DIEZ PROPUESTAS MINIMAS

Diez propuestas m铆nimas de Garant铆as plenas para el ejercicio de la oposici贸n pol铆tica y social y del derecho a ser gobierno

30 Julio 2013

En desarrollo de las propuestas para la Participaci贸n pol铆tica para la democratizaci贸n real, la paz con justicia social y la reconciliaci贸n nacional, se presenta el siguiente conjunto de iniciativas correspondiente al segundo punto sobre Garant铆as plenas para el ejercicio de la oposici贸n pol铆tica y social y del derecho a ser gobierno. LEER MAS:

Download File DIEZ PROPUESTAS MINIMAS.doc
[37.0kb]


BOLETIN CREANDO PUENTES


El bolet铆n informativo 鈥淵o te quiero libre鈥 surge de la necesidad de difusi贸n de informaci贸n libre de tergiversaciones o manipulaciones medi谩ticas sobre la vida y situaci贸n carcelarias de lxs prisionerxs pol铆ticxs del mundo, as铆 como el trabajo de solidaridad con la causa de lxs presxs pol铆ticxs que desarrollan diferentes organizaciones, entre las que se haya nuestra campa帽a 鈥淐reando Puentes de Solidaridad鈥, que tiene como principal objetivo derrumbar los muros del silencio y construir puentes de intercambio epistolar y de libros con lxs presxs pol铆ticxs. Tambi茅n es un medio de denuncia ante las injusticias cometidas contra estxs luchadorxs a Marzo-Abril de 2013 lxs que tratan de acallar entre rejas. LEER MAS:

Download File BOLETIN 1 Creando Puentes.pdf
[225.5kb]

Por un cambio real

Colombia tiene 5 prisioneros pol铆ticos presos en mazmorras del extranjero. Son luchadores populares. Cuatro de ellos son integrantes de las FARC- EP. Tres enviados por el narco-paramilitar Uribhitler y 芦 Sancho 禄 Santos. Los casos de Sim贸n Trinidad, Sonia e Iv谩n Vargas son muestra de c贸mo es la 芦 justicia 禄 estadounidense. El 4o es Juli谩n Conrado, preso en Venezuela por las autoridades bolivarianas, quien est谩 a la espera de una petici贸n de asilo dado su estado de salud. LEER MAS:

Download File BOLETIN 3 Creando Puentes.pdf
[1,282.8kb]


DELEGACION DE PAZ DE LAS FARC-EP

La Habana, Cuba, sede de los di谩logos de paz, julio 28 de 2013

El optimismo de los colombianos en la posibilidad real de lograr la reconciliaci贸n nacional, sobre bases de justicia social, no puede ser atropellado por quienes, mientras lanzan al mundo discursos de paz, persisten en mantener y profundizar las causas de la confrontaci贸n, una de las cuales es sin duda el problema de la tenencia y uso de la tierra.

De nada servir铆a hablar en La Habana de la limitaci贸n de la propiedad de la tierra, del freno a su extranjerizaci贸n, de su formalizaci贸n a favor de los pobres y de la soberan铆a nacional, si el gobierno convierte lo acordado en palabras vac铆as que se las lleva el viento.

La inaplazable reforma agraria ligada al anhelo de paz, no puede quedar reducida a una burla de poderosos grupos econ贸micos, banqueros y propietarios de emporios azucareros que posan de 鈥渘uevos llaneros鈥, con 鈥渞epentinas鈥 ansias de tierra, que avanzan poniendo por delante a abogados tramposos y mafiosos que operan bajo el manto de la m谩s descarada impunidad y protecci贸n gubernamental.

Como se deduce del tratamiento infame que se le est谩 dando a las justas protestas de los pobladores del Catatumbo, al gobierno no le interesa defender al campesino pobre, sino los sacrosantos derechos del capital. Hasta se ha inventado un nuevo proyecto de ley, como supuesta soluci贸n salom贸nica, para que los forajidos enmascarados que ostentan un gran m煤sculo financiero y han actuado con probado ingenio delictuoso en sus labores de acaparamiento de tierras y Unidades Agr铆colas Familiares, no vayan a perder su inversi贸n.

驴Acaso vamos a permitir que la sentencia de la Corte Constitucional que tumb贸 los art铆culos 60, 61 y 62 del Plan Nacional de Desarrollo, que pretend铆a abrirle paso al acaparamiento de las tierras por parte de grandes empresarios, sea escamoteada por el Bufete de abogados de la firma Brigard y Urrutia que trabaja para Riopaila Castilla S.A., Cargill, Fazenda y Sarmiento Angulo?

驴Vamos a permitir que por atajos y con triqui帽uelas empresarios ap谩tridas y trasnacionales representados en Poligrow, Cementos Argos, M贸nica Semillas o Inversiones Manuelita, montados en la llamada 鈥渓ocomotora de la prosperidad鈥 violen todas las prohibiciones que existen para acumular bald铆os y atropellen impunemente las pocas normas decentes de la legislaci贸n colombiana, haci茅ndose a propiedades situadas en zonas donde se produjeron masacres y desplazamientos forzados, como si no pasara nada?

