INSPP CONDENA EL ARRESTO DE LA RECONOCIDA DEFENSORA DE LOS DERECHOS HUMANOS LILIANY OBANDO

La Red Internacional de Solidaridad con las y los Prisioneros Pol铆ticos Colombianos (INSPP) condena en los t茅rminos m谩s en茅rgicos el arresto de la reconocida defensora de los derechos humanos Liliany Obando.

El caso de Liliany Obando y la de varios cr铆ticos de alto perfil de la gesti贸n de los derechos humanos por parte del Gobierno colombiano se hizo notorio en todo el mundo cuando se demostr贸 que las acusaciones contra varios de estos respetados activistas fueron montajes judiciales y motivados pol铆ticamente.

Liliany sirvi贸 casi cuatro a帽os en la prisi贸n de mujeres El Buen Pastor en Bogot谩 del 8 de agosto del 2008, y puesta bajo libertad provisional el 1 de marzo de 2012. Luego fue puesta bajo arresto domiciliario. Su trayectoria profesional y la capacidad para mantener a su familia ha sido totalmente interrumpida.

Liliany fue condenada por 鈥渞ebeli贸n鈥 a cinco a帽os y ocho meses de prisi贸n y se le impuso una multa colosal de alrededor de US$400.000.

Todo parece indicar que el per铆odo inmensamente estresante para Liliany y su familia durante meses de detenci贸n, libertad provisional y arresto domiciliario no ser谩n contados como tiempo cumplido de la sentencia.

La Fiscal铆a emiti贸 una orden de captura en contra de Liliany Obando el 28 de julio y fue practicada el 5 de agosto. La captura se llevo a cabo al mismo tiempo que sus abogados presentaran una solicitud de libertad condicional. Todo indica que se est谩 llevando a cabo una vendeta contra Liliany por parte del gobierno del Presidente Santos.

La Red-INSPP pide al gobierno del Presidente Santos liberar a Liliany Obando inmediatamente y garantizar su seguridad f铆sica y mental, mientras se encuentre a manos de las autoridades.

Hacemos un llamado a las organizaciones de derechos humanos, sindicatos, parlamentarios y todas las personas de buena voluntad para apoyar la demanda por la liberaci贸n de Liliany para que pueda regresar a su casa y as铆 poder cuidar a su familia.

En solidaridad,

RED-INTERNACIONAL DE SOLIDARIDAD CON LAS PRISIONERAS Y PRISIONEROS POL脥TICOS COLOMBIANOS 鈥 INSPP

Download File INSPP condena arresto de Liliany Obando.docx.pdf
[631.6kb]


INSPP CONDEMNS TAKING BACK INTO CAPTIVITY OF LILIANY OBANDO

The International Network in Solidarity with Colombia's Political Prisoners condemns in the strongest terms the taking back into captivity of renowned human rights defender Liliany Obando.

Liliany's case and that of several other high profile critics of the Colombian government's human rights record became notorious throughout the world when it was shown that the charges against these respected activists were trumped up and politically motivated.

Liliany served nearly four years in the Buen Pastor Women鈥檚 Prison in Bogot谩 from 8th August 2008 before being released into provisional liberty on 1st March 2012. She was then placed under house arrest. Her professional career and ability to provide for her family has been totally disrupted.

Liliany was sentenced to five years and eight months imprisonment and given a colossal fine of around US$400,000 on the catch-all conviction of 鈥渞ebellion鈥. It appears the immensely stressful period for Liliany and her family during provisional liberty and house arrest will not be counted towards her time served.

The Fiscalia issued a warrant for her arrest on 28th July and executed on 5th August. The move to take her back into custody happens as her lawyers were lodging an application for her Conditional Release and against the patently unjustifiable sentence. A vendetta against Liliany on the part of the government of President Santos is being pursued.

The INSPP calls on the Santos government to release Liliany immediately and to guarantee her physical and mental safety while in the charge of authorities.

We call on human rights organisations, trade unions, parliamentarians and all people of good will to support the demand for Liliany's release so that she can return home to care for her family.

