ACCION URGENTE: NUEVO DESALOJO A CAMPESINOS EN BURITICA (ANTIOQUIA) POR PARTE DE LA FUERZA PUBLICA

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crimenes de Estado (Movice) denuncia el desalojo de campesinos y mineros habitantes del municipio de Buriticá (Antioquia), quienes están siendo expulsados por la fuerza del sector de San Antonio, en un operativo realizado por efectivos de la Defensa Civil y la Policía Nacional. El balance inicial es de un minero herido en una pierda por una bala de goma, disparada a quemarropa por miembros del Escuadrón Móvil Anti Disturbios (Esmad) de la Policía.

BbLESkwCIAEdrkO.jpg

Foto: Isabel Cristina Zuleta, Movimiento Ríos Vivos

Hacemos un llamado a la comunidad nacional e internacional para que tomen acción urgente para obtener garantías para los derechos fundamentales de los habitantes de la zona.

Hechos

De acuerdo con la informaci√≥n transmitida por la Asociaci√≥n Castilla de Oro, con base en Buritic√°, a Radio Nizkor, en este momento, siendo las 1 pm el 11 de diciembre de 2013, y amparados en un decreto de calamidad p√ļblica, emitido por el alcalde del municipio, Carlos Mario Varela Ram√≠rez, los afectados est√°n siendo transportados en camiones hacia el sector conocido como Tiguro, en las afueras de la localidad, donde se encuentra instalado un puesto de mando del Departamento Administrativo del Sistema de Prevenci√≥n, Atenci√≥n y Recuperaci√≥n de Desastres (DAPARD), la Polic√≠a Nacional y la Gobernaci√≥n de Antioquia. Los desalojados, en su mayor√≠a mineros provenientes de otros municipios de la regi√≥n, son dejados a la intemperie y no se les permite el reingreso.

Hasta el momento el reporte desde Buritic√° indica que 15 ranchos m√°s han sido destruidos, mientras los mineros huyen por la monta√Īa para evitar ser subidos a los camiones que les llevan hacia la salida de Buritic√°. Seg√ļn la informaci√≥n obtenida, el alcalde habr√≠a decretado toque de queda a partir de las 2 pm. Los testigos informan que el Esmad grita consignas de provocaci√≥n como: "mineros segovianos, vengan y nos damos".

Contexto

Es de recordar que seg√ļn las denuncias recibidas el pasado 22 de noviembre de 2013, en una intervenci√≥n similar de la fuerza p√ļblica, dos mineros murieron, 17 resultaron heridos, seis est√°n desaparecidos y 10 fueron detenidos y que desde esa fecha m√°s de mil ranchos han sido destruidos.

El domingo 8 de diciembre de 2013, durante una asamblea popular realizada pese a la obstrucción por parte de las autoridades policiales, los habitantes de Buriticá denunciaron que se encuentran en un estado de excepción de facto, pues se les restringe incluso la movilidad y a aquellas personas cuyos documentos de identidad han sido expedidos fuera del municipio se les exige un certificado policial para circular en la localidad.

Asimismo fueron denunciados robos y extorsiones por parte de la Policía, golpizas contra mujeres por parte del Esmad, amenazas a los líderes de los mineros, así como políticas discriminatorias contra los mineros de fuera del municipio.

La canadiense Continental Gold descubri√≥ una veta de oro en el a√Īo 2007 y desde entonces se viene presentando una tensi√≥n entre los mineros artesanales y la multinacional. La declaratoria de calamidad p√ļblica se dio despu√©s del derrumbe en una de las bocaminas artesanales el pasado 18 de octubre de 2013.

Es de anotar que el decreto de calamidad p√ļblica Nro. 089 de 19 de octubre 2013, cuya vigencia ese establece hasta el pr√≥ximo 19 de diciembre de 2013, se basa en el art√≠culo 56 de la ley 1523 de 2012, de Atenci√≥n y Prevenci√≥n de Desastres, que s√≥lo faculta al Presidente de la Rep√ļblica para la declaratoria de desastre nacional. El art√≠culo 57 de la misma, en cambio, permite a los alcaldes declarar la calamidad p√ļblica.

