SOLIDARIDAD CON MIGUEL ANGEL BELTRAN Y LILIANY OBANDO REVICTIMIZADOS POR EL ESTADO COLOMBIANO



Miguel y Liliany son dos soci√≥logos de la Universidad Nacional de Colombia, los dos fueron encarcelados por largos a√Īos como prisioneros pol√≠ticos, Miguel fue absuelto y Liliany fue dejada en libertad provisional tras haberla mantenido por casi cuatro a√Īos en prisi√≥n sin haber sido condenada.¬† En esta nueva etapa de revictimizaci√≥n de Miguel y Liliany, Miguel ha sido inhabilitado para ejercer cargos p√ļblicos por 13 a√Īos por el Procurador Inquisidor, Alejandro Ordo√Īez, lo que implica la destituci√≥n de su cargo como profesor en la Universidad Nacional de Colombia.¬† Liliany ha sido sentenciada injustamente bajo serias irregularidades e ilegalidades a 70 meses de prisi√≥n y una multa de 707 millones de pesos (cerca de 400.000 d√≥lares), una multa impagable para una madre cabeza de familia. A Miguel y Liliany se les persigue por ser pensadores cr√≠ticos y opositores pol√≠ticos.
Llamamos a la  más amplia solidaridad con Miguel Y Liliany.  Rechazamos la persecución a la libertad de pensamiento, rechazamos la destitución de Miguel Angel Beltrán y reclamamos la libertad inmediata de Liliany Obando.

EL SILENCIO NO ES ALTERNATIVA

CATEDRA LIBRE Y ABIERTA CONTRA LA NUEVA INQUISICI√ďN


EN COLOMBIA SE APLICA EL DERECHO PENAL DEL ENEMIGO CONTRA PRISIONEROS POLITICOS

En el Encuentro Regional organizado por la Coalición Larga Vida a las Mariposas se discutieron temas como las violaciones a los derechos humanos de los prisioneros políticos, el régimen carcelario colombiano, los montajes judiciales y la posibilidad de una amnistía para todos, entre otros temas.


Mientras en la tarima los actores representaban el drama de los prisioneros políticos en la tercera fila del auditorio Fundadores de la Universidad Autónoma, Blanca D. Gutiérrez madre de Cristian David Leyva, uno de los 9.500 prisioneros políticos colombianos, lloraba conmovida.


Cristian David fue capturado cuando ten√≠a 18 a√Īos y se est√° haciendo hombre tras las rejas. Cursaba tercer semestre de universidad cuando lo detuvieron y ahora pasa sus d√≠as en una c√°rcel colombiana en condiciones infrahumanas.


Blanca no puede contener las lágrimas al hablar de su hijo. El efecto psicológico ha sido nefasto para los miembros de su familia separada debido al encarcelamiento de Cristian.
?Cristian es un muchacho sano que ha  trabajado como voluntario con personas pobres y pertenecía a las bases de  Mesa Amplia Nacional Estudiantil, Mane, cuando fue privado de su libertad?, afirma Blanca.


√Čl fue acusado de fabricaci√≥n, tr√°fico y porte de armas y municiones de uso privativo de las fuerzas armadas seg√ļn el art√≠culo 366 del C√≥digo Penal colombiano.


Pero Cristian no fue el √ļnico. Junto a √©l estaba Xiomara Torres, estudiante de quinto semestre de f√≠sica en la Universidad Pedag√≥gica Nacional,¬† detenida en la c√°rcel de mujeres en Bucaramanga.


Cristian y Xiomara hacen parte del grupo de cinco estudiantes, junto √Črika Aguirre, Jaime Bueno, Diego Ortega y el profesor Carlo Carrillo, capturados y v√≠ctimas -seg√ļn denuncian sus abogados y familiares- de un falso positivo judicial montado en Lebrija (Santander) en el a√Īo 2012.