In solidarity,

International Network in Solidarity with Colombia鈥檚 Political Prisoners, INSPP

7th August 2014

Download File INSPP condenms Liliany Obando's detention.pdf
[632.2kb]



SOLIDARIDAD CON MIGUEL ANGEL BELTRAN Y LILIANY OBANDO REVICTIMIZADOS POR EL ESTADO COLOMBIANO



Miguel y Liliany son dos soci贸logos de la Universidad Nacional de Colombia, los dos fueron encarcelados por largos a帽os como prisioneros pol铆ticos, Miguel fue absuelto y Liliany fue dejada en libertad provisional tras haberla mantenido por casi cuatro a帽os en prisi贸n sin haber sido condenada.聽 En esta nueva etapa de revictimizaci贸n de Miguel y Liliany, Miguel ha sido inhabilitado para ejercer cargos p煤blicos por 13 a帽os por el Procurador Inquisidor, Alejandro Ordo帽ez, lo que implica la destituci贸n de su cargo como profesor en la Universidad Nacional de Colombia.聽 Liliany ha sido sentenciada injustamente bajo serias irregularidades e ilegalidades a 70 meses de prisi贸n y una multa de 707 millones de pesos (cerca de 400.000 d贸lares), una multa impagable para una madre cabeza de familia. A Miguel y Liliany se les persigue por ser pensadores cr铆ticos y opositores pol铆ticos.
Llamamos a la聽 m谩s amplia solidaridad con Miguel Y Liliany.聽 Rechazamos la persecuci贸n a la libertad de pensamiento, rechazamos la destituci贸n de Miguel Angel Beltr谩n y reclamamos la libertad inmediata de Liliany Obando.

EL SILENCIO NO ES ALTERNATIVA

CATEDRA LIBRE Y ABIERTA CONTRA LA NUEVA INQUISICI脫N


EN COLOMBIA SE APLICA EL DERECHO PENAL DEL ENEMIGO CONTRA PRISIONEROS POLITICOS

En el Encuentro Regional organizado por la Coalici贸n Larga Vida a las Mariposas se discutieron temas como las violaciones a los derechos humanos de los prisioneros pol铆ticos, el r茅gimen carcelario colombiano, los montajes judiciales y la posibilidad de una amnist铆a para todos, entre otros temas.


Mientras en la tarima los actores representaban el drama de los prisioneros pol铆ticos en la tercera fila del auditorio Fundadores de la Universidad Aut贸noma, Blanca D. Guti茅rrez madre de Cristian David Leyva, uno de los 9.500 prisioneros pol铆ticos colombianos, lloraba conmovida.


Cristian David fue capturado cuando ten铆a 18 a帽os y se est谩 haciendo hombre tras las rejas. Cursaba tercer semestre de universidad cuando lo detuvieron y ahora pasa sus d铆as en una c谩rcel colombiana en condiciones infrahumanas.


Blanca no puede contener las l谩grimas al hablar de su hijo. El efecto psicol贸gico ha sido nefasto para los miembros de su familia separada debido al encarcelamiento de Cristian.
?Cristian es un muchacho sano que ha聽 trabajado como voluntario con personas pobres y pertenec铆a a las bases de聽 Mesa Amplia Nacional Estudiantil, Mane, cuando fue privado de su libertad?, afirma Blanca.


脡l fue acusado de fabricaci贸n, tr谩fico y porte de armas y municiones de uso privativo de las fuerzas armadas seg煤n el art铆culo 366 del C贸digo Penal colombiano.


Pero Cristian no fue el 煤nico. Junto a 茅l estaba Xiomara Torres, estudiante de quinto semestre de f铆sica en la Universidad Pedag贸gica Nacional,聽 detenida en la c谩rcel de mujeres en Bucaramanga.


Cristian y Xiomara hacen parte del grupo de cinco estudiantes, junto 脡rika Aguirre, Jaime Bueno, Diego Ortega y el profesor Carlo Carrillo, capturados y v铆ctimas -seg煤n denuncian sus abogados y familiares- de un falso positivo judicial montado en Lebrija (Santander) en el a帽o 2012.


