CATEDRA PARTICIPACION POLITICA


La Cátedra libre y abierta Contra la Nueva Inquisición invita a una cátedra-debate:

¬ŅEs posible lograr transformaciones profundas a trav√©s
de la participación Político-electoral?

Temas de Debate:
¬ŅParticipaci√≥n pol√≠tico-electoral? Vs ¬Ņabstenci√≥n Electoral?

Voces Mujeres
• Aida Avella. Candidata vicepresidencial
• Ochi Curiel. Feminista. Docente Universidad Nacional

Voces del Movimiento Social
•Alberto Castilla. Lider Campesino del Norte de Santander. Senador
•Alfredo Acosta. Coordinador Nacional de la Guardia Ind√≠gena.

Voces Defensores de Derechos Humanos
•Alirio Uribe. Ex presidente del Colectivo de Abogados Alvear Restrepo.
Representante a la C√°mara.
•Uldarico Fl√≥rez. Brigada Jur√≠dica “Uma√Īa Mendoza”. Promotor voto en
blanco.
Eugenio Guerrero. Corporación de Apoyo a Comunidades Populares, CODACOP

Lugar: Plaza Ché.
Universidad Nacional de Colombia

Día: Jueves Mayo 22 de 2014

Hora: 11am


ENTREVISTA A UN PRISIONERO POLITICO DE GUERRA

Colombia: Entrevista a Ren√© Nari√Īo, prisionero de guerra y prisionero pol√≠tico, recluido en Eron Picota y antes en la c√°rcel Modelo.
MI√ČRCOLES, 07 DE MAYO DE 2014 14:50 FERNANDA S√ĀNCHEZ JARAMILLO PARA LA PLUMA

http://www.es.lapluma.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5777:2014-05-07-14-47-09&catid=108:prisioneros-politicos&Itemid=463