Gladys Jim√©nez, madre de Xiomara ha denunciado con vehemencia los hechos por los cuales su hija cumpli√≥ 22 a√Īos de edad y 22 meses en prisi√≥n, lejos de sus seres queridos.
Gladys present√≥ una denuncia penal contra el polic√≠a Cuper Diomedez D√≠az Amado[1] por lo que considera un montaje. Los estudiantes fueron invitados a una ?reuni√≥n? en la finca Villa Karen, en Lebrija (Santander). All√≠ a las las 6:05 de la ma√Īana, del 26 de septiembre de 2012, se llev√≥ a cabo un allanamiento y registro en el cual fueron halladas 300 papas bomba.[2]
Galdys y Blanca insisten en que sus hijos son inocentes y explican que Díaz se ganó la confianza de éstos para tenderles una trampa razón por la cual hoy están privados de su libertad.


En el caso de Xiomara, relata Gladys: ?ella le contó a Díaz acerca de sus ancestros, Ignacio Torres uno de los fundadores del comunismo en Colombia,  y de su participación en las asambleas estudiantiles como miembro de la MANE?.
Esto le sirvió para presentarla como una persona peligrosa. Pero ella es una joven  juiciosa, inteligente, dice su Gladys, y también vulnerable, que sufre ahora el rigor de la cárcel y se angustia al no saber cuándo recobrará su libertad.
 
?El silencio no es alternativa?
Parece que se persigue a la academia ?estudiantes y profesores- pero la academia p√ļblica y cr√≠tica. A Miguel √Āngel Beltr√°n, reconocido acad√©mico, profesor de la Universidad Nacional y ex prisionero pol√≠tico lo sancion√≥ disciplinariamente la Procuradur√≠a General de la Naci√≥n.
La Procuradur√≠a lo destituy√≥ e inhabilit√≥ por 13 a√Īos para ejercer cargos p√ļblicos por considerar que tiene nexos con la guerrilla[3]. Esto ocurri√≥ pese a que en el pasado fue absuelto de los delitos de rebeli√≥n y concierto para delinquir tras permanecer dos a√Īos en prisi√≥n.[4]


Las consecuencias de este fallo disciplinario son graves. ?Hay persecuci√≥n a la oposici√≥n, al pensamiento cr√≠tico. Esto demuestra que las posibilidades para la expresi√≥n pol√≠tica y cr√≠tica son m√≠nimas, son bloqueadas por organismos como la procuradur√≠a para acallar?, afirma Miguel √Āngel Beltr√°n.


?Además me parece grave en términos de la autonomía universitaria. Por primera vez un profesor es destituido por un organismo que no tiene nada que ver con la universidad. Esto atenta contra la libertad de cátedra y criminaliza la comunidad académica?, enfatiza.
?La persecuci√≥n es sistem√°tica, no son casos aislados. Francisco Toloza, Carlo Carrillo, Fredy Juli√°n Cort√©s y William Javier son solo algunos ejemplos de este tipo de casos y que son silenciados por los medios de comunicaci√≥n?, agrega Miguel √Āngel Beltr√°n.


El tema de la invisibilizaci√≥n de los prisioneros pol√≠ticos fue recurrente durante el encuentro de la Coalici√≥n Larga Vida a las Mariposas. Horacio Castro, de la organizaci√≥n Semilla y Memoria, que trabaja en defensa y solidaridad de prisioneros pol√≠ticos. dijo que este evento es importante para visibilizar esta situaci√≥n que seg√ļn el Estado no existe.


?Con estas actividades queremos decirle a la opini√≥n p√ļblica que efectivamente s√≠ hay prisioneros pol√≠ticos. Porque hay una contradicci√≥n entre lo que dice el presidente y lo¬† que dice la constituci√≥n, √©sta √ļltima reconoce el delito de rebeli√≥n. S√≠ se es rebelde es por motivaciones pol√≠ticas?, afirma Castro.


En Colombia se ha tratado de desdibujar el delito pol√≠tico y muchos han sido juzgados por narcotr√°fico, porte ilegal de armas y otros cargos para que desaparezca el delito pol√≠tico?, a√Īade.


A pesar de la escasa participación de organizaciones sociales, medios de comunicación, académicos y políticos, el encuentro  regional de la Coalición Larga Vida a las Mariposa  logró romper el silencio.


En el auditorio se escucharon los mensajes de video y audio de prisioneros pol√≠ticos y de guerra. Liliany Obando[5], Ren√© Nari√Īo[6] y David Ravelo saludaron a la audiencia desde sus lugares de reclusi√≥n.