Gladys Jim茅nez, madre de Xiomara ha denunciado con vehemencia los hechos por los cuales su hija cumpli贸 22 a帽os de edad y 22 meses en prisi贸n, lejos de sus seres queridos.
Gladys present贸 una denuncia penal contra el polic铆a Cuper Diomedez D铆az Amado[1] por lo que considera un montaje. Los estudiantes fueron invitados a una ?reuni贸n? en la finca Villa Karen, en Lebrija (Santander). All铆 a las las 6:05 de la ma帽ana, del 26 de septiembre de 2012, se llev贸 a cabo un allanamiento y registro en el cual fueron halladas 300 papas bomba.[2]
Galdys y Blanca insisten en que sus hijos son inocentes y explican que D铆az se gan贸 la confianza de 茅stos para tenderles una trampa raz贸n por la cual hoy est谩n privados de su libertad.


En el caso de Xiomara, relata Gladys: ?ella le cont贸 a D铆az acerca de sus ancestros, Ignacio Torres uno de los fundadores del comunismo en Colombia,聽 y de su participaci贸n en las asambleas estudiantiles como miembro de la MANE?.
Esto le sirvi贸 para presentarla como una persona peligrosa. Pero ella es una joven聽 juiciosa, inteligente, dice su Gladys, y tambi茅n vulnerable, que sufre ahora el rigor de la c谩rcel y se angustia al no saber cu谩ndo recobrar谩 su libertad.

?El silencio no es alternativa?
Parece que se persigue a la academia ?estudiantes y profesores- pero la academia p煤blica y cr铆tica. A Miguel 脕ngel Beltr谩n, reconocido acad茅mico, profesor de la Universidad Nacional y ex prisionero pol铆tico lo sancion贸 disciplinariamente la Procuradur铆a General de la Naci贸n.
La Procuradur铆a lo destituy贸 e inhabilit贸 por 13 a帽os para ejercer cargos p煤blicos por considerar que tiene nexos con la guerrilla[3]. Esto ocurri贸 pese a que en el pasado fue absuelto de los delitos de rebeli贸n y concierto para delinquir tras permanecer dos a帽os en prisi贸n.[4]


Las consecuencias de este fallo disciplinario son graves. ?Hay persecuci贸n a la oposici贸n, al pensamiento cr铆tico. Esto demuestra que las posibilidades para la expresi贸n pol铆tica y cr铆tica son m铆nimas, son bloqueadas por organismos como la procuradur铆a para acallar?, afirma Miguel 脕ngel Beltr谩n.


?Adem谩s me parece grave en t茅rminos de la autonom铆a universitaria. Por primera vez un profesor es destituido por un organismo que no tiene nada que ver con la universidad. Esto atenta contra la libertad de c谩tedra y criminaliza la comunidad acad茅mica?, enfatiza.
?La persecuci贸n es sistem谩tica, no son casos aislados. Francisco Toloza, Carlo Carrillo, Fredy Juli谩n Cort茅s y William Javier son solo algunos ejemplos de este tipo de casos y que son silenciados por los medios de comunicaci贸n?, agrega Miguel 脕ngel Beltr谩n.


El tema de la invisibilizaci贸n de los prisioneros pol铆ticos fue recurrente durante el encuentro de la Coalici贸n Larga Vida a las Mariposas. Horacio Castro, de la organizaci贸n Semilla y Memoria, que trabaja en defensa y solidaridad de prisioneros pol铆ticos. dijo que este evento es importante para visibilizar esta situaci贸n que seg煤n el Estado no existe.


?Con estas actividades queremos decirle a la opini贸n p煤blica que efectivamente s铆 hay prisioneros pol铆ticos. Porque hay una contradicci贸n entre lo que dice el presidente y lo聽 que dice la constituci贸n, 茅sta 煤ltima reconoce el delito de rebeli贸n. S铆 se es rebelde es por motivaciones pol铆ticas?, afirma Castro.


