DECLARACION CONJUNTA DE LAS FARC-EP Y El PCB

Reunidos en La Habana, capital mundial de la paz y de la solidaridad internacional, representantes de las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo) y del PCB (Partido Comunista Brasileño) pasaron en revista la coyuntura mundial, sobre todo la de América Latina, y de Colombia en particular, dedicándose con hinco a estudiar posibilidades y alternativas que contribuyan para una expresiva movilización de las fuerzas políticas y sociales antiimperialistas de nuestro continente y de otros países, con vistas a la creación de un amplio, unitario y pujante movimiento por la paz democrática con justicia social en Colombia y por el cumplimiento del que venga a ser eventualmente establecido en los diálogos por una solución política del conflicto colombiano.

Coinciden las organizaciones políticas que firman la presente declaración con la necesidad de concientizar las fuerzas progresistas de Nuestra América de que la