No obstante lo anterior, los desalojos forzados como los que se est√°n ejecutando en este momento en Buritic√°, constituyen un evidente abuso de autoridad y uso excesivo de la fuerza.

Exigimos

- Que las autoridades estatales tomen medidas inmediatas para garantizar la protección de la población afectada por los desalojos en Buriticá (Antioquia).

- Que la comunidad nacional e internacional se pronuncie en apoyo a la protección de la comunidad afectada por los desalojos en Buriticá (Antioquia).

 

Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado, MOVICE


DENUNCIA PUBLICA: ASESINADO MIEMBRO DE LA ASOCIACION CAMPESINA DEL CATATUMBO

El Movimiento Nacional de V√≠ctimas de Cr√≠menes de Estado (Movice) denuncia el asesinato, al parecer por parte de tropas del Ej√©rcito Nacional, de Jorge Eli√©cer Calder√≥n Chiquillo, joven de 20 a√Īos y miembro de la Asociaci√≥n Campesina del Catatumbo (Ascamcat), organizaci√≥n que hace parte del cap√≠tulo Norte de Santander del Movice.

El asesinato sigue a una serie de hostigamientos por parte de militares y agentes de la Policía contra los lideres de Ascamcat y al retiro del esquema de seguridad de la líder campesina Olga Quintero, tesorera de esa organización campesina.


Hechos

El lunes 2 de diciembre, entre las 10:30 pm y las 11:00 pm, el se√Īor Calder√≥n fue asesinado en la vereda Campo Seis del municipio de Tib√ļ (Norte de Santander), mientras se desplazaba desde el casco hasta su vivienda, ubicada en la zona rural de Miramonte.

Sus familiares durmieron esa noche sin recibir noticias del joven agricultor y al día siguiente, cuando comenzaron a indagar por su paradero, supieron de su muerte.

En referencia al crimen, el comunicado p√ļblico del Ej√©rcito sostiene que el cuerpo sin vida del se√Īor Jorge Eli√©cer Calder√≥n fue encontrado luego de un hostigamiento. Sin embargo los allegados a la v√≠ctima y miembros las juntas de acci√≥n comunal de las veredas Campo Seis y Miramonte (Tib√ļ) afirman que no hubo hostigamientos ni combates entre militares y guerrilleros en esta vereda sino que escucharon una r√°faga de fusil en la zona donde el joven fue encontrado.


Contexto

Los miembros de Ascamcat tuvieron un papel protag√≥nico en el paro campesino del Catatumbo realizado entre junio y julio de este a√Īo, durante el cual fueron asesinadas cuatro personas por la Fuerza P√ļblica. Los l√≠deres de esta organizaci√≥n siguen participando en la Mesa de Interlocuci√≥n y Acuerdo (MIA) que se encuentra en negociaciones con el gobierno.

El 21 de junio el presidente Santos acus√≥ p√ļblicamente y sin fundamento a los participantes en el paro campesino del Catatumbo de tener v√≠nculos con la guerrilla de las FARC (http://youtu.be/3ItksYNGQeI). Esto ha puesto en grave riesgo a los l√≠deres de Ascamcat quienes han enfrentado numerosas agresiones. Entre ellas, las m√°s recientes son:

- El viernes 15 de noviembre de 2013, a las 6:00 pm, el l√≠der de Ascamcat Juan Carlos Quintero Sierra fue detenido durante 30 minutos en un ret√©n del Ej√©rcito, mientras se dirig√≠a, en compa√Ī√≠a de dos escoltas del esquema de seguridad que le fue asignado por la Unidad Nacional de Protecci√≥n (UNP) adscrita al Ministerio del Interior, al corregimiento de San Pablo del municipio de Teorama (Norte de Santander), con el fin de realizar el trabajo propio de la asociaci√≥n. Mientras permanec√≠a en el ret√©n, se percat√≥ de que un soldado que no portaba identificaci√≥n en su uniforme estaba fotografiando el veh√≠culo y las placas del mismo.