En Colombia se ha tratado de desdibujar el delito pol铆tico y muchos han sido juzgados por narcotr谩fico, porte ilegal de armas y otros cargos para que desaparezca el delito pol铆tico?, a帽ade.


A pesar de la escasa participaci贸n de organizaciones sociales, medios de comunicaci贸n, acad茅micos y pol铆ticos, el encuentro聽 regional de la Coalici贸n Larga Vida a las Mariposa聽 logr贸 romper el silencio.


En el auditorio se escucharon los mensajes de video y audio de prisioneros pol铆ticos y de guerra. Liliany Obando[5], Ren茅 Nari帽o[6] y David Ravelo saludaron a la audiencia desde sus lugares de reclusi贸n.


Sus mensajes invitaban a la unidad en el activismo por las prisioneras y prisioneros pol铆ticos y estaban cargados de fuerza, esperanza y optimismo. David Ravelo, afirmaba desde la c谩rcel con voz firme: ? el delito de opini贸n ha sido establecido en la pr谩ctica y quienes asumimos la actividad cr铆tica frente al establecimiento se nos condena a la muerte f铆sica, judicial o pol铆tica. As铆 como yo hay miles de prisioneras y prisioneros pol铆ticos en este pa铆s, detenidos por el delito de conciencia?:


Es importante recordar que los prisioneros de guerra, las personas judicializadas en protestas sociales, en los paros campesinos, por su participaci贸n en medios alternativos, prisioneros de conciencia, estudiantes, y profesores, entre otros, son prisioneros pol铆ticos.


El enemigo es la No Persona
David Albarrac铆n, abogado defensor de derechos humanos y defensor de prisioneros pol铆ticos, cuestiona el hecho de que en Colombia no se vea m谩s all谩 de la justicia retributiva[7].
En su opini贸n, un conflicto no se termina a trav茅s de la justicia retributiva que no sirve tampoco para solucionar conflictos menores como el hurto. Albarrac铆n se帽ala que en Colombia se聽 aplica una ?justicia de expiaci贸n?, del sufrimiento heredada del catolicismo.


En este mismo sentido, la abogada Teresa Mart铆nez Pinto, defensora de derechos humanos, cuestiona la pol铆tica criminal y el r茅gimen penitenciario y carcelario en Colombia.


En su ponencia Mart铆nez argumenta que la pol铆tica criminal colombiana se caracteriza por ser reactiva, con incoherencias y carente de perspectiva de derechos humanos.


Adem谩s se帽ala que la pol铆tica criminal colombiana muestra un tendencia al endurecimiento punitivo, como manifestaci贸n ?del populismo punitivo?, comprobable con la creaci贸n de nuevas figuras delictivas (36 modificaciones a la ley penal).


Asimismo dice que la pol铆tica criminal en nuestro pa铆s no es reflexiva con respecto al contexto particular, social聽 y de derechos humanos,聽 y est谩 subordinada a la pol铆tica criminal por la pol铆tica de seguridad seg煤n los vaivenes de la guerra y la paz.


Mart铆nez fue enf谩tica al afirmar que: ?la pol铆tica criminal al igual que la pol铆tica penitenciaria y carcelaria, no deben ser el resultado de la reacci贸n聽 frente a una situaci贸n聽 coyuntural, sino que deben tener vocaci贸n de permanencia y deben sustentarse en el respeto de la dignidad humana, en la vigencia de los derechos y libertades de las personas privadas de la libertad y en los principios que deben mantener y desarrollar el derecho penal dentro de un Estado social y democr谩tico?.


Pero esto no ocurre en Colombia donde los prisioneros son v铆ctimas de un sistema carcelario con m煤ltiples falencias[8] y contra el cual las denuncias[9] no cesan y no siempre son atendidas por el gobierno[10].


En su ponencia Teresa Mart铆nez menciona la relaci贸n de la pol铆tica criminal del Estado colombiano con lo que se ha denominado el ?Derecho Penal del Enemigo?, t茅rmino acu帽ado por G眉nter Jakobs[11], catedr谩tico em茅rito de la Universidad de Bonn, Alemania.