Sus mensajes invitaban a la unidad en el activismo por las prisioneras y prisioneros políticos y estaban cargados de fuerza, esperanza y optimismo. David Ravelo, afirmaba desde la cárcel con voz firme: ? el delito de opinión ha sido establecido en la práctica y quienes asumimos la actividad crítica frente al establecimiento se nos condena a la muerte física, judicial o política. Así como yo hay miles de prisioneras y prisioneros políticos en este país, detenidos por el delito de conciencia?:


Es importante recordar que los prisioneros de guerra, las personas judicializadas en protestas sociales, en los paros campesinos, por su participación en medios alternativos, prisioneros de conciencia, estudiantes, y profesores, entre otros, son prisioneros políticos.


El enemigo es la No Persona
David Albarracín, abogado defensor de derechos humanos y defensor de prisioneros políticos, cuestiona el hecho de que en Colombia no se vea más allá de la justicia retributiva[7].
En su opini√≥n, un conflicto no se termina a trav√©s de la justicia retributiva que no sirve tampoco para solucionar conflictos menores como el hurto. Albarrac√≠n se√Īala que en Colombia se¬† aplica una ?justicia de expiaci√≥n?, del sufrimiento heredada del catolicismo.


En este mismo sentido, la abogada Teresa Martínez Pinto, defensora de derechos humanos, cuestiona la política criminal y el régimen penitenciario y carcelario en Colombia.


En su ponencia Martínez argumenta que la política criminal colombiana se caracteriza por ser reactiva, con incoherencias y carente de perspectiva de derechos humanos.


Adem√°s se√Īala que la pol√≠tica criminal colombiana muestra un tendencia al endurecimiento punitivo, como manifestaci√≥n ?del populismo punitivo?, comprobable con la creaci√≥n de nuevas figuras delictivas (36 modificaciones a la ley penal).


Asimismo dice que la pol√≠tica criminal en nuestro pa√≠s no es reflexiva con respecto al contexto particular, social¬† y de derechos humanos,¬† y est√° subordinada a la pol√≠tica criminal por la pol√≠tica de seguridad seg√ļn los vaivenes de la guerra y la paz.


Martínez fue enfática al afirmar que: ?la política criminal al igual que la política penitenciaria y carcelaria, no deben ser el resultado de la reacción  frente a una situación  coyuntural, sino que deben tener vocación de permanencia y deben sustentarse en el respeto de la dignidad humana, en la vigencia de los derechos y libertades de las personas privadas de la libertad y en los principios que deben mantener y desarrollar el derecho penal dentro de un Estado social y democrático?.


Pero esto no ocurre en Colombia donde los prisioneros son v√≠ctimas de un sistema carcelario con m√ļltiples falencias[8] y contra el cual las denuncias[9] no cesan y no siempre son atendidas por el gobierno[10].


En su ponencia Teresa Mart√≠nez menciona la relaci√≥n de la pol√≠tica criminal del Estado colombiano con lo que se ha denominado el ?Derecho Penal del Enemigo?, t√©rmino acu√Īado por G√ľnter Jakobs[11], catedr√°tico em√©rito de la Universidad de Bonn, Alemania.


En su exposición Martínez explica que el derecho penal del enemigo se caracteriza por su tendencia a una mayor punibilidad, penas demasiado altas y la relativización o supresión, en algunos casos, de garantías procesales para el prisionero.


?Otro aspecto fundamental del ?derecho penal del enemigo?, es su caracter√≠stica de derecho penal de autor. Esto significa que la punibilidad se determina por las caracter√≠sticas que re√ļne cierta persona. Por ejemplo, su pertenencia a la guerrilla?[12], a√Īade Mart√≠nez.


Para demostrar esa tendencia de la aplicación del derecho penal del enemigo. Teresa Martínez cita el Decreto 2002 de 2002[13], del cual una parte de su articulado fue declarado inconstitucional por la Corte Constitucional en su sentencia C-1024 de 2002.