- El 19 de noviembre de 2013, a las 9:00 am, en el desarrollo de una reuni√≥n con los presidentes de numerosas juntas de acci√≥n comunal y representantes de la Alcald√≠a del municipio de San Calixto (Norte de Santander), los escoltas de Juan Carlos Quintero Sierra fueron retenidos y posteriormente conducidos por miembros del Ej√©rcito a la estaci√≥n de Polic√≠a de dicha municipalidad con el fin de que se identificaran y verificaran que cuentan con autorizaci√≥n para portar de armas, lo cual resulta irregular dados los protocolos que los miembros de la Fuerza P√ļblica deben seguir en relaci√≥n con los esquemas de protecci√≥n de la UNP.

- El mismo 19 de noviembre, siendo las 11:15 am y una vez terminada la reuni√≥n, mientras Juan Carlos Quintero y sus escoltas se dirig√≠an desde San Calixto a la ciudad de C√ļcuta fueron retenidos nuevamente y de forma arbitraria por el Ej√©rcito durante aproximadamente una hora. Esto ocurri√≥ a 10 minutos del casco urbano, en un ret√©n instalado por un grupo de 30 militares aproximadamente, quienes hicieron se√Īales para que se detuvieran. Ante la negativa de descender del veh√≠culo, como estipulan los reglamentos de la UNP, los militares llaman a la Polic√≠a, quienes llegaron minutos despu√©s y empezaron a indagar sobre ‚Äúla mesa‚ÄĚ, acerca de ‚Äú¬Ņc√≥mo va el paro?‚ÄĚ y de ‚Äú¬Ņd√≥nde est√° el doctor Jerez?‚ÄĚ. Adem√°s, agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) presentes guiaron a un perro antinarc√≥ticos al veh√≠culo, supuestamente para buscar coca√≠na. Luego, se les verific√≥ a los escoltas nuevamente su identidad y la autorizaci√≥n para el porte de armas, a pesar de que ya lo hab√≠an hecho horas atr√°s en la estaci√≥n de Polic√≠a, y mientras suced√≠a esto fueron sometidos a un interrogatorio con preguntas como ‚Äú¬Ņqui√©n es el m√°ximo l√≠der de ustedes?‚ÄĚ. Este hecho fue comunicado al Ministerio de Defensa, a trav√©s de la Mesa de Interlocuci√≥n y Acuerdo (MIA) con el gobierno.

- El de 28 de noviembre de 2013, los directivos de Ascamcat Olga Luc√≠a Quintero, Juan Carlos Quintero y Jhonny Abril se movilizaban en un mismo veh√≠culo, junto con el esquema de seguridad asignado por la UNP a Juan Carlos Quintero. Hacia las 4:15 pm, en el sector conocido como la 'Y' del municipio de Oca√Īa, el veh√≠culo se estacion√≥ para esperar a otro autom√≥vil que los acompa√Īaba en el viaje. En ese momento, dos sujetos de aspecto sospechoso, uno con corte militar, llegaron en una motocicleta de marca Susuki y placas GN125, y preguntaron por Olga Quintero, diciendo ‚Äúa nosotros nos dijeron que estaba por ac√°‚ÄĚ. Despu√©s de este incidente se not√≥ un impacto de bala en el carro mencionado, aunque no se escuch√≥ ning√ļn disparo.

Es de anotar que en los días anteriores a este hecho, mientras que Olga Quintero se encontraba en Bogotá, su escolta fue requerido por miembros de la Policía, quienes lo desarmaron, y que el día siguiente le fue cancelado el contrato, dejándola sin esquema de seguridad y, por lo tanto, desprotegida.