En su exposici贸n Mart铆nez explica que el derecho penal del enemigo se caracteriza por su tendencia a una mayor punibilidad, penas demasiado altas y la relativizaci贸n o supresi贸n, en algunos casos, de garant铆as procesales para el prisionero.


?Otro aspecto fundamental del ?derecho penal del enemigo?, es su caracter铆stica de derecho penal de autor. Esto significa que la punibilidad se determina por las caracter铆sticas que re煤ne cierta persona. Por ejemplo, su pertenencia a la guerrilla?[12], a帽ade Mart铆nez.


Para demostrar esa tendencia de la aplicaci贸n del derecho penal del enemigo. Teresa Mart铆nez cita el Decreto 2002 de 2002[13], del cual una parte de su articulado fue declarado inconstitucional por la Corte Constitucional en su sentencia C-1024 de 2002.


Ese decreto, prosigue Mart铆nez, establece condiciones de procedimientos diferentes para las personas que residen en esas zonas de rehabilitaci贸n, establecidas durante el periodo de conmoci贸n interior declarado entonces.
?En ese orden de ideas, la pr谩ctica del derecho penal del enemigo implica la aplicaci贸n de reglas diferentes a las del derecho penal normal o aplicables al ciudadano normal, infractor de otros il铆citos (?) Se trata por tanto de dos derechos penales distintos y con distintas finalidades o funciones, comprendidos en un mismo ordenamiento?[14].


?El enemigo, se dice, ser铆a una no persona, por lo tanto puede ser tratado como tal, pidiendo llegar a los extremos de autorizar m茅todos proscritos por el derecho internacional de los derechos humanos como la tortura para lograr confesi贸n o delaci贸n de supuestos c贸mplices o la suspensi贸n de t茅rminos y garant铆as procesales a conveniencia de la autoridad judicial?.[15]
Por todas estas razones Uldarico Fl贸rez, de la Brigada Jur铆dica Eduardo Uma帽a Mendoza, se帽al贸 que trabajan para visibilizar a los prisioneros que no hasta ahora no ten铆an voz, ni rostro.


Adem谩s la Coalici贸n Larga Vida a las Mariposas prepara un documento para el pr贸ximo Foro Nacional de V铆ctimas a realizarse en Cali, los pr贸ximos 3, 4 y 5 de agosto, en el cual propondr谩n amnist铆a e indulto para las prisioneras y prisioneros pol铆ticos y de guerra.
La propuesta va m谩s all谩. Fl贸rez se帽ala que tambi茅n聽 esperan demostrar que 茅stos son v铆ctimas del Estado porque se les han violado los derechos humanos de manera sistem谩tica y permanente[16].


Finalmente, Uldarico Flor茅z se帽ala que propondr谩n adem谩s que Liliany Obando, prisionera pol铆tica, Miguel 脕ngel Beltr谩n, y Ren谩n Vega Cantor, reconocido intelectual聽 colombiano, formen parte de la Comisi贸n Hist贸rica de la Verdad para garantizar que la historia sea contada desde las v铆ctimas.


