BOLETIN EL SILENCIO NO ES ALTERNATIVA NO. 5

La C谩tedra Libre y Abierta contra la Nueva Inquisici贸n se solidariza con el profesor y estudiantes de las Universidades Pedag贸gica y Distrital de Bogot谩 y la Universidad del Valle, v铆ctimas de un montaje judicial que hoy los tiene privados y privadas de su libertad.

Lea a continuaci贸n el bolet铆n El Silencio No es Alternativa No. 5:

Download File el silencio 5.pdf
[4,743.6kb]


SOLIDARIDAD CON LOS ESTUDIANTES EN PRISION

LA PAZ EN COLOMBIA聽 ES LA LIBERTAD PARA LOS QUE LUCHAN
LIBERTAD A LOS PRISIONEROS POLITICOS DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

A pesar de los importantes avances que se han logrado en el proceso de di谩logos que se adelanta entre la insurgencia de las FARC-EP聽 y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, el Estado continua, en contrav铆a de los acuerdos pactados, particularmente con relaci贸n a las garant铆as para el聽 ejercicio de la oposici贸n pol铆tica suscrito alrededor del segundo punto de discusi贸n, implementando la criminalizaci贸n mediante la persecuci贸n judicial de la protesta social.

Este es el caso de Omar Mar铆n, Carlos Lugo y Jorge Eliecer Gait谩n, v铆ctimas de la represi贸n estatal y de un montaje judicial orquestado a ra铆z de su participaci贸n y liderazgo聽 en las masivas movilizaciones convocadas por la Mesa Amplia Nacional Estudiantil 鈥 MANE聽 durante el a帽o 2011, ejemplo de creatividad y determinaci贸n,聽 detenidos durante m谩s de dos a帽os y sometidos a una serie innumerable聽 de atropellos f铆sicos y legales.

Un ejemplo de la ausencia de una voluntad real por alcanzar la paz, de la violencia nefasta que reproduce el despojo, de聽 una poder聽 interesando en perpetuar la miseria, de sostener la desigualdad social pero m谩s a煤n, de recrear una Colombia para el olvido, donde la juventud debe resignarse como parte de las generaciones perdidas.

A pesar de esta realidad agobiante, las nuevas聽 generaciones nos hemos planteado luchar contra el decreto de un destino que se pretende infranqueable, no nos hemos resignado aun a seguir ese futuro precedido por la barbarie;聽 por eso actuamos con amor, valent铆a y coraje.

La persistencia y la esperanza que se expresan en las聽 luchas que se multiplican,聽 son聽 el motivo por el cual聽 hoy est谩n recluidos en las c谩rceles colombianas hombres y mujeres que se piensan una Colombia distinta. Al reclamar su libertad, manifestamos al tiempo nuestro inter茅s por lograr el ejercicio de la democracia, de constituir un nuevo modelo social聽 donde prime la participaci贸n directa聽 de las mayor铆as en la pol铆tica nacional.

Manifestamos nuestro rechazo por la detenci贸n arbitraria de nuestros compa帽eros Omar Mar铆n, Jorge Eliecer Gait谩n y Carlos Lugo quienes son perseguidos por ser sujetos activos dentro del movimiento estudiantil, l铆deres sociales,聽 miembros de la Marcha Patri贸tica聽 y activistas comprometidos聽聽 con el campo popular.

Invitamos al pueblo colombiano, al conjunto del campo popular y a la comunidad internacional, a exigir la libertad inmediata de nuestros tres compa帽eros y de todas las personas que por razones pol铆ticas se encuentran privadas de su libertad.

SO脩AR NO ES UN DELITO
LIBERTAD PARA OMAR MARIN, JORGE ELIECER GAITAN Y CARLOS LUGO


BOLETIN YO TE QUIERO LIBRE No. 6

Bolet铆n YO TE QUIERO LIBRE N潞 6 (Mayo-Junio de 2014)

Este bolet铆n informativo hace parte de la
“Campa帽a Creando Puentes de Solidaridad”,
que se ha propuesto hacer llegar muestras de
solidaridad con lxs presxs pol铆ticxs del mundo.
A trav茅s de cartas y libros construimos puentes
de ida y vuelta.

En la actual necesidad de romper con los
cercos de desinformaci贸n que someten a la
humanidad en la total ignorancia, y con el
compromiso incuestionable que todxs tenemos
con nustra historia abrimos este espacio que
pretende dar voz a las luchas de estos hombres
y mujeres que, buscando la posibilidad de
construir junto a su pueblo una sociedad justa,
son encarcelados por el sistema capitalista.