Exigencias

- Que el Gobierno Nacional tome medidas políticas y urgentes para garantizar la seguridad de los líderes y todos los miembros de Ascamcat, así como de todos participantes en el paro campesino del Catatumbo y en el reciente paro nacional agrario.

- Que la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General de la Nación investiguen estos hechos y se tomen los correctivos penales y disciplinarios necesarios para que cese la persecución en contra de Ascamcat.

- Que la comunidad nacional e internacional se pronuncie para solicitar garantías para el ejercicio de los derechos civiles y políticos de los miembros de Ascamcat.

 

Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice)


SEGUNDO ENCUENTRO REGIONAL DEL CARIBE - LARGA VIDA A LAS MARIPOSAS

DECLARACI√ďN POL√ćTICA

Las organizaciones convocantes a este evento que hacemos parte de la Coalición Larga Vida a las Mariposas, las y los asistentes de diferentes organizaciones sociales y participantes en general del espacio, recogiendo las diferentes perspectivas que aportan al fortalecimiento del proceso de apoyo y solidaridad con los prisioneros y prisioneras políticas en la región del Caribe colombiano declaramos que:

1. Rechazamos la formulación de la actual política criminal, porque desconoce el conflicto social, político, económico y armado de nuestro país, y generael actual modelo de reclusión basado en el derecho penal enemigo y niega la posibilidad de la resocialización como carácter central de la pena privativa de la libertad.

2. Denunciamos la existencia de m√°s 150 Prisioneros y Prisioneras Pol√≠ticas en las c√°rceles ubicadas en la Regi√≥n Caribe, en sus distintas categor√≠as (de Guerra, Conciencia y Victimas de Montajes Judiciales), e insistimos en la necesidad de su reconocimiento por parte del Estado colombiano, pues √©ste significa un paso importante hacia la reconciliaci√≥n y la construcci√≥n de un pa√≠s con justicia social. En el marco de esto exigimos al Estado que reconozca su responsabilidad en los procesos de persecuci√≥n y criminalizaci√≥n a la protesta social y a la oposici√≥n pol√≠tica que ha desencadenado en el encierro de miles de luchadoras y luchadores sociales que encarnan el sue√Īo de la construcci√≥n de una Colombia diferente.

3. Apelamos al respeto del estado social de derecho y las garant√≠as civiles y pol√≠ticas, en las cuales se enmarcan la libre escogencia de la opci√≥n pol√≠tica e ideol√≥gica que en ning√ļn momento puede significar un trato discriminatorio hacia los opositores, por lo anterior, exigimos que los y las prisioneras pol√≠ticas no sean excluidos o marginados de los beneficios que tiene el complejo de la poblaci√≥n reclusa en nuestro pa√≠s, en raz√≥n de su opci√≥n pol√≠tica.

4. Siendo conscientes de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra la población reclusa y en especial los y las prisioneras políticas, ratificamos la importancia de la ampliación de los escenarios de solidaridad en la intención de lograr condiciones de vida dignas de las personas en reclusión.

5. Desde las organizaciones defensoras de derechos humanos y el movimiento social y popular en general, se hace necesaria la apropiación del problema de los y las prisioneras políticas en Colombia como manifestación fehaciente del conflicto social, político, económico y armado que vive el país hace tantas décadas.

6. Exhortamos la importancia del fortalecimiento organizativo al interior de las cárceles, por lo tanto apoyamos la consolidación de los colectivos de prisioneros y prisioneras políticas y su convergencia en el Movimiento Nacional Carcelario, para que sigan luchando para transformar las actuales condiciones de reclusión que vulneran de manera profunda los derechos humanos, sin embargo, hacemos un llamado a las organizaciones políticas y sociales para que desde su trabajo diario se visibilice y blinde el trabajo que se desarrolla al interior de los penales.