 
Testimonio de un prisionero de guerra.
“El poder de la violencia simb√≥lica esa que se ejerce sobre ustedes por quienes tienen poder en las prisiones, se ejerce tambi√©n sobre la sociedad civil al imponer significados, sistemas de valores, e informaciones parciales sobre temas sociales que desconocemos la verdad derrotada, es convertida en no verdad”, Michel Focault.
FSJ: Michel Focault hablaba de la Microf√≠sica del Poder, de las herramientas de poder usadas por las instituciones sobre el otro para controlarlo. ¬ŅCu√°les son estas herramientas usadas en la c√°rcel La Picota?
RN: En Eron Picota y en la Modelo el sistema genera una cultura penitenciara a través del poder que ejercen los guardias del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) sobre las personas privadas de la libertad.
A esto se le denomina tratamiento penitenciario y son las variadas formas en que disciplinan a las personas: abriendo las puertas a las 5: 30 de la ma√Īana para que tengas que salir y ba√Īarte, fila para el desayuno a las 6 de la ma√Īana, la formaci√≥n a las 7 para las “contadas”.
Pero además esta microfísica del poder se evidencia en el uso del poder que hagan los guardias dependiendo de su ánimo. Estas situaciones tienen un impacto psicológico, el interno pierde autonomía y empieza a sentir miedo del otro, del que viste de uniforme. En algunos casos, el interno hace lo que el guardia quiera para evitar castigos, que lo dejen todo un día en el patio, o en la celda, o que lo requisen; se produce un acondicionamiento.
Otras evidencias son una resocialización que no ocurre, los chantajes amenazando al interno con quitarle la orden de descuento, un formato donde se lleva el registro de las actividades realizadas, talleres, cursos, que pueden restar días a la condena.
A veces los guardias retienen esa orden de descuento y exigen dinero al interno para devolverla pues sabe que la persona no los va a denunciar, con esos, y otros mecanismos, se reduce al ser humano ac√°.
En Eron Picota, de alta seguridad para prisioneros de guerra y presos políticos, en operativos de requisa los guardias entran como fuerza de choque: irrespetando al interno, violentándolo verbalmente, pero pasa también con los internos en general. Los guardias crean su propia institucionalidad violentan verbalmente a los internos y, en ocasiones, usan gases lacrimógenos en espacios de poca ventilación. Esas son degradaciones en grupo, pero hay formas de sometimiento individual al desnudar al interno, al insultarlo o al obligarlo a hacer genuflexiones, entre otras.
FSJ: En los modelos antiguos de prisiones como Raphuis de √Āmsterdam, de 1596, destinado a mendigos y “malhechores” las pautas eran el uso estricto del tiempo, vigilancia permanente, trabajos obligatorios, sistema de obligaciones y prohibiciones; el modelo ingl√©s, agreg√≥ el aislamiento, y la idea de prisi√≥n como ejemplo temible, espacio de conversi√≥n, y en Filadelfia, Estados Unidos, en 1790, se inclu√≠an los mismos elementos, pero adem√°s se hablaba de la prisi√≥n como instrumento para modificar esp√≠ritus. ¬ŅQu√© caracter√≠sticas de esos viejos modelos ha visto en sus estancias en la Modelo y en Eron Picota?
RN: Efectivamente, el sistema de producción en el cual vivimos ha hecho de lo inhumano su bandera primordial. Las prácticas que deshumanizan solo se han perfeccionado con el tiempo y están dirigidas a perpetuar esa modificación de la conducta.
El objetivo es despojar al interno de cualquier característica de ser humano, del pensamiento crítico, de cualquier actitud que tuviera fuera de los muros, despojarlo dentro de los muros. El garrote, el castigo, el abuso verbal y el chantaje son formas usadas para reducir al interno, para que se quede en un rincón y no diga nada. El modelo religioso y moralista se sigue practicando acá también. Persisten los intentos por controlar al hombre, por modificarlo.
FSJ: Focault, hablaba de dos modelos de poder: el de la peste y el de los leprosos. El primero, de las sociedades disciplinarias asignaba un espacio vigilado y controlado a cada persona, el lugar de la mujer, el del enfermo mental; tambi√©n hablaba del modelo de los leprosos, un sistema binario de exclusi√≥n, y estigmatizaci√≥n, entre leprosos y no leprosos, que sue√Īa con una sociedad pura sin mal. ¬ŅQu√© caracter√≠sticas de estos modelos ha observado en las c√°rceles?
RN: Desde el a√Īo 2002, se manejan c√°rceles y patios dependiendo de la condici√≥n de quien "cae" en la c√°rcel. Si hay una actitud de rendici√≥n, de aceptaci√≥n de las condiciones hay premios, tratamiento especial.