La decisi贸n de entregar hasta la vida misma por
la liberaci贸n de nuestros pueblos, no ha sido
derrotada por los barrotes. Su lucha contin煤a
en esta nueva trinchera.

Download File BOLETIN-6-LECTURA Yo te Quiero Libre.pdf
[511.0kb]

Download File BOLETIN6 Yo Te Quiero Libre.pdf
[502.8kb]


CATEDRA PARTICIPACION POLITICA


La C谩tedra libre y abierta Contra la Nueva Inquisici贸n invita a una c谩tedra-debate:

驴Es posible lograr transformaciones profundas a trav茅s
de la participaci贸n Pol铆tico-electoral?

Temas de Debate:
驴Participaci贸n pol铆tico-electoral? Vs 驴abstenci贸n Electoral?

Voces Mujeres
• Aida Avella. Candidata vicepresidencial
• Ochi Curiel. Feminista. Docente Universidad Nacional

Voces del Movimiento Social
•Alberto Castilla. Lider Campesino del Norte de Santander. Senador
•Alfredo Acosta. Coordinador Nacional de la Guardia Ind铆gena.

Voces Defensores de Derechos Humanos
•Alirio Uribe. Ex presidente del Colectivo de Abogados Alvear Restrepo.
Representante a la C谩mara.
•Uldarico Fl贸rez. Brigada Jur铆dica “Uma帽a Mendoza”. Promotor voto en
blanco.
Eugenio Guerrero. Corporaci贸n de Apoyo a Comunidades Populares, CODACOP

Lugar: Plaza Ch茅.
Universidad Nacional de Colombia

D铆a: Jueves Mayo 22 de 2014

Hora: 11am


ENTREVISTA A UN PRISIONERO POLITICO DE GUERRA

Colombia: Entrevista a Ren茅 Nari帽o, prisionero de guerra y prisionero pol铆tico, recluido en Eron Picota y antes en la c谩rcel Modelo.
MI脡RCOLES, 07 DE MAYO DE 2014 14:50 FERNANDA S脕NCHEZ JARAMILLO PARA LA PLUMA

http://www.es.lapluma.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5777:2014-05-07-14-47-09&catid=108:prisioneros-politicos&Itemid=463