7. Reiteramos nuestro compromiso en la formulación de estrategias concretas y conjuntas con los procesos organizativos al interior de las cárceles, que posibiliten hacer efectivas las exigencias que mejoren las condiciones vitales de las y los prisioneros políticos y la población reclusa en general.

8. Proponemos el desarrollo de una campa√Īa de sensibilizaci√≥n y solidaridad con las y los Prisioneros Pol√≠ticos en el Caribe, que desemboque en compromisos de apoyo concretos por parte de las organizaciones sociales, populares, sindicales, estudiantiles y defensoras de derechos humanos, con el prop√≥sito de aliviar las repudiables condiciones de reclusi√≥n a las que son sometidos y ampliar las voces de exigencia de su libertad.

9. Desde el espacio del Segundo EncuentroRegional del Caribe por la libertad de los y las prisioneras pol√≠ticas ‚ÄúLarga vida a las Mariposas‚ÄĚ,expresamos nuestro apoyo al alcalde de Bogot√° Gustavo Petro y rechazamos la decisi√≥n de su destituci√≥n por parte del procurador general de la naci√≥n Alejandro Ordo√Īez, por considerarla un atentado al poder soberano que reside en el pueblo y a la democracia, siendo una prueba m√°s de la inexistencia de garant√≠as para el ejercicio de la oposici√≥n pol√≠tica en el pa√≠s.

10. Nos solidarizamos con los compa√Īeros de la universidad de C√≥rdoba que se encuentra bajo amenaza de judicializaci√≥n y entrar√≠an a engrosar las filas de los prisioneros de conciencia en nuestro pa√≠s, y rechazamos en√©rgicamente la estigmatizaci√≥n de la cual han sido objeto.

11. La Coalici√≥n Larga Vida a las Mariposas respalda los Di√°logos de Paz que se desarrollan en la Habana entre en el Estado y la Insurgencia de las FARC EP, a los que esperamos se pueda unir el ELN, as√≠ como el reconocimiento y b√ļsqueda de la libertad para los y las prisioneras pol√≠ticas como paso fundamental hacia la reconciliaci√≥n para construcci√≥n de un pa√≠s en paz con justicia social. Nos comprometemos a aportar en la construcci√≥n de una paz estable y duradera desde nuestra condici√≥n como miembros de la sociedad colombiana.

12. Decidimos convocar una reuni√≥n de coordinaci√≥n en el mes de enero de 2014, para dar continuidad a este espacio de encuentro y a la construcci√≥n colectiva de nuestras l√≠neas de acci√≥n para el pr√≥ximo a√Īo, en la cual recogeremos los elementos y propuestas de acciones de solidaridad desarrollar con los y las prisioneras pol√≠ticas del caribe.

13. Por ultimo resaltamos que la lucha que libra el Movimiento Nacional Carcelario junto con el movimiento social y popular colombiano hace parte del objetivo incansable de la construcción de un país en paz con justicia social. Y desde este espacio se hace un llamado de atención a las organizaciones sociales y populares para que el compromiso que se asume con los y las prisioneras políticas se traduzca en el ánimo de reconocer y trasformar las aberrantes condiciones en las que se vive al interior de las cárceles y la dignidad con las que se asumen por parte de ellos.

Diciembre 10 de 2013

Barranquilla.

ver mas en: www.fundacionlazosdedignidad.org


SER DE IZQUIERDA ES MAS DIFICIL QUE SER DE DERECHA

Por: JULIAN CORTES URQUIJO | diciembre 11, 2013 

‚ÄúMis sentimientos est√°n como mi coraz√≥n, a la izquierda;¬†mi raz√≥n, como mi cerebro, al centro;¬†mis odios y resentimientos en mi peque√Īa ves√≠cula biliar, a la derecha.‚ÄĚ