El pa铆s necesita saber, qui茅nes son esos 鈥渃ampesinos鈥 sospechosos que vendieron sus UAF de 1.100 hect谩reas a las trasnacionales, a mil millones de pesos, cada una. Urge conocer la verdad, porque la mayor铆a de esas tierras fueron despojadas violentamente por el paramilitarismo de Estado.

El gobierno en vez de inventarse trucos para feriar la Altillanura y legalizar los acaparamientos producidos antes de 1994, o los posteriores, en vez de reeditar su intento de tomar las UAF con el cuento de la 鈥渇lexibilizaci贸n necesaria鈥 y el argumento de que se requieren los 鈥渇avores鈥 de la inversi贸n extranjera o del m煤sculo financiero de 鈥渋nocentes empresarios 鈥 que no sab铆an que violaban la ley, debiera quitar el antifaz a estos negociantes, a sus testaferros y a sus notarios y jueces de bolsillo, para demostrar con hechos que no est谩 dispuesto a permitir que se acreciente la injusticia que ahoga al campo y la ilegalidad que ha capturado al Estado.

El gobierno est谩 obligado a defender la diafanidad de su compromiso con la paz propiciando que se devuelvan urgentemente las tierras acaparadas, como los subsidios y exenciones tributarias que fluyeron tambi茅n hacia estos timadores. La justica ejemplarizante contra estos sujetos y la reivindicaci贸n de los derechos de la gente del campo que clama por que se le formalice la tierra y sus zonas de reserva, hacen parte fundamental de la construcci贸n de paz.

Recordemos que el acuerdo parcial sobre tierras logrado en La Habana consigna textualmente, que: 鈥淓l gobierno nacional en concertaci贸n con las comunidades, y teniendo en cuenta lo planteado en los principios del presente acuerdo, promover谩 el acceso a la tierra y la planificaci贸n de su uso en las Zonas de Reserva Campesina, haciendo efectivo el apoyo a los planes de desarrollo de las zonas constituidas y de las que se constituyan en respuesta a las iniciativas de las comunidades y organizaciones agrarias que 茅stas consideren representativas, de manera que cumplan con el prop贸sito de promover la econom铆a campesina鈥 se promover谩 la participaci贸n activa de las comunidades que habitan en las Zonas de Reserva Campesina en la ejecuci贸n de sus planes de desarrollo鈥.

Y m谩s adelante plantea que: 鈥淟a constituci贸n de las zonas estar谩 acompa帽ada de procesos de formalizaci贸n de la propiedad鈥 Con el prop贸sito de regularizar y proteger los derechos de la peque帽a y mediana propiedad rural, es decir, garantizar los derechos de los leg铆timos due帽os y poseedores de la tierra鈥, y como garant铆a contra el despojo de cualquier tipo, el gobierno nacional formalizar谩 progresivamente, con sujeci贸n al ordenamiento constitucional y legal, todos los predios que ocupan o poseen los campesinos en Colombia鈥.

Es hora de empezar a cumplir y dejar de reprimir. Es extra帽o que este asunto lo maneje el ministerio de Defensa -que s贸lo mira con el ojo de la consolidaci贸n militar- y no el ministerio de agricultura. Es hora de abandonar el argumento rebuscado de que no se dar谩 paso a la Zona de Reserva Campesina del Catatumbo por su ubicaci贸n geogr谩fica colindante con la Rep煤blica Bolivariana de Venezuela.

DELEGACI脫N DE PAZ DE LAS FARC-EP


CARCEL DONA JUANA: 19 DIAS DE DESOBEDIENCIA MASIVA

La Red Internacional de Solidaridad con las Prisioneras y Prisioneros Pol铆ticos Colombianos - INSPP se solidariza con los presos de la C谩rcel Do帽a Juana, La Dorada, Caldas, Colombia, que llevan 19 d铆as de desobediencia masiva, 176 de ellos se mantienen en huelga de hambre y 18 internos m谩s se han cosido la boca en reivindicaci贸n de sus derechos fundamentales. Instamos al gobierno colombiano, a las instituciones de vigilancia y control en materia de Derechos Humanos y a las autoridades penitenciarias y carcelarias a dar pronta soluci贸n a sus justas peticiones y en todo caso garantizar la atenci贸n humanitaria y la vida de los internos que participan activamente en dichas acciones.