Testimonio de un prisionero de guerra.
“El poder de la violencia simb贸lica esa que se ejerce sobre ustedes por quienes tienen poder en las prisiones, se ejerce tambi茅n sobre la sociedad civil al imponer significados, sistemas de valores, e informaciones parciales sobre temas sociales que desconocemos la verdad derrotada, es convertida en no verdad”, Michel Focault.
FSJ: Michel Focault hablaba de la Microf铆sica del Poder, de las herramientas de poder usadas por las instituciones sobre el otro para controlarlo. 驴Cu谩les son estas herramientas usadas en la c谩rcel La Picota?
RN: En Eron Picota y en la Modelo el sistema genera una cultura penitenciara a trav茅s del poder que ejercen los guardias del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) sobre las personas privadas de la libertad.
A esto se le denomina tratamiento penitenciario y son las variadas formas en que disciplinan a las personas: abriendo las puertas a las 5: 30 de la ma帽ana para que tengas que salir y ba帽arte, fila para el desayuno a las 6 de la ma帽ana, la formaci贸n a las 7 para las “contadas”.
Pero adem谩s esta microf铆sica del poder se evidencia en el uso del poder que hagan los guardias dependiendo de su 谩nimo. Estas situaciones tienen un impacto psicol贸gico, el interno pierde autonom铆a y empieza a sentir miedo del otro, del que viste de uniforme. En algunos casos, el interno hace lo que el guardia quiera para evitar castigos, que lo dejen todo un d铆a en el patio, o en la celda, o que lo requisen; se produce un acondicionamiento.
Otras evidencias son una resocializaci贸n que no ocurre, los chantajes amenazando al interno con quitarle la orden de descuento, un formato donde se lleva el registro de las actividades realizadas, talleres, cursos, que pueden restar d铆as a la condena.
A veces los guardias retienen esa orden de descuento y exigen dinero al interno para devolverla pues sabe que la persona no los va a denunciar, con esos, y otros mecanismos, se reduce al ser humano ac谩.
En Eron Picota, de alta seguridad para prisioneros de guerra y presos pol铆ticos, en operativos de requisa los guardias entran como fuerza de choque: irrespetando al interno, violent谩ndolo verbalmente, pero pasa tambi茅n con los internos en general. Los guardias crean su propia institucionalidad violentan verbalmente a los internos y, en ocasiones, usan gases lacrim贸genos en espacios de poca ventilaci贸n. Esas son degradaciones en grupo, pero hay formas de sometimiento individual al desnudar al interno, al insultarlo o al obligarlo a hacer genuflexiones, entre otras.
FSJ: En los modelos antiguos de prisiones como Raphuis de 脕msterdam, de 1596, destinado a mendigos y “malhechores” las pautas eran el uso estricto del tiempo, vigilancia permanente, trabajos obligatorios, sistema de obligaciones y prohibiciones; el modelo ingl茅s, agreg贸 el aislamiento, y la idea de prisi贸n como ejemplo temible, espacio de conversi贸n, y en Filadelfia, Estados Unidos, en 1790, se inclu铆an los mismos elementos, pero adem谩s se hablaba de la prisi贸n como instrumento para modificar esp铆ritus. 驴Qu茅 caracter铆sticas de esos viejos modelos ha visto en sus estancias en la Modelo y en Eron Picota?
RN: Efectivamente, el sistema de producci贸n en el cual vivimos ha hecho de lo inhumano su bandera primordial. Las pr谩cticas que deshumanizan solo se han perfeccionado con el tiempo y est谩n dirigidas a perpetuar esa modificaci贸n de la conducta.
El objetivo es despojar al interno de cualquier caracter铆stica de ser humano, del pensamiento cr铆tico, de cualquier actitud que tuviera fuera de los muros, despojarlo dentro de los muros. El garrote, el castigo, el abuso verbal y el chantaje son formas usadas para reducir al interno, para que se quede en un rinc贸n y no diga nada. El modelo religioso y moralista se sigue practicando ac谩 tambi茅n. Persisten los intentos por controlar al hombre, por modificarlo.
FSJ: Focault, hablaba de dos modelos de poder: el de la peste y el de los leprosos. El primero, de las sociedades disciplinarias asignaba un espacio vigilado y controlado a cada persona, el lugar de la mujer, el del enfermo mental; tambi茅n hablaba del modelo de los leprosos, un sistema binario de exclusi贸n, y estigmatizaci贸n, entre leprosos y no leprosos, que sue帽a con una sociedad pura sin mal. 驴Qu茅 caracter铆sticas de estos modelos ha observado en las c谩rceles?
RN: Desde el a帽o 2002, se manejan c谩rceles y patios dependiendo de la condici贸n de quien "cae" en la c谩rcel. Si hay una actitud de rendici贸n, de aceptaci贸n de las condiciones hay premios, tratamiento especial.