Héctor Abad Gómez 

Algunos estudios cient√≠ficos que han sido popularizados √ļltimamente en las redes sociales, afirman que las personas de izquierda son m√°s inteligentes que las de derecha (Rindermann et al. 2012; Stankov, 2009), o que las personas con mayor nivel educativo tienden a tener posiciones m√°s liberales (Kemmelmeier, 2008; Gerber et al., 2010). Varias veces se ha dado ese debate en c√≠rculos de discusi√≥n, por aquello de que es com√ļn escuchar que la izquierda ‚Äúadoctrinamos‚ÄĚ a la gente. La verdad es que s√≠ queremos masticarnos un poco mejor la realidad, y por eso insistimos en cuestionarla y nos tomamos el tiempo necesario para encontrar los mejores argumentos. Para ese fin, no basta con leer la informaci√≥n de los peri√≥dicos de amplia circulaci√≥n, ni ver las mentiras convertidas en noticias de los grandes medios.

El ‚Äúzurdo‚ÄĚ medianamente formado, ha pasado por una cantidad de estudios de manera autodidacta o en n√ļcleos de formaci√≥n en sindicatos, ONGs, organizaciones sociales, academia, partidos de izquierda y dem√°s espacios sociales, incluso acompa√Īado de unas cervezas y otros, hasta de un porro de marihuana. Es un desaforado lector de informaci√≥n y de cuanta literatura contestataria, cr√≠tica, marxista, librepensadora, cient√≠fica y po√©tica encuentre por su paso. Un ‚Äúdebat√≥logo‚ÄĚ que con poderosos argumentos le contesta hasta a su propia madre cuando considera que ella no est√° en lo correcto. El zurdo es por excelencia un inquieto buscador de respuestas y no ‚Äútraga entero‚ÄĚ.

Podríamos hacer un análisis detenido de los grandes intelectuales, artistas y personalidades en la historia y clasificarlos en dos grandes grupos. De esta manera, a pesar de sus amplias diferencias entre sí; se puede llegar a la conclusión que son más quienes apoyaron alguna causa progresista, simpatizaron o profesaron ideas de izquierda, e incluso que llegaron a militar en partidos revolucionarios y/o comunistas que los que apoyan las ideas conservadoras. Desde Sócrates quien murió defendiendo sus ideas contra el establecimiento de Atenas, hasta Einstein, un científico pacifista y crítico del nazismo. George Washington fue un revolucionario progresista, y Bolívar, a pesar de la diatriba errada de Marx y de la insistencia histórica del partido conservador de ubicar a nuestro prócer como padre ideológico de este en Colombia, fue de izquierda. Mandela, recientemente fallecido, un abogado sudafricano de izquierda y guerrillero, lo mismo que Fidel en Cuba y Nehru y Ghandi en la India, también abogados, no solo cambiaron la historia de sus propios países, sino la del mundo contemporáneo. El mismo Jesucristo con el cual muchos cristianos justifican las más aberrantes posiciones fascistas se podría considerar que para su momento histórico fue un rebelde con ideas progresistas de izquierda. Artistas de la talla de Charlie Chaplin y Cantinflas eran de izquierda, e incluso Chaplin militó en el Partido comunista.

John Lennon por su parte se dice que fue asesinado por la CIA ante su manifiesto apoyo al fin de la guerra en Vietnam y sus nexos con el partido pol√≠tico de izquierda de las Panteras Negras en EEUU. Picasso milit√≥ en el partido comunista franc√©s, y ni que decir de Frida Kahlo y Diego Rivera quienes militaban activamente en el partido comunista mexicano. El prestigioso cient√≠fico colombiano Rodolfo Llin√°s aunque no le guste mencionarlo, sin duda es de izquierda. El escritor William Ospina a pesar de superar los 30 a√Īos, donde se supone que uno deja de ser de izquierda, tambi√©n lo es. Podr√≠a seguir enumerando ejemplos, pero son muchos.