Ese decreto, prosigue Martínez, establece condiciones de procedimientos diferentes para las personas que residen en esas zonas de rehabilitación, establecidas durante el periodo de conmoción interior declarado entonces.
?En ese orden de ideas, la práctica del derecho penal del enemigo implica la aplicación de reglas diferentes a las del derecho penal normal o aplicables al ciudadano normal, infractor de otros ilícitos (?) Se trata por tanto de dos derechos penales distintos y con distintas finalidades o funciones, comprendidos en un mismo ordenamiento?[14].


?El enemigo, se dice, sería una no persona, por lo tanto puede ser tratado como tal, pidiendo llegar a los extremos de autorizar métodos proscritos por el derecho internacional de los derechos humanos como la tortura para lograr confesión o delación de supuestos cómplices o la suspensión de términos y garantías procesales a conveniencia de la autoridad judicial?.[15]
Por todas estas razones Uldarico Fl√≥rez, de la Brigada Jur√≠dica Eduardo Uma√Īa Mendoza, se√Īal√≥ que trabajan para visibilizar a los prisioneros que no hasta ahora no ten√≠an voz, ni rostro.


Además la Coalición Larga Vida a las Mariposas prepara un documento para el próximo Foro Nacional de Víctimas a realizarse en Cali, los próximos 3, 4 y 5 de agosto, en el cual propondrán amnistía e indulto para las prisioneras y prisioneros políticos y de guerra.
La propuesta va m√°s all√°. Fl√≥rez se√Īala que tambi√©n¬† esperan demostrar que √©stos son v√≠ctimas del Estado porque se les han violado los derechos humanos de manera sistem√°tica y permanente[16].


Finalmente, Uldarico Flor√©z se√Īala que propondr√°n adem√°s que Liliany Obando, prisionera pol√≠tica, Miguel √Āngel Beltr√°n, y Ren√°n Vega Cantor, reconocido intelectual¬† colombiano, formen parte de la Comisi√≥n Hist√≥rica de la Verdad para garantizar que la historia sea contada desde las v√≠ctimas.


[1] Denuncia Penal Denunciante: Gladys Paulina Jiménez. Ver demanda completa en archivo adjunto.
[2]. http://www.vanguardia.com/judicial/176343-con-300-papas-bomba-los-7-capturados-en-lebrija-querian-provocar-disturbios-en-la-ui
[3] http://www.elespectador.com/noticias/judicial/procuraduria-sanciono-disciplinariamente-al-profesor-mi-articulo-444365
[4] http://elturbion.com/?p=1659
[5]  http://www.es.lapluma.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5719:2014-04-16-19-26-02&catid=108:prisioneros-politicos&Itemid=463
[6]  http://www.es.lapluma.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5777:2014-05-07-14-47-09&catid=108:prisioneros-politicos&Itemid=463
[7] http://centrodeartigos.com/revista-digital-educacion-tecnologia-educativa/contenido-9912.html.  http://www.cscsb.org/espanol/retribution_vs_restoration_espanol.html
[8]En cuanto a la política penitenciaria y carcelaria, la crítica situación que aborda el sistema debido a: i) la falta de separación clara entre sindicados y condenados, ii) la falta de atención adecuada en materia de salud, iii) la falta de personal suficiente dedicado a la capacitación de personas privadas de su libertad; iv) la falta de oportunidades de estudio, trabajo e ingresos que garanticen la resocialización de los reclusos, y v) las dificultades estructurales en la aplicación de un tratamientopenitenciario progresivo, entre otras, se constituyen, a aparte de la persistencia del Estado de Cosas Inconstitucional, en un indicador de las graves violaciones a los derechos humanos que se producen enel país.  Ponencia: Política Criminal y Régimen
[9] http://justiciaypazcolombia.com/Presos-politicos-de-Yopal.
[10] https://www.reiniciar.org/node/561
[11] El derecho penal conoce dos polos o tendencias de sus regulaciones Por un lado, el trato con el ciudadano, en el que se espera hasta que √©ste exterioriza su hecho para reaccionar, con el fin de confirmar la estructura normativa de la sociedad, y por otro, el trato con el enemigo, que es interceptado muy pronto en el estadio previo y al que se le combate por su peligrosidad. G√ľnter Jakobs y Manuel Cancio Meli√°. El Drecho Penal del Enemigo. P√°gina 42. Thomson, civitas, 2003.
[12]Política Criminal y Régimen Penitenciario y Carcelario en Colombia. Teresa Martínez Pinto. Bogotá 26 de julio, 2014. Encuentro Preparatorio Centro Oriente.
[13]Por el cual se adoptan medidas para el control del orden p√ļblico y se definen las zonas de rehabilitaci√≥n y consolidaci√≥n. Diario Oficial 44.930, 11 de septiembre de 2002.
[14]Política Criminal y Régimen Penitenciario y Carcelario en Colombia. Teresa Martínez Pinto. Encuentro Preparatorio Centro Oriente. Bogotá 26 de julio, 2014.
[15]Ibid.
[16] http://radiomacondo.fm/2014/03/21/ante-la-onu-denunciado-gobierno-colombiano-por-violacion-de-ddhh-y-politicos/
 