Para aquellos que no est谩n de acuerdo, que siguen siendo rebeldes, el trato duro y para quienes hacen parte del Estado, funcionarios p煤blicos, hay un tratamiento especial, y otro para los prisioneros sociales, quienes terminan en centros de “descomposici贸n” como la c谩rcel Modelo, la Modelo de Bucaramanga, lugares que hacen que el ser humano se degrade. Estas personas terminan m谩s descompuestas consumiendo alucin贸genos y, algunos, ejerciendo poder sobre sus compa帽eros internos. La segregaci贸n se da por sexos.
FSJ: Teniendo en cuenta la excesiva vigilancia, las " Miradas qu茅 deben ver sin ser vistas", como dec铆a Focault, 驴Qu茅 estrategias pueden utilizar los prisioneros, de guerra, pol铆ticos y sociales, para confrontar y denunciar los abusos?
RN: En Eron Picota hacemos un trabajo colectivo frente a este tipo de situaciones, afuera las ONGs cumplen un papel importante al visibilizar este tipo de situaciones, esta entrevista que me haces es importante, y el apoyo de ONG?s como la Corporaci贸n Solidaridad Jur铆dica.
Es importante, adentro, crear conciencia, romper esa idea de que si yo denuncio soy un sapo, ese trabajo lo estamos haciendo ac谩. Adem谩s ejercemos la desobediencia civil y hacemos huelgas de hambre en se帽al de protesta como la de la semana pasada para denunciar la falta de asistencia m茅dica a los prisioneros. Anoche muri贸 otro prisionero que no recibi贸 atenci贸n m茅dica oportunamente.
FSJ: 驴Qu茅 resultados produjo la huelga de hambre de la semana pasada?
RN: La huelga fue planteada como un campanazo para el Inpec y Caprecom debido a la falta de asistencia m茅dica y la respuesta tard铆a de la institucionalidad en estos casos. 脡sta fue llevada a cabo por prisioneros pol铆ticos para hacerle ver al prisionero social que hay que dar ciertas luchas y tomar posiciones para romper la dominaci贸n.
Directivas del Inpec, de Caprecom y el director del centro penitenciario se reunieron con voceros de Presos Pol铆ticos y de Guerra, as铆 como representantes de DDHH de los internos en general.
Resultando de 茅sta, en primera medida la valoraci贸n m茅dica patio por patio para determinar casos urgentes que requieran acci贸n inmediata, reuniones de acercamiento para determinar soluciones al problema planteado ante Gobierno Nacional, Inpec, Caprecom, voceros de los presos Pol铆ticos y de guerra. Esperamos que el Gobierno Nacional atienda al llamado realizado y as铆, no acudir a nuevas jornadas de protesta de nuestra parte.
FSJ: 驴Qu茅 tipo de desobediencia civil se puede ejercer en prisi贸n?
RN: Son peque帽as acciones de car谩cter simb贸lico, sabotear la contada, no nos dejamos contar, o no nos dejamos encerrar.
“La sociedad no asume que el castigo es quedar privado de la libertad de movimiento, no de otros derechos. Muchos pretenden que los presos dejen de ser personas”. Waldemar y Gabriela Salvi. (Argentina)
FSJ: 驴Qu茅 responsabilidad tienen los medios en la invisibilizaci贸n de sus denuncias y en la normalizaci贸n de las violaciones de derechos humanos en las prisiones?
RN: Hay una responsabilidad grande. La huelga de la semana pasada fue visible en los medios alternativos, pero los medios tradicionales invisibilizan las informaciones a pesar de que todos los meses se publican comunicados desde Valledupar, Combita y otras c谩rceles.
Los medios masivos se hacen c贸mplices frente a las atrocidades que suceden ac谩 adentro, frente a los abusos contra poblaci贸n vulnerable. El silencio es c贸mplice de lo que el Estado hace. El 2 de mayo nos visit贸 Ane Boucher de la Acci贸n de los Cristianos para la Abolici贸n de la Tortura, (ACAT) y le contamos lo que est谩 haciendo el Estado, al no respetar las convenciones y pactos que ha firmado.
FSJ: Hay quienes sugieren que al exponer las injusticias y violaciones de derechos humanos en las c谩rceles se pretende imponer un discurso que exime al prisionero de su responsabilidad y que contrasta con el discurso de la responsabilidad individual ejemplarizante, castigadora. 驴Qu茅 opina al respecto?
RN: Recientemente, nosotros denunciamos ante los medios de comunicaci贸n un operativo en el patio en el cual un capit谩n agredi贸 a un interno social. La respuesta fue por qu茅 no lo pensaron antes de hacer lo que hicieron y por lo cual est谩n all谩.
Nosotros creemos que si estamos en un estado social de derecho, el Estado debe ser garante de derechos aun cuando se trate de personas que han transgredido la ley. La violaci贸n sistem谩tica de los derechos humanos no tiene porqu茅 ser justificada y aceptada porque alguien transgredi贸 la ley. Esa argumentaci贸n es un exabrupto.
En la prisi贸n se reproduce ese pensamiento del enemigo interno y no se trata al interno como a un ser humano. Por ejemplo, escuchamos trotes militares a las 4:30 de la madrugada en los cuales cantaban: “quiero ba帽arme en una piscina de sangre subversiva”. Nosotros nos quejamos para que eso cambiara.