Reproducimos la siguiente denuncia:

C谩rcel Do帽a Juana: 19 d铆as de desobediencia masiva, 18 reclusos se han cosido los labios y 176 se mantienen en huelga de hambre

Ayer, desde la Campa帽a TRASPASA LOS MUROS comunicamos a la comunidad nacional e internacional organismos de control, a las organizaciones defensoras de derechos humanos y a los medios de comunicaci贸n que el d铆a martes 23 de julio del presente a帽o, el recluso Misael Maecha Rodr铆guez del patio n煤mero 9 del Establecimiento Penitenciario de Do帽a Juana (La Dorada, Caldas) falleci贸 luego de sufrir un pre infarto sin que fuera atendido de inmediato por la guardia del penal. Seg煤n el comit茅 de Derechos Humanos del establecimiento penitenciario de Do帽a Juana, el recluso muri贸 de manera indigna sin recibir ninguna atenci贸n m茅dica.

Desde el lunes 8 de julio de 2013, hace 19 d铆as, aproximadamente 1.300 prisioneros de todos los patios de la c谩rcel Do帽a Juana se han declarado en desobediencia pac铆fica como protesta a la violaci贸n permanente a sus derechos humanos. Entre las actividades que se han realizado en estos d铆as, hubo una huelga de hambre de 2 d铆as de m谩s de 1.000 prisioneros.

Hoy se mantienen en huelga de hambre 176 prisioneros, algunos desde el 8 de julio no ingieren alimentos y tampoco han recibido atenci贸n m茅dica para el caso particular, como lo es el suministrado de suero y revisi贸n de sus signos vitales. Desde hoy 18 reclusos se han cosido los labios (15 del patio 5 y 3 del patio 2). Estas acciones exponen a los prisioneros a un deterioro del estado de salud de los mismos, padeciendo fuertes mareos, n谩useas, dolor estomacal, contracciones y debilidad en la movilidad; situaci贸n que puede generar graves enfermedades, da帽os irreversibles y hasta la muerte.

El d铆a de ayer una comisi贸n institucional nacional visit贸 la c谩rcel pero se le neg贸 una reuni贸n con el Comit茅 de Derechos Humanos de los reclusos. Por lo que se mantienen las acciones de protesta hasta que no haya un cumplimiento real para la protecci贸n de los derechos de los reclusos. Apoya las justas peticiones de los prisioneros en desobediencia y huelga de hambre firmando AQUI.

Esta es la segunda jornada de desobediencia masiva que desarrollan este a帽o 驴Qu茅 es lo que pasa en Do帽a Juana?

Campa帽a Traspasa los Muros /// 26 de julio de 2013


LOS PROCESOS DE RUPTURA JUDICIAL

LOS PROCESOS DE RUPTURA JUDICIAL, UNA OPCI脫N POL脥TICA DE LOS PRISIONEROS POL脥TICOS:

Aunque la cadena perpetua est谩 prohibida por la Constituci贸n Nacional colombiana y la legislaci贸n interna, en la pr谩ctica muchos Prisioneros Pol铆ticos enfrentan al tiempo varios procesos judiciales que sumados buscan condenarlos a cadena perpetua como un mensaje de ablandamiento a aquellas mujeres y hombres quienes conscientemente han decidido oponerse al sistema. Es una estrategia jur铆dica que no administra "justicia" de manera imparcial y objetiva. Se trata m谩s bien de una justicia parcializada, politizada y vindicativa que le pasa la cuenta de cobro a su "enemigo interno".

Frente a esta cruda realidad, algunos/as prisioneros/as pol铆ticos/as que enfrentan estas condenas de por vida, han decidido asumir la RUPTURA JUDICIAL como una opci贸n pol铆tica de denuncia de la aberrante de la "justicia" colombiana que se ensa帽a de todas las formas posibles en contra de quienes hacen oposici贸n pol铆tica en Colombia.

La Ruptura Judicial implica la total renuncia que hace el prisionero o la prisionera pol铆tica a cualquier tipo de defensa por considerar ileg铆tima la justicia que los juzga. As铆 las cosas, una salida humanitaria y/o pol铆tica, ser铆a la 煤nica posibilidad que tendr铆an para recuperar alg煤n d铆a su libertad. Las prisioneras y prisioneros pol铆ticos que han asumido esta opci贸n lo saben y por eso resulta admirable la forma valiente c贸mo estas prisioneras y prisioneros pol铆ticos dan muestra de la firmeza de sus principios e ideales pol铆ticos.

Un caso emblem谩tico de RUPTURA JUDICIAL es el del prisionero pol铆tico de guerra TULIO MURILLO AVILA o Alonso en las filas de las FARC. Tulio, lisiado de guerra, gravemente enfermo se encuentra enfrentando con dignidad una eventual cadena perpetua en una de las prisiones de alta seguiridad del estado colombiano.

A continuaci贸n reproducimos el alegato de RUPTURA JUDICIAL presentado por el prisionero pol铆tico de guerra Tulio Murillo Avila ante la instancia judicial que lo juzga. LEER MAS:

Download File Alegato de Tulio Murillo Avila.docx
[33.3kb]