Para aquellos que no est√°n de acuerdo, que siguen siendo rebeldes, el trato duro y para quienes hacen parte del Estado, funcionarios p√ļblicos, hay un tratamiento especial, y otro para los prisioneros sociales, quienes terminan en centros de “descomposici√≥n” como la c√°rcel Modelo, la Modelo de Bucaramanga, lugares que hacen que el ser humano se degrade. Estas personas terminan m√°s descompuestas consumiendo alucin√≥genos y, algunos, ejerciendo poder sobre sus compa√Īeros internos. La segregaci√≥n se da por sexos.
FSJ: Teniendo en cuenta la excesiva vigilancia, las " Miradas qu√© deben ver sin ser vistas", como dec√≠a Focault, ¬ŅQu√© estrategias pueden utilizar los prisioneros, de guerra, pol√≠ticos y sociales, para confrontar y denunciar los abusos?
RN: En Eron Picota hacemos un trabajo colectivo frente a este tipo de situaciones, afuera las ONGs cumplen un papel importante al visibilizar este tipo de situaciones, esta entrevista que me haces es importante, y el apoyo de ONG?s como la Corporación Solidaridad Jurídica.
Es importante, adentro, crear conciencia, romper esa idea de que si yo denuncio soy un sapo, ese trabajo lo estamos haciendo ac√°. Adem√°s ejercemos la desobediencia civil y hacemos huelgas de hambre en se√Īal de protesta como la de la semana pasada para denunciar la falta de asistencia m√©dica a los prisioneros. Anoche muri√≥ otro prisionero que no recibi√≥ atenci√≥n m√©dica oportunamente.
FSJ: ¬ŅQu√© resultados produjo la huelga de hambre de la semana pasada?
RN: La huelga fue planteada como un campanazo para el Inpec y Caprecom debido a la falta de asistencia m√©dica y la respuesta tard√≠a de la institucionalidad en estos casos. √Čsta fue llevada a cabo por prisioneros pol√≠ticos para hacerle ver al prisionero social que hay que dar ciertas luchas y tomar posiciones para romper la dominaci√≥n.
Directivas del Inpec, de Caprecom y el director del centro penitenciario se reunieron con voceros de Presos Políticos y de Guerra, así como representantes de DDHH de los internos en general.
Resultando de ésta, en primera medida la valoración médica patio por patio para determinar casos urgentes que requieran acción inmediata, reuniones de acercamiento para determinar soluciones al problema planteado ante Gobierno Nacional, Inpec, Caprecom, voceros de los presos Políticos y de guerra. Esperamos que el Gobierno Nacional atienda al llamado realizado y así, no acudir a nuevas jornadas de protesta de nuestra parte.
FSJ: ¬ŅQu√© tipo de desobediencia civil se puede ejercer en prisi√≥n?
RN: Son peque√Īas acciones de car√°cter simb√≥lico, sabotear la contada, no nos dejamos contar, o no nos dejamos encerrar.
“La sociedad no asume que el castigo es quedar privado de la libertad de movimiento, no de otros derechos. Muchos pretenden que los presos dejen de ser personas”. Waldemar y Gabriela Salvi. (Argentina)
FSJ: ¬ŅQu√© responsabilidad tienen los medios en la invisibilizaci√≥n de sus denuncias y en la normalizaci√≥n de las violaciones de derechos humanos en las prisiones?
RN: Hay una responsabilidad grande. La huelga de la semana pasada fue visible en los medios alternativos, pero los medios tradicionales invisibilizan las informaciones a pesar de que todos los meses se publican comunicados desde Valledupar, Combita y otras c√°rceles.
Los medios masivos se hacen cómplices frente a las atrocidades que suceden acá adentro, frente a los abusos contra población vulnerable. El silencio es cómplice de lo que el Estado hace. El 2 de mayo nos visitó Ane Boucher de la Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura, (ACAT) y le contamos lo que está haciendo el Estado, al no respetar las convenciones y pactos que ha firmado.
FSJ: Hay quienes sugieren que al exponer las injusticias y violaciones de derechos humanos en las c√°rceles se pretende imponer un discurso que exime al prisionero de su responsabilidad y que contrasta con el discurso de la responsabilidad individual ejemplarizante, castigadora. ¬ŅQu√© opina al respecto?
RN: Recientemente, nosotros denunciamos ante los medios de comunicación un operativo en el patio en el cual un capitán agredió a un interno social. La respuesta fue por qué no lo pensaron antes de hacer lo que hicieron y por lo cual están allá.
Nosotros creemos que si estamos en un estado social de derecho, el Estado debe ser garante de derechos aun cuando se trate de personas que han transgredido la ley. La violación sistemática de los derechos humanos no tiene porqué ser justificada y aceptada porque alguien transgredió la ley. Esa argumentación es un exabrupto.