Texto y fotos: Fernanda Sánchez Jaramillo, periodista, magíster en relaciones internacionales y trabajadora comunitaria
www.radiomacondo.fm


Una voz de auxilio

Una voz de auxilio, denuncia y colaboración hacemos los familiares de las
victimas del montaje judicial: Lebrija 26
[image: lebrija]

22 DE Julio 2014

Hoy se dirigen hacia ustedes las seis familias que han decidido librar la
batalla contra un estado corrupto, perseguidor y criminal empe√Īado en
mantener privados de la libertad a Carlos, Cristian, Xiomara, Erika, Alexis
y Diego.Cinco estudiantes y un profesor de Ciencias Sociales víctimas de un
montaje judicial a manos del agente de la policía Nacional CUPER DIOMEDEZ
DIAZ AMADO, quien se hizo pasar por estudiante de la universidad Pedagógica
Nacional, y quien el 26 de Septiembre del 2012 entregó a los 6 jóvenes como
miembros de un supuesto n√ļcleo de las FARC en Lebrija Santander.

El 26 de septiembre es una fecha que se traduce en un nudo en la garganta,
una oscuridad absoluta en el corazón y una inevitable tristeza que se
hospeda en las personas que sentimos la penosa situación de injusto
encarcelamiento de nuestros hijos, que  como muchas y muchos de nosotros,
creemos en una sociedad mejor, donde uno de los principios y valores
básicos para lograrlo se encuentra en la educación como ejercicio social y
emancipador, pero todo hay  que decirlo, Colombia es un escenario complejo
para pensar, decir y llevar a cabo acciones relacionadas con mecanismos de
trasformación, liberación y justicia social.

Hoy son 21 meses desde que ellos fueron detenidos en Bucaramanga-Santander,
producto de un montaje del que precisaban en ese momento las fuerzas
militares para rendir cuentas en el Consejo comunitario que llevó acabo
Juan Manuel Santos sobre esa fecha. Los militares y la policía nacional
entregaron su trofeo de guerra al mandatario y la opini√≥n p√ļblica expresada
a los medios de desinformación, que en estos casos abanderan los triunfos
ficticios tras cínicas cortinas de humo.

En las Universidades p√ļblicas existe un asedio de polic√≠as infiltrados que
reciben sueldo, ascensos y lo que es peor a√ļn, un cupo universitario que
debería ser para un o una joven que desee continuar la formación
universitaria. La fabricaci√≥n de montajes con las m√°s bajas artima√Īas de
enga√Īo, seducci√≥n y manipulaci√≥n permite garantizar la inversi√≥n anual del
estado colombiano en cursos de agentes de inteligencia en el marco de las
políticas de seguridad.

En este momento nuestro hijos se encuentran en una c√°rcel de Colombia,
sentenciados seg√ļn lo indica la ley 1453 de seguridad ciudadana, envueltos
en un montaje judicial creado por un policía nacional sin orden de trabajo
y todas las ilegalidades posibles en un proceso, sin embargo, el juez y la
fiscal a cargo se empe√Īan en continuar con el lienzo de impunidad e
injusticia que caracteriza este sistema judicial, que si se compara con
cualquier estatuto de seguridad utilizado por los regímenes militares-
dictoriales, no tiene mucho que envidiar, con la √ļnica diferencia que
proviene de un país que dice vivir en democracia y promover el respeto a
los derechos humanos, evidentemente un discurso totalmente opuesto a la
realidad.