Infortunadamente en la Actualidad muchos intelectuales prefieren quedarse callados por diversas razones como lo manifestaba James Petras en su art√≠culo ‚ÄúIntelectuales en retirada‚ÄĚ. Ya no son tantos los intelectuales dispuestos a darse la pela por un mundo mejor, y los que hay no tienen cabida en la academia oficial, m√°s interesada en acumular ‚Äúpapers‚ÄĚ que en cambiar la sociedad. Estos intelectuales mudos, ciegos y sordos ante la realidad, aun sin tener posiciones de derecha terminan militando sin quererlo en sus filas. Su silencio los convierte en c√≥mplices.

Justificar los postulados de la derecha desde la raz√≥n es un imposible, desde el humanismo (o coraz√≥n como muchos lo llaman) mucho menos. Los nazis duraron a√Īos experimentando para argumentar su supuesta superioridad como raza y no pudieron. Son pocos los intelectuales que se atreven a justificar los ataques militares de los pa√≠ses imperialistas contra Irak o las recientes incursiones contra Libia y la frenada incursi√≥n militar contra Siria.

Ser de izquierda, por tanto exige mucho más del cerebro humano, precisamente porque comprender la ideología política de la izquierda y su crítica al establecimiento y a las formas excluyentes y elitistas de ejercer el poder, requiere un ejercicio mental muy superior que el que hacen los partidos o corrientes de derecha o defensoras del statu quo incluyendo el menudo esfuerzo mental que hacen sus seguidores. A veces ni el desempleo puede hacer creer de lo contrario a un desprevenido ciudadano mal informado.

- ‚ÄúUribe ha sido el mejor presidente de Colombia‚ÄĚ, ‚Äď dec√≠a una mujer vendedora de dulces cerca de la biblioteca Luis √Āngel Arango mientras una tanqueta de la polic√≠a avanzaba recogiendo las ventas ambulantes y ella alistaba con sumisi√≥n sus cositas.

Y cuando se dice que el pensamiento de izquierda requiere de un ejercicio mental m√°s elaborado no se est√° diciendo que es exclusividad de los intelectuales. Los l√≠deres campesinos que recientemente nos deslumbraban con su an√°lisis profundo y bien l√≥gico de la realidad del agro colombiano demuestran lo contrario. Las movilizaciones tan amplias como las que hemos disfrutado recientemente son resultado de un trabajo persistente de educaci√≥n pol√≠tica que la izquierda en todas sus formas ha realizado a lo largo y ancho del pa√≠s m√°s que de enga√Īo o presi√≥n como acostumbra hacer la derecha. Para nada son espont√°neas como sugieren algunos analistas.

Para creer en las concepciones de la derecha, (sin ofender), se requiere tener estenosis mental. Asumir la ideolog√≠a de la derecha, requiere ser b√°sico en t√©rminos argumentativos. Seguir pol√≠ticamente a un personaje de derecha como √Ālvaro Uribe es f√°cil. Aceptar el recurso argumentativo de la seguridad o de que el pa√≠s est√° mejor porque ya se puede viajar por las carreteras o de que ‚ÄúColombia es pasi√≥n‚ÄĚ, es simple, y por eso llega al m√°s desprevenido de los colombianos. Conseguir que el grueso de los colombianos apoyara a Uribe y sus planteamientos requiri√≥ de un ejercicio altamente elaborado por parte de propagandistas expertos que pueden comunicar una idea con im√°genes y lemas sencillos, dispuestos t√°cticamente para que f√°cilmente sean aceptados por el vulgo gregario. La derecha apela a la ignorancia masiva que con sus pol√≠ticas educativas e informativas han generado. No es que el com√ļn de la gente sea ignorante, es que est√° mal informada que es otra cosa. Y en eso los grandes medios han ayudado bastante.