En la prisi√≥n se reproduce ese pensamiento del enemigo interno y no se trata al interno como a un ser humano. Por ejemplo, escuchamos trotes militares a las 4:30 de la madrugada en los cuales cantaban: “quiero ba√Īarme en una piscina de sangre subversiva”. Nosotros nos quejamos para que eso cambiara.
FSJ: ¬ŅQu√© consecuencias trae la “hiperinflaci√≥n carcelaria” en la cotidianidad de los prisioneros?
RN: Recuerdo haber visto en la c√°rcel Modelo un patio con 800 personas, personas durmiendo sentadas en los ba√Īos de los pasillos, tubos de agua rotos, gente caminando por encima de otros que descansaban en el suelo. Estos hechos conducen a una p√©rdida de la dignidad.
Algunos congresistas, a quienes los medios si les da espacio, se rasgan las vestiduras hablando de la situación carcelaria del país pero se quedan solo en palabras.
Adem√°s, Colombia imita tambi√©n el modelo chileno que es un modelo corrupto en el que predomina la tercerizaci√≥n. ¬ŅQu√© clase de muros estamos construyendo, qu√© tipo de sanci√≥n social vamos a replantearnos o vamos a seguir en la desidia y violaci√≥n sistem√°tica de los derechos humanos?
FSJ: ¬ŅAnte tantos despojos, emocionales y materiales, en el sistema penitenciario ha cambiado la percepci√≥n acerca de usted mismo desde que ingres√≥ en √©l?
RN: Tengo 35 a√Īos e ingres√© en el sistema hace tres a√Īos. Tengo dos condenas una por rebeli√≥n agravada y otra por concierto agravado con fines de terroristas, est√° segunda en apelaci√≥n.
A pesar de que las cárceles intentan cambiar conductas pues uno vive un afianzamiento de sus convicciones. Lo que pasa aquí adentro es un reflejo de lo que se vive afuera.
La cárcel se convierte en un lugar de lucha donde tratamos de generar pensamiento crítico, invitando a los prisioneros a asumir posiciones para cambiar estas condiciones, a la sociedad civil a que ayude, especialmente al preso social que sufre más degradaciones.
FS: ¬ŅQu√© diferencias existen entre el trato a un prisionero de guerra, y pol√≠tico, y un prisionero social? ¬ŅEs m√°s severo por tratarse de personas m√°s activas y tambi√©n con una formaci√≥n acad√©mica que les permite organizar a otros prisioneros para exigir el respeto a sus derechos?
RN: El prisionero de guerra y político es una persona rebelde por naturaleza debido a sus condiciones políticas, educativas y de conciencia y que desea que el sistema cambie, por ello el tratamiento para éste es diferente.
Los prisioneros de guerra y políticos están en patios de alta seguridad, se intenta dispersarlos, especialmente aquellos que tienen poder de organizar y de denunciar los abusos.
En el caso de Eron Picota, donde me encuentro, los ojos están puestos sobre nosotros las 24 horas del día, pendientes de si hablamos, nos reunimos, enviamos comunicados, amenazan con traslados; el trato es rígido, con el preso social es diferente. Al prisionero social lo violentan de otra manera y por ello les decimos que la manera de frenar los abusos y la degradación no es callar sino protestar al respecto.
FSJ: ¬ŅPor qu√© sabemos tan poco acerca de los prisioneros de guerra y de las condiciones en las cuales sobreviven? ¬ŅEstamos creando una estratificaci√≥n de los prisioneros colombianos?
RN: Adentro, a veces hay unión entre prisioneros políticos y de guerra, trabajamos de manera colectiva aunque pensamos diferente. Afuera, los medios masivos invisibilizan a unos y a otros.
Existe temor de visibilizar a un prisionero de guerra, por eso es complicado que publiquen sobre nosotros y en los medios alternativos, la información sobre nosotros es precaria.
Hay una cierta línea demarcada de cierto de casos de prisioneros políticos que nunca han tomado un fusil y quienes sí lo han hecho y, por esa percepción, los medios se abstienen de informar sobre ellos. También por una historia de desapariciones que pesa mucho en lo que se publica y lo que no.
FSJ: ¬ŅDe qu√© manera su condici√≥n de prisionero de guerra y pol√≠tico ha afectado a su familia? ¬ŅSon ellos, en parte, “rehenes” y prisioneros psicol√≥gicos debido a una opci√≥n de vida suya que lo llev√≥ a la c√°rcel?
RN: S√≠ claro que s√≠. Un familiar muy cercano tuvo que exiliarse porque empez√≥ una persecuci√≥n contra su familia; adem√°s sufren la estigmatizaci√≥n, la imposibilidad de conseguir trabajo…
FSJ: ¬ŅPero qu√© responsabilidad tienen ellos en una decisi√≥n suya?
RN: Así es pero ellos sufren las consecuencias. Una familiar vino a visitarme y fue tildada de guerrillera, de subversiva y eso lo hacen para que me quede callado, para tender un cerco psicológico, para que las personas cercanas a uno no vengan a visitarnos y quedemos aislados.
 