En varias ocasiones les han negado la justa y debida nulidad a la medida de
aseguramiento, es decir la libertad. Se comprueba que el caso de *Lebrija
26 *como el de muchos otros en este país ratifica la falta de voluntad y
respeto al desarrollo de un proceso honesto, por el contrario la defensa
est√° enfrentando a artima√Īas que llevan al desgaste, la desesperaci√≥n e
intimidación. Porque en eso se ha convertido la realidad de este proceso,
un escenario para sentir el pasar del tiempo desolador, implacable
torturador minuto a minuto no titubea en demarcar las barreras entre la
libertad y el encierro.

Hoy nos convocamos, unimos y caminamos junto a la Coalición* ?LARGA VIDA A
LAS MARIPOSAS? *porque nos convencemos que las batallas no se ganan con
tonos singulares, aislados y mínimos. Entendemos, ahora más que nunca la
necesidad de unirnos bajo una misma bandera de dignidad y justicia que
muestre nuestra voz contestataria ante la acción criminal de querer
mantener nuestros hijxs tras las rejas de la C√°rcel Modelo de Bucaramanga.

Rechazamos y denunciamos este *FALSO JUDICIAL *como montaje y arma de
guerra en un país en donde se acude a clientelismo judicial para dejar en
evidencia la debilidad voluntaria de la institucionalidad.

HOY NOS COMPROMETEMOS A UNIR NUESTRA VOZ Y FUERZAS PARA TRAER DE VUELTA A
TODXS AQUELLXS QUE NUNCA DEBIERON QUITAR DE NUESTRO LADO.

*LAS FAMILIAS DEL CASO LEBRIJA 26 DE SEPTIEMBRE*

*EXIGIMOS QUE NOS DEVUELVAN A NUESTROS HIJOS.*

*LIBERTAD YA!*

Download File lebrija.pdf
[941.2kb]


CON EXITO CULMINO EL ENCUENTRO REGIONAL LARGA VIDA A LAS MARIPOSAS

julio 29th, 2014 Por: Solidaridad Juridica

El pasado 26 de julio se llev√≥ a cabo en la ciudad de Bogot√° el Encuentro Regional ?Larga Vida a las Mariposas?,¬† en el cual se dieron cita organizaciones defensoras de derechos humanos, familiares de prisioneros pol√≠ticos, abogados y colectivos de solidaridad, con el √°nimo de discutir y analizar¬† la actual problem√°tica carcelaria y recoger insumos y propuestas que ser√°n presentadas al II Encuentro Nacional e Internacional ?LARGA VIDA A LAS MARIPOSAS?,¬† el cual se llevar√° a cabo en el mes de octubre del presente a√Īo en la ciudad de Bogot√°.

Problemas como el del hacinamiento carcelario, la precaria asistencia médica, la política criminal excluyente, la criminalización de la protesta social y la necesidad del fortalecimiento de un amplio y cohesionado Movimiento Nacional Carcelario, fueron  algunos de los temas que se ahondaron y se analizaron durante el encuentro.

En horas de la ma√Īana la jornada conto con diversos panelistas que profundizaron en los temas de Justicia transicional, pol√≠tica criminal y r√©gimen carcelario, victimizaci√≥n de los prisioneros pol√≠ticos y Movimiento Nacional Carcelario. Ponencias que dieron insumos para las discusiones¬† que se llevar√≠an a cabo durante el resto de la jornada.

En horas de la tarde se trabajó en mesas por ejes temáticos en donde se discutieron las diferentes temáticas y se presentaron propuestas que serán llevadas al encuentro nacional e internacional.

La coalición LARGA VIDA A LAS MARIPOSAS pretende de esta manera visibilizar y denunciar la actual  problemática carcelaria que se vive y la cual sigue costando miles de vidas dentro de las cárceles del país. Pero sobre todo, La Coalición pretende trazarse un plan de trabajo organizativo que permita generar propuestas concretas  frente a dicha problemática y frente a la actual coyuntura política que vive el país.

Desde LA CORPORACI√ďN SOLIDARIDAD JUR√ćDICA seguimos luchando por la libertad y la dignidad de¬† todas y todos los prisioneros pol√≠ticos, seguimos construyendo pa√≠s y seguimos so√Īando y pugnando por un pa√≠s en paz con justicia social.

