y la ignominia a la que he sido sometido la venceremos, por cuanto definitivamente la verdad me hará libre.
 
Atentamente,
 
DAVID RAVELO CRESPO
Prisionero Político y de conciencia, víctima de un montaje criminal


Presos políticos piden al Gobierno cesar ofensiva militar - ¡Menos guerra, más paz!

ERON Picota, febrero 20 del 2015
Fuente: http://www.semanariovoz.com/2015/02/21/presos-politicos-piden-al-gobierno-cesar-ofensiva-militar/

El d√≠a de ayer las autoridades penitenciarias llevan al patio 11 de la c√°rcel de ERON Picota, Bogot√°, al prisionero de guerra Juan Duque Nieto CC 80320224, conocido como Jes√ļs Mart√≠nez, comandante del Frente 28 de las FARC-EP, ‚Äúcari√Īosamente Chucho‚ÄĚ.

Nuestro camarada fue capturado el 11 de febrero luego de un asalto del ej√©rcito en la vereda Sina√≠ del municipio de S√°cama en Casanare, con herida de bala de fusil en pierna derecha parti√©ndole el f√©mur. En aquel asalto muere el camarada ‚ÄúOlimpo Maraco‚ÄĚ y son capturadas dos guerrilleras, ‚ÄúValentina‚ÄĚ y ‚ÄúYadira‚ÄĚ.

Hoy hace dos meses nuestra organizaci√≥n guerrillera revolucionaria, en un acto de paz y contrici√≥n, decret√≥ un cese al fuego unilateral, cese que se ha cumplido a cabalidad; pero el r√©gimen, con su actitud guerrerista de no dar muestras de paz y cuando las damos se toman como muestras de debilidad, ha usado nuestro altruista gesto como ignominioso m√©todo de asediar constantemente a nuestras unidades guerrilleras. El Ej√©rcito no ha cesado los operativos en comandos peque√Īos en las zonas, empleando francotiradores y desembarcos helico-transportados contra nuestras estructuras.

Pero la cosa no es solo contra nuestras estructuras guerrilleras. Lo macabro y siniestro del plan de guerra de las FF.AA. y su doctrina de enemigo interno es que mantienen un asedio constante contra la poblaci√≥n civil, que aparte de robarles sus animales, da√Īarles sus cultivos de pan comer y golpearlos, son llevados presos acusados de rebeli√≥n y terrorismo, entre otros, todo por el √ļnico delito de estar en zonas de confrontaci√≥n.

Como gesto de paz, pedimos al Gobierno Nacional cesar ya la ofensiva militar contra nuestro pueblo y que en su defecto se decrete un cese bilateral de fuegos como verdadero gesto de paz; igualmente pedimos un tratamiento digno y acorde a los postulados del prisionero de guerra herido en combate, brind√°ndole todos los tratamientos m√©dicos y quir√ļrgicos que se requieran para su recuperaci√≥n; que no se dilaten los tratamientos y citas m√©dicas como m√©todo de tortura usado por el Inpec contra los nuestros.

A los sectores sociales y populares a no desfallecer en la b√ļsqueda del cese al fuego bilateral.