Ren√© Nari√Īo
Ren√© Nari√Īo. Fotograf√≠a Fern√°nda S√°nchez Jaramillo
Fernanda S√°nchez Jaramillo para La Pluma, 6 de mayo de 2014

Nota relacionada:
 
Presos Políticos Colombianos: la batalla contra la aniquilación del pensamiento crítico
Artículos de Fernanda Sánchez Jaramillo publicados por La Pluma:
En Primera Persona apoyo a la paz
Presos Políticos Colombianos: la batalla contra la aniquilación del pensamiento crítico
22 )



COMUNICADO PRISIONEROS PICOTA FIN HUELGA DE HAMBRE

1/05/2014

Los Prisioneros Pol√≠ticos y de Guerra de ERON PICOTA BOGOT√Ā, informamos a
la opini√≥n p√ļblica que:

Se da por concluida la jornada de huelga de hambre llevada a cabo desde el
28 de abril por 115 internos presos políticos, de conciencia y prisioneros
de guerra en 6 patios del establecimiento, la cual contó con el apoyo y
solidaridad de los dem√°s sectores de presos, terminando en total 8 patios y
m√°s de 200 internos en la jornada.

√Čsta fue planteada como un primer aviso al Gobierno Nacional, directivas de
INPEC y CAPRECOM, y a la sociedad civil en general, ante los graves
problemas de salud de una parte importante de internos por inasistencia
médica profesional y especializada, el incumplimiento de fallos judiciales
por acción y desacato de tutela que ha conllevado a la muerte de 7 internos
de Diciembre de 2013 a la fecha.

Bajo lo anterior, directivas del INPEC Regional Central Cll. 26, de Caprecom
y el director del centro penitenciario,  llevan a cabo una reunión el día
de ayer a las 16:00 horas con voceros de Presos Políticos y de Guerra, así
como representantes de DDHH de los internos en general.

Resultando de ésta, en primer medida la valoración médica patio por patio
para determinar casos urgentes que requieran acción inmediata, reuniones de
acercamiento para determinar soluciones al problema planteado ente Gobierno
Nacional,INPEC,CAPRECOM, Voceros de los Presos Políticos y de Guerra.

Esperamos que el Gobierno Nacional atienda al llamado realizado y así, no
acudir a nuevas jornadas de protesta de nuestra parte.

Agradecemos la solidaridad de todos los presos, caminos de unión y
conciencia pues todos los presos del país sufrimos las violaciones al DIH y
muerte dentro de los muros.

Resaltamos de manera especial el apoyo y acompa√Īamiento del Comit√© de
Solidaridad con los Presos Políticos, Corporación Solidaridad Jurídica, así
como de los medios de Prensa Alternativa a nivel nacional e internacional.
Su labor es importante para nosotros.

Un abrazo a los camaradas representantes de la insurgencia en la Mesa de
negociaciones de La Habana.

Presos Políticos y de Guerra Eron Picota Bta.