POR LA LIBERTAD Y LA DIGNIDAD DE LOS PRISIONEROS POLITICO ?LARGA VIDA A LAS MARIPOSAS


Somos pueblo tras las rejas

Ponencia del Movimiento Nacional Carcelario al Encuentro Regional Larga Vida a las Mariposas

carcel1

A las organizaciones, fundaciones, brigadas y todos los convocantes, miembros y asistentes del presente encuentro regional de la Coalición Larga Vida a las Mariposas, todos los presos del país, familiares y amigos. A la sociedad nacional y comunidad internacional.

Colombia es un país dividido en clases sociales, en el que las grandes mayorías del campo y la ciudad han sido históricamente sometidos a la pobreza, lo cual necesariamente ha generado acciones desesperadas para lograr el sustento del día a día, para sobrevivir junto con los suyos del hambre y la miseria. Esta misma situación de exclusión provocó el levantamiento de los excluidos, en ejercicio del derecho legítimo de los pueblos a rebelarse contra sus opresores.

Muchos en unas y otras circunstancias terminamos confinados tras los muros de las penitenciarías y cárceles del país, lo que significa que somos mayoritariamente pueblo tras las rejas, junto con nuestros familiares y amigos.

Somos entonces una parte de la sociedad que padece de la invisibilizaci√≥n premeditada de una grave crisis humanitaria, transversal a todas las c√°rceles del pa√≠s. Una crisis estructural que como una reacci√≥n en cadena degrada y deshumaniza todo a su paso, generada desde las m√°s altas esferas del Estado; que involucra a todas las ramas del poder p√ļblico y las instituciones a trav√©s de las cuales √©ste se ejerce: Gobierno, Congreso, jueces y fiscales, ministerio p√ļblico, el Inpec, entre otros.

Desmedidas condenas, juicios injustos para los de a pie, hacinamiento, inasistencia en salud, corrupci√≥n, tortura, tratos degradantes e inhumanos contra la poblaci√≥n carcelaria, precaria alimentaci√≥n, inexistentes mecanismos de reintegraci√≥n al tejido social y productivo, violencia e inseguridad, desintegraci√≥n familiar y la aplicaci√≥n de una doctrina que asume a los internos como enemigos naturales del sistema, no es suficiente: acompa√Īado tiene que ir de la muerte. Internos que pierden su vida por diferentes circunstancias, en su mayor√≠a inasistencia m√©dica y uso desmedido de la fuerza por parte de la guardia, se traducen en cifras que aumentan d√≠a a d√≠a.

A pesar de esto, los presos del país, familiares y amigos no vislumbramos en horizonte alguno soluciones inmediatas, mucho menos estructurales por parte del Estado colombiano.

De tal manera que la pasividad de todos nosotros ante la indolencia estatal, e indiferencia del resto de la sociedad, solo puede ser asumida como una actitud cómplice de nuestra propia desgracia. Necesario es entonces que todos unidos como una sola fuerza, rompamos las cadenas, para terminar derribando los muros del silencio que nos rodean.

Y esto solo lo lograremos decididamente organizados de forma amplia e incluyente todos los sectores de la población carcelaria, pues todos finalmente somos presos, bajo el abandono y violación de nuestros derechos por parte de un mismo Estado, de una misma clase dirigente. Todos, junto a nuestros familiares y amigos, unidos en un Movimiento Nacional Carcelario, desde donde opinemos, propongamos y actuemos con el objetivo no sólo de mejorar nuestras condiciones de reclusión, sino de luchar por transformar y acabar con las condiciones que generan esta crisis estructural mencionada. Transformación del sistema judicial, la política criminal y penitenciaria, el sistema de salud, el mismo Inpec y su doctrina.

Para ello es necesario contar con la ayuda de ustedes, organizaciones y fundaciones sociales, jur√≠dicas, defensoras de los derechos humanos, sindicatos, comunidades religiosas, protestantes, estudiantiles, barriales, ambientales, femeninas, campesinas, negritudes, ind√≠genas, no creyentes, diversas, movimientos sociales en general, todos somos pueblo y de todos ustedes necesitamos el concurso; unidos en la solidaridad, no en el sectarismo; en la fraternidad, no en la prevenci√≥n; en el afecto y cari√Īo como hijos y luchadores contra los males que aquejan a nuestra naci√≥n con este movimiento nacional carcelario y el cumplimiento de los objetivos a nivel nacional que en consenso lleguemos.