[1] Denuncia Penal Denunciante: Gladys Paulina Jim茅nez. Ver demanda completa en archivo adjunto.
[2]. http://www.vanguardia.com/judicial/176343-con-300-papas-bomba-los-7-capturados-en-lebrija-querian-provocar-disturbios-en-la-ui
[3] http://www.elespectador.com/noticias/judicial/procuraduria-sanciono-disciplinariamente-al-profesor-mi-articulo-444365
[4] http://elturbion.com/?p=1659
[5]聽 http://www.es.lapluma.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5719:2014-04-16-19-26-02&catid=108:prisioneros-politicos&Itemid=463
[6]聽 http://www.es.lapluma.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5777:2014-05-07-14-47-09&catid=108:prisioneros-politicos&Itemid=463
[7] http://centrodeartigos.com/revista-digital-educacion-tecnologia-educativa/contenido-9912.html.聽 http://www.cscsb.org/espanol/retribution_vs_restoration_espanol.html
[8]En cuanto a la pol铆tica penitenciaria y carcelaria, la cr铆tica situaci贸n que aborda el sistema debido a: i) la falta de separaci贸n clara entre sindicados y condenados, ii) la falta de atenci贸n adecuada en materia de salud, iii) la falta de personal suficiente dedicado a la capacitaci贸n de personas privadas de su libertad; iv) la falta de oportunidades de estudio, trabajo e ingresos que garanticen la resocializaci贸n de los reclusos, y v) las dificultades estructurales en la aplicaci贸n de un tratamientopenitenciario progresivo, entre otras, se constituyen, a aparte de la persistencia del Estado de Cosas Inconstitucional, en un indicador de las graves violaciones a los derechos humanos que se producen enel pa铆s.聽 Ponencia: Pol铆tica Criminal y R茅gimen
[9] http://justiciaypazcolombia.com/Presos-politicos-de-Yopal.
[10] https://www.reiniciar.org/node/561
[11] El derecho penal conoce dos polos o tendencias de sus regulaciones Por un lado, el trato con el ciudadano, en el que se espera hasta que 茅ste exterioriza su hecho para reaccionar, con el fin de confirmar la estructura normativa de la sociedad, y por otro, el trato con el enemigo, que es interceptado muy pronto en el estadio previo y al que se le combate por su peligrosidad. G眉nter Jakobs y Manuel Cancio Meli谩. El Drecho Penal del Enemigo. P谩gina 42. Thomson, civitas, 2003.
[12]Pol铆tica Criminal y R茅gimen Penitenciario y Carcelario en Colombia. Teresa Mart铆nez Pinto. Bogot谩 26 de julio, 2014. Encuentro Preparatorio Centro Oriente.
[13]Por el cual se adoptan medidas para el control del orden p煤blico y se definen las zonas de rehabilitaci贸n y consolidaci贸n. Diario Oficial 44.930, 11 de septiembre de 2002.
[14]Pol铆tica Criminal y R茅gimen Penitenciario y Carcelario en Colombia. Teresa Mart铆nez Pinto. Encuentro Preparatorio Centro Oriente. Bogot谩 26 de julio, 2014.
[15]Ibid.
[16] http://radiomacondo.fm/2014/03/21/ante-la-onu-denunciado-gobierno-colombiano-por-violacion-de-ddhh-y-politicos/

Texto y fotos: Fernanda S谩nchez Jaramillo, periodista, mag铆ster en relaciones internacionales y trabajadora comunitaria
www.radiomacondo.fm


Una voz de auxilio

Una voz de auxilio, denuncia y colaboraci贸n hacemos los familiares de las
victimas del montaje judicial: Lebrija 26
[image: lebrija]

22 DE Julio 2014

Hoy se dirigen hacia ustedes las seis familias que han decidido librar la
batalla contra un estado corrupto, perseguidor y criminal empe帽ado en
mantener privados de la libertad a Carlos, Cristian, Xiomara, Erika, Alexis
y Diego.Cinco estudiantes y un profesor de Ciencias Sociales v铆ctimas de un
montaje judicial a manos del agente de la polic铆a Nacional CUPER DIOMEDEZ
DIAZ AMADO, quien se hizo pasar por estudiante de la universidad Pedag贸gica
Nacional, y quien el 26 de Septiembre del 2012 entreg贸 a los 6 j贸venes como
miembros de un supuesto n煤cleo de las FARC en Lebrija Santander.

El 26 de septiembre es una fecha que se traduce en un nudo en la garganta,
una oscuridad absoluta en el coraz贸n y una inevitable tristeza que se
hospeda en las personas que sentimos la penosa situaci贸n de injusto
encarcelamiento de nuestros hijos, que聽 como muchas y muchos de nosotros,
creemos en una sociedad mejor, donde uno de los principios y valores
b谩sicos para lograrlo se encuentra en la educaci贸n como ejercicio social y
emancipador, pero todo hay聽 que decirlo, Colombia es un escenario complejo
para pensar, decir y llevar a cabo acciones relacionadas con mecanismos de
trasformaci贸n, liberaci贸n y justicia social.