ANEXAMOS SEGUNDO LISTADO DE INTERNOS CON AFECCIONES EN SALUD DESATENDIDAS

-Neil Rusel Garay TD 63616
Desacato Tutela desde 2011. Tratamiento Meniscos rodilla izquierda.
-Sergio Bernal Ardila TD 73278
Vena varice
-Jhon Saldana TD 70431
Trombos en la sangre.
-Ramiro Cuellar TD 70276
Hipertenso
-Pedro Joaquín Parrado td 63435
Varicocele
-Alexander S√°nchez td 80454
Infección Urinaria
-Carlos Andrés Gómez td 76373
Problemas de Colon
-Juan Manuel Lozano td 78601
Cataratas y.Miopía
-Carlos Andrés Osorio td 44358
Depresivo
-Wilson Moreno td (71282
√ölcera
-David Jiménez td 67647
Trastorno Mental
-Robinson Serna td 80376
Otorrinolaringología
-Juan Carlos López td 64426
Hombro dislocado
-Marco Molina Torres td 78613
Miopía
-Paulerno Contreras td 73096
Hernia discal .Perdida de visión.
-Ermides Linares td 34159
Hipoglicemia
-Libardo Martínez td 70528
Cataratas
-William. Avila td 67341
Dermatologo
-Fabian Jiménez td 67489
Psoriasis
-Luis Alvaro Hern√°ndez td 78584
Hipoglicemia
-Marco Antonio Angsrita td 79304
Infección.pulmonar
-Luis Carmelo Mesa td 66577
Artrosis
-Manuel Ospina td 67328
Hipertenso . Diabético
-Jhon Alexander Davila td 67479
Optometria
-Juan Rubio
Td 71285 optometria
Roberto Sierra td 73619
Lesión lumbar
-Marlon Rafael Palacio td 63220
√ölcera gastrica.
-Jos√© Ra√ļl Caraballo td 70234
Fractura hueso pierna izquierda. Tutor sin retirar desde 2011
-José Hormaza td 67267
Tutor pierna derecha altura tibia sin control ortopedico.
-Gener Sánchez Díaz td cc 7792852
-Juan Carlos Garay cc 3059550
Varicocele . Pendiente cirugía.
-José García cc 17290670
Pendiente cirugía ojo derecho.
-Gerardo Garzón td 17445914
Hernia inglinal.pendiente cirugía
-Luis Romero cc 17411942
Tutela. Colon. Prostata. Optometria
-Jhon Fredy Cocoma cc 96333331
Meniscos
-Héctor Rivera cc 18184720
C√°lculos en los ri√Īones y problemas en la columna por golpiza del INPEC
-Jhon Herrera cc 71193720
Tiroides. Sin cirugía.
-Luis Moreno td 79211212
Dermatologia
-Luis Ni√Īo cc 80167022
Problemas hueso maxilar
-Clemente Ni√Īo cc 79315002
Trigliceridos colesterol
-Jean Rodríguez cc 79723605
Urologia sin valoraci√≥n hace dos a√Īos
-Julio Roberto Alarcon td 79357
Tutela columna . Diabético. Hipertenso
-Fernando López Gutiérrez td 75748
Hernia umbilical. Hipertenso
Amnea del sue√Īo
-Jimy Leal Chilatra td 41188
Visión.prótesis izquierda desgastada.
Tutela en.odontología.