Este, se√Īoras y se√Īores, es el sentir de los presos de ERON Picota Bogot√°.

A continuación daremos a conocer a todos ustedes, así como a los presos de las demás cárceles del país, una propuesta para el debate que nos lleve muy pronto a la unificación en una gran propuesta representativa de todos a nivel nacional:

a. Consolidación del Movimiento Nacional Carcelario (MNC) como un movimiento amplio de todos los presos del país, familiares y amigos como herramienta de lucha organizada para la denuncia y conquista de reivindicaciones que garanticen de forma afectiva el respeto a los derechos humanos y trato digno, la abolición de tratos crueles, inhumanos y degradantes para con los presos y familiares.

Además de llegar a generar propuestas que lleven a la transformación de la política criminal y penitenciaria del país, del sistema judicial, con base en la promoción y el respeto a los derechos humanos, y el fortalecimiento del tejido social. Será a través de la concientización de los internos, familiares y amigos, el dialogo, la movilización, agitación y protesta, que logremos posicionar nuestra situación y propuestas en el debate nacional ante el Estado y sociedad en general.

Para ello invocamos el trabajo mancomunado, respetuoso, fraterno y solidario de todas las organizaciones sociales, populares, de derechos humanos, sindicales, así como de los medios alternativos de comunicación y de la comunidad internacional, en torno a la problemática de los presos colombianos y sus luchas, a través del MNC.

b. Como primer paso proponemos la preparación de una jornada nacional de movilización como relanzamiento del MNC bajo los siguientes puntos reivindicativos para el mes de octubre:

1. Instalación de una mesa nacional de concertación como espacio de diálogo de MNC, sociedad y gobierno, para tratar las problemáticas penitenciaria, carcelaria y judicial.

2. Declaración de la emergencia social y humanitaria carcelaria, la cual obligue a soluciones inmediatas a la problemática planteada que no se traduzca en la creación de más cupos carcelarios.

3. Apoyo al proyecto de ley de rebaja de 20% de la pena a los presos sociales del país. Otorgamiento real y efectivo de subrogados penales y beneficios administrativos para todos los presos.

4. Acercamiento familiar para todos los presos.

5. No a la extradición y por la repatriación de los connacionales detenidos en cárceles extranjeras.

6. Dos puntos reivindicativos de la problemática de cada cárcel y penitenciaria del país.

De lo anterior se desprende la necesidad de socializar y organizar patio por patio de cada c√°rcel-penitenciar√≠a, a trav√©s de asambleas generales, reuniones con todos los presos, as√≠ como trabajo de concientizaci√≥n individual. Romper con los concubinatos mafia-guardia as√≠ como con el miedo a represalias del Inpec. Fundamental es tambi√©n concientizar a familiares y amigos de que la unidad y la lucha son el √ļnico camino para lograr la transformaci√≥n de esta crisis que afecta a m√°s de cien mil seres humanos privados de la libertad y a quienes permanecen a su lado.

A medida que vayamos consolidando el MNC, se hará necesario una estructuración del mismo, para lo cual existe una primera propuesta nacida de la penitenciaría La Picota, la cual consiste en términos generales en:

1. Comité de bases en cada patio. 2. Consejo carcelario en cada cárcel-penitenciaría. 3. Congreso Nacional Carcelario, constituido por delegados de cada consejo carcelario-penitenciario. 4. Estructura externa conformada por delegados de las organizaciones-fundaciones de asesoría jurídica, promoción y defensa de los derechos humanos.

La tarea no es menor, el compromiso y trabajo de todos ustedes y nosotros debe estar a la altura de la misma. Dejaremos copia escrita a todos ustedes de lo presente.

Fraternalmente, por la dignidad y el respeto de los derechos humanos en las cárceles de Colombia. Por la libertad, la soberanía y una verdadera justicia.

Somos pueblo tras las rejas.

Movimiento Nacional Carcelario ? ERON Picota Bogot√°