FSJ: 驴Qu茅 consecuencias trae la “hiperinflaci贸n carcelaria” en la cotidianidad de los prisioneros?
RN: Recuerdo haber visto en la c谩rcel Modelo un patio con 800 personas, personas durmiendo sentadas en los ba帽os de los pasillos, tubos de agua rotos, gente caminando por encima de otros que descansaban en el suelo. Estos hechos conducen a una p茅rdida de la dignidad.
Algunos congresistas, a quienes los medios si les da espacio, se rasgan las vestiduras hablando de la situaci贸n carcelaria del pa铆s pero se quedan solo en palabras.
Adem谩s, Colombia imita tambi茅n el modelo chileno que es un modelo corrupto en el que predomina la tercerizaci贸n. 驴Qu茅 clase de muros estamos construyendo, qu茅 tipo de sanci贸n social vamos a replantearnos o vamos a seguir en la desidia y violaci贸n sistem谩tica de los derechos humanos?
FSJ: 驴Ante tantos despojos, emocionales y materiales, en el sistema penitenciario ha cambiado la percepci贸n acerca de usted mismo desde que ingres贸 en 茅l?
RN: Tengo 35 a帽os e ingres茅 en el sistema hace tres a帽os. Tengo dos condenas una por rebeli贸n agravada y otra por concierto agravado con fines de terroristas, est谩 segunda en apelaci贸n.
A pesar de que las c谩rceles intentan cambiar conductas pues uno vive un afianzamiento de sus convicciones. Lo que pasa aqu铆 adentro es un reflejo de lo que se vive afuera.
La c谩rcel se convierte en un lugar de lucha donde tratamos de generar pensamiento cr铆tico, invitando a los prisioneros a asumir posiciones para cambiar estas condiciones, a la sociedad civil a que ayude, especialmente al preso social que sufre m谩s degradaciones.
FS: 驴Qu茅 diferencias existen entre el trato a un prisionero de guerra, y pol铆tico, y un prisionero social? 驴Es m谩s severo por tratarse de personas m谩s activas y tambi茅n con una formaci贸n acad茅mica que les permite organizar a otros prisioneros para exigir el respeto a sus derechos?
RN: El prisionero de guerra y pol铆tico es una persona rebelde por naturaleza debido a sus condiciones pol铆ticas, educativas y de conciencia y que desea que el sistema cambie, por ello el tratamiento para 茅ste es diferente.
Los prisioneros de guerra y pol铆ticos est谩n en patios de alta seguridad, se intenta dispersarlos, especialmente aquellos que tienen poder de organizar y de denunciar los abusos.
En el caso de Eron Picota, donde me encuentro, los ojos est谩n puestos sobre nosotros las 24 horas del d铆a, pendientes de si hablamos, nos reunimos, enviamos comunicados, amenazan con traslados; el trato es r铆gido, con el preso social es diferente. Al prisionero social lo violentan de otra manera y por ello les decimos que la manera de frenar los abusos y la degradaci贸n no es callar sino protestar al respecto.
FSJ: 驴Por qu茅 sabemos tan poco acerca de los prisioneros de guerra y de las condiciones en las cuales sobreviven? 驴Estamos creando una estratificaci贸n de los prisioneros colombianos?
RN: Adentro, a veces hay uni贸n entre prisioneros pol铆ticos y de guerra, trabajamos de manera colectiva aunque pensamos diferente. Afuera, los medios masivos invisibilizan a unos y a otros.
Existe temor de visibilizar a un prisionero de guerra, por eso es complicado que publiquen sobre nosotros y en los medios alternativos, la informaci贸n sobre nosotros es precaria.
Hay una cierta l铆nea demarcada de cierto de casos de prisioneros pol铆ticos que nunca han tomado un fusil y quienes s铆 lo han hecho y, por esa percepci贸n, los medios se abstienen de informar sobre ellos. Tambi茅n por una historia de desapariciones que pesa mucho en lo que se publica y lo que no.
FSJ: 驴De qu茅 manera su condici贸n de prisionero de guerra y pol铆tico ha afectado a su familia? 驴Son ellos, en parte, “rehenes” y prisioneros psicol贸gicos debido a una opci贸n de vida suya que lo llev贸 a la c谩rcel?
RN: S铆 claro que s铆. Un familiar muy cercano tuvo que exiliarse porque empez贸 una persecuci贸n contra su familia; adem谩s sufren la estigmatizaci贸n, la imposibilidad de conseguir trabajo…
FSJ: 驴Pero qu茅 responsabilidad tienen ellos en una decisi贸n suya?
RN: As铆 es pero ellos sufren las consecuencias. Una familiar vino a visitarme y fue tildada de guerrillera, de subversiva y eso lo hacen para que me quede callado, para tender un cerco psicol贸gico, para que las personas cercanas a uno no vengan a visitarnos y quedemos aislados.

Ren茅 Nari帽o
Ren茅 Nari帽o. Fotograf铆a Fern谩nda S谩nchez Jaramillo
Fernanda S谩nchez Jaramillo para La Pluma, 6 de mayo de 2014

Nota relacionada:

Presos Pol铆ticos Colombianos: la batalla contra la aniquilaci贸n del pensamiento cr铆tico
Art铆culos de Fernanda S谩nchez Jaramillo publicados por La Pluma:
En Primera Persona apoyo a la paz
Presos Pol铆ticos Colombianos: la batalla contra la aniquilaci贸n del pensamiento cr铆tico
22 )