EN SOLIDARIDAD CON CARLO CARRILLO

CAMPA√ĎA NACIONAL E INTERNACIONAL

Yo te nombro Libertad

La sintonía confesional de un anhelo de libertad

Palabras de rechazo al montaje judicial de Carlo Carrillo después de 19 meses de su injusta detención.
“Reflexiones parecidas no los ponen melanc√≥licos sino que m√°s bien los regocija enormemente, y por ejemplo Susana decide que a Manuel le convendr√°, en plena escuela primaria argentina, enterarse de que ah√≠ al lado se hablan cosas que otros pibes igualmente sudamericanos chamuyan sin problema, todo lo cual contribuir√° pestalozzianamente a amortiguar la compartimentaci√≥n y el provincialismo de los pibes en cuesti√≥n.”
Julio Cort√°zar, El libro de Manuel, 1973.
26 Abril 2014
Cuando me invitaron a escribir algunas palabras sobre Carlo, me pareci√≥ un ejercicio sencillo, se tratar√≠a tan solo de organizar ideas generales para llevarlas al papel, en donde quedar√≠an plasmadas, imborrables, sumergidas en el tiempo y atadas a la permanencia del mundo material que dota de inmortalidad todo lo que requiere que prevalezca en la mente de los humanos. Pero el asunto se hizo mucho m√°s complejo, se transform√≥ en un ejercicio reflexivo, un ambiente que empe√Īado en desvanecer los l√≠mites entre el recuerdo y la realidad constituyo de sentido lo que se encuentra aqu√≠ escrito. Ah√≠, despu√©s de algunos minutos decid√≠ comenzar con Cort√°zar y un fragmento de su novela El libro de Manuel, una de las obras m√°s criticadas por haber pretendido dejar de lado el contenido fant√°stico a cambio de posicionarse en el plano pol√≠tico, los comentarios nacieron de zurdos y diestros. Ahora bien, sin tener como objetivo la elaboraci√≥n de un comentario riguroso sobre la novela, que por cierto no es una de las mejores del argentino, la he tra√≠do a colaci√≥n, sinceramente como excusa para la construcci√≥n de este arrume de palabras, porque el contexto en el que fue escrita guarda sentida relaci√≥n con la situaci√≥n por la que atraviesa hoy Carlo.
Hay cosas que se quieren olvidar porque fueron vividas con rabia, impotencia, dolor, humillaci√≥n e insolencia, las fechas que recuerdan un evento desagradable se convierten en ese ruidoso vacio que se acomoda en la penumbra de la vida de quienes nos falta algo. El 26 de septiembre se traduce en un nudo en la garganta, una oscuridad absoluta en el coraz√≥n y una inevitable tristeza que se hospeda en las personas que sentimos la penosa situaci√≥n de injusto encarcelamiento por la que atraviesa en este momento Carlo, un profesor de Ciencias sociales licenciado de la Universidad pedag√≥gica Nacional, que fue estudiante de universidad p√ļblica como muchos y muchas a las que no nos toco ser maestros por √ļnica salida para cursar un pregrado y obtener un t√≠tulo en el diverso universo del mercado educativo, si no que fue una opci√≥n de vida, una acci√≥n dignificante de parte de quienes creemos en una sociedad mejor y en donde uno de los principios para lograrlo se encuentra en la educaci√≥n como ejercicio social y emancipador; pero todo hay que decirlo, Colombia es un escenario complejo para pensar, decir y llevar a cabo acciones relacionadas con mecanismos de transformaci√≥n, liberaci√≥n y justicia social. Hoy son 19 meses desde que Carlo fue detenido en Bucaramanga Santander, producto de un montaje del que precisaban en ese momento las fuerzas militares para rendir cuentas en el consejo comunitario que llevo a cabo Juan Manuel Santos sobre esa fecha, los militares y la polic√≠a nacional entregaban su trofeo de guerra al mandatario y a la opini√≥n p√ļblica supuestamente “representada” por los medios de desinformaci√≥n que abanderaban el triunfo de un fuerte golpe a uno de los n√ļcleos terroristas que se forjan al interior de las universidades p√ļblicas, en donde tambi√©n existe un asedio de polic√≠as infiltrados que reciben sueldo, asensos y lo que es a√ļn peor, un cupo universitario que deber√≠a ser para un o una joven que desee continuar la formaci√≥n universitaria. La fabricaci√≥n de montajes con las m√°s bajas artima√Īas de enga√Īo, seducci√≥n y manipulaci√≥n permiten garantizar la inversi√≥n anual del estado colombiano en cursos de agentes de inteligencia para infiltraci√≥n, persecuci√≥n e intimidaci√≥n contra la ciudadan√≠a.