No dudo de la inteligencia de √Ālvaro Uribe, ni mucho menos de la de Godofredo C√≠nico Caspa, ‚Äď aunque s√≠ de la fingida intelectualidad de Jos√© Obdulio-. Lo cierto es que es dif√≠cil creer a estas alturas de la historia colombiana que √Ālvaro Uribe tenga realmente buenas intenciones y que su discurso patriotero y su mano en el coraz√≥n sean porque le interesan los colombianos. Basta hacer una delicada pesquisa a sus propiedades, a sus ingresos y los de su familia, para darse cuenta de donde proviene su discurso y cu√°les son sus verdaderos intereses.

Anta√Īo y ahora, mientras la izquierda argumenta sus tesis contra la derecha con teor√≠as econ√≥micas, pol√≠ticas, filos√≥ficas y sociol√≥gicas, la derecha saca tonter√≠as como decir que los comunistas ‚Äúcomen ni√Īos‚ÄĚ, o que el socialismo quiere acabar con la familia, apelando a los miedos de las mayor√≠as, o como sostuvo durante a√Īos el imperio norteamericano que Mandela era un terrorista.

Para algunos militantes de izquierda mostrar una visi√≥n simplista del mundo es sin√≥nimo de pedagog√≠a, para otros es sin√≥nimo de segregar o subestimar las capacidades intelectuales y el potencial pol√≠tico de las masas. Otros, en otras √©pocas hac√≠an cartillas para que los militantes de base aprendieran cual catecismo los postulados del marxismo y las corrientes progresistas del pensamiento, deformando desde el principio la idea de concientizar a la gente por la de dogmatizarla. Sea como sea, la izquierda en su conjunto hemos fallado a la hora de conquistar los corazones y las cabezas del grueso de la poblaci√≥n. Por una lado, unos grupos se quedaron debatiendo ideas filos√≥ficas, discursos ‚Äúveintejulieros‚ÄĚ y de la √©poca de la guerra fr√≠a; y por el otro, poco se han esforzado en ense√Īarle a la gente y en adquirir conocimiento ‚Äď como deber primario del militante ‚Äď qued√°ndose solo en el activismo, en la protesta callejera o tirando piedras (sin subestimar estas expresiones), y peor a√ļn, batallando ferozmente contra el capitalismo desde el Facebook.

La izquierda pretende ordenar lo que le caos de la sociedad de consumo y el capital insiste en dejar desordenado. El caos por tanto beneficia a un pu√Īado de la √©lite, tal vez por eso el proyecto progresista de la izquierda es tan dif√≠cil de poner en pr√°ctica, de conciliar y muchas veces de entender. La derecha nunca explica sus prop√≥sitos aunque en el fondo oculten sus intereses perversos e individuales; son tan b√°sicos que cualquier persona los sigue. El mundo sin duda es mucho m√°s complejo de lo que la derecha propone con sus postulados mediocres y simplistas, por respeto al pueblo del cual estamos convencidos que no es ingenuo, ni ignorante, no es posible quedarse en ideas primarias. Sin embargo, podr√≠a ser importante coquetear de vez en cuando con ‚Äúvender‚ÄĚ nuestras ideas con la sencillez y efectividad como el mercado vende una crema dental. Este es uno de los retos para este momento hist√≥rico, poder transmitir masivamente nuestro proyecto de sociedad a todos los colombianos.

Referencias citadas.

1. Rindermann, H., Flores-Mendoza, C. y Woodley, M.A. 2012. Political orientations, intelligence and education. Intelligence, 40, 217-225

2. Gerber, A. S., Huber, G. A., Doherty, D., Dowling, C. M., y Ha, S. E. 2010. Personality and Political Attitudes: Relationships across Issue Domains and Political Contexts. American Political Science Review, 104(01), 111-133.

3. Kemmelmeier, M. 2008. Is there a relationship between political orientation and cognitive ability? A test of three hypotheses in two studies. Personality and Individual Differences, 45(8), 767-772.

4. Stankov, L. 2009. Conservatism and cognitive ability. Intelligence, 37(3), 294-304.

5. Petras, J. 1990. Los intelectuales en retirada. Nueva Sociedad. 107, 92-120