Hoy son 21 meses desde que ellos fueron detenidos en Bucaramanga-Santander,
producto de un montaje del que precisaban en ese momento las fuerzas
militares para rendir cuentas en el Consejo comunitario que llev贸 acabo
Juan Manuel Santos sobre esa fecha. Los militares y la polic铆a nacional
entregaron su trofeo de guerra al mandatario y la opini贸n p煤blica expresada
a los medios de desinformaci贸n, que en estos casos abanderan los triunfos
ficticios tras c铆nicas cortinas de humo.

En las Universidades p煤blicas existe un asedio de polic铆as infiltrados que
reciben sueldo, ascensos y lo que es peor a煤n, un cupo universitario que
deber铆a ser para un o una joven que desee continuar la formaci贸n
universitaria. La fabricaci贸n de montajes con las m谩s bajas artima帽as de
enga帽o, seducci贸n y manipulaci贸n permite garantizar la inversi贸n anual del
estado colombiano en cursos de agentes de inteligencia en el marco de las
pol铆ticas de seguridad.

En este momento nuestro hijos se encuentran en una c谩rcel de Colombia,
sentenciados seg煤n lo indica la ley 1453 de seguridad ciudadana, envueltos
en un montaje judicial creado por un polic铆a nacional sin orden de trabajo
y todas las ilegalidades posibles en un proceso, sin embargo, el juez y la
fiscal a cargo se empe帽an en continuar con el lienzo de impunidad e
injusticia que caracteriza este sistema judicial, que si se compara con
cualquier estatuto de seguridad utilizado por los reg铆menes militares-
dictoriales, no tiene mucho que envidiar, con la 煤nica diferencia que
proviene de un pa铆s que dice vivir en democracia y promover el respeto a
los derechos humanos, evidentemente un discurso totalmente opuesto a la
realidad.

En varias ocasiones les han negado la justa y debida nulidad a la medida de
aseguramiento, es decir la libertad. Se comprueba que el caso de *Lebrija
26 *como el de muchos otros en este pa铆s ratifica la falta de voluntad y
respeto al desarrollo de un proceso honesto, por el contrario la defensa
est谩 enfrentando a artima帽as que llevan al desgaste, la desesperaci贸n e
intimidaci贸n. Porque en eso se ha convertido la realidad de este proceso,
un escenario para sentir el pasar del tiempo desolador, implacable
torturador minuto a minuto no titubea en demarcar las barreras entre la
libertad y el encierro.

Hoy nos convocamos, unimos y caminamos junto a la Coalici贸n* ?LARGA VIDA A
LAS MARIPOSAS? *porque nos convencemos que las batallas no se ganan con
tonos singulares, aislados y m铆nimos. Entendemos, ahora m谩s que nunca la
necesidad de unirnos bajo una misma bandera de dignidad y justicia que
muestre nuestra voz contestataria ante la acci贸n criminal de querer
mantener nuestros hijxs tras las rejas de la C谩rcel Modelo de Bucaramanga.

Rechazamos y denunciamos este *FALSO JUDICIAL *como montaje y arma de
guerra en un pa铆s en donde se acude a clientelismo judicial para dejar en
evidencia la debilidad voluntaria de la institucionalidad.

HOY NOS COMPROMETEMOS A UNIR NUESTRA VOZ Y FUERZAS PARA TRAER DE VUELTA A
TODXS AQUELLXS QUE NUNCA DEBIERON QUITAR DE NUESTRO LADO.

*LAS FAMILIAS DEL CASO LEBRIJA 26 DE SEPTIEMBRE*

*EXIGIMOS QUE NOS DEVUELVAN A NUESTROS HIJOS.*

*LIBERTAD YA!*

Download File lebrija.pdf
[941.2kb]