Ahora, Carlo se encuentra en una c√°rcel de Colombia sentenciado en el marco de la ley 1453 de seguridad ciudadana, envuelto en un montaje judicial creado por un polic√≠a nacional sin orden de trabajo y todas las ilegalidades posibles en un proceso, sin embargo, el juez y la fiscal a cargo se empe√Īan en continuar con el lienzo de impunidad e injusticia que caracteriza este sistema judicial, que si se compara con cualquier estatuto de seguridad utilizado por los reg√≠menes militares - dictatoriales, no tiene mucho que envidiar, con la √ļnica diferencia que proviene de un pa√≠s que dice vivir en democracia y promover el respeto a los derechos humanos, evidentemente un discurso totalmente opuesto a la realidad.
Despu√©s de que en varias ocasiones le han negado la justa y debida nulidad de la medida de aseguramiento, es decir la libertad, se comprueba que el caso de Carlo como el de muchos se ratifica la falta de voluntad y respeto al desarrollo de un proceso honesto, por el contrario la defensa se est√° enfrentando a artima√Īas que llevan al desgaste, la desesperaci√≥n e intimidaci√≥n. Porque en eso se ha convertido la realidad de este proceso, un escenario para sentir el pasar del tiempo desolador, implacable torturador que minuto a minuto no titubea en
demarcar las barreras entre la libertad y el encierro, representadas en la distancia infinita imposible de reducir a escalas de medida.
El tiempo en la cárcel se viste de vigilante de la vida atento y movido por manecillas del anhelo de querer continuar viviendo los placeres jocosos y sencillos que se encuentran en una carcajada que sorprende a la cotidianidad y rompe la silenciosa monotonía que apresa corazones a diario volviéndolos sus esclavos. Cuando empecé a escribir dije que había invitado a dialogar a Cortázar con libro para Manuel porque entabla una relación con toda esta pesadilla, los motivos son dos. El primero, esa novela fue escrita en el exilio, así como muchas otras que han sido fruto del destierro, estuvo dedicada a los presos políticos argentinos del momento de la dictadura, a la vez que pretendía convertirse en un grito dilucidador contra el régimen militar, con esa novela Cortázar quería demostrarle al mundo, en especial a Europa el alto grado de consecuencia que tenia para con su idea del intelectual comprometido con la causa política. La segunda razón, es netamente un capricho, un regalo, un detalle a la vida por permitirme escribir esto para la persona que se formo conmigo en la clase, en la calle, en
el cine, en el d√≠a a d√≠a; es el recuerdo de alguien a quien le gusta Cort√°zar y habla de √©l afirmando: “Cort√°zar es muy bueno para ense√Īar sociales, los chinos aprenden m√°s f√°cil as√≠”. En sinton√≠a confesional, por el respeto, cari√Īo y admiraci√≥n que le guardo a Carlo, a quien recuerdo por su incomparable alegr√≠a, la notable facilidad de cultivar amistades, la demarcaci√≥n interna del amor por lo que hace y piensa que no tiene otra forma de demostrarse m√°s que en la pasi√≥n por ense√Īar sociales, contar cuentos y ser feliz, le manifiesto una vez m√°s el compromiso de compa√Īeros, compa√Īeras, profesores, familia y estudiantes en acompa√Īarlo en esta tortuosa realidad, prometiendo no olvidar, no dejar, no abandonar, no abrir paso a resignaci√≥n, porque de lo m√°s sencillo nace lo elaborado y es necesario caminar juntos hasta encontrarlos afuera.
No estamos todos! Falta Carlo
Faltan los presos políticos.

Download File EN SOLIDARIDAD CON CARLO CARRILLO.pdf
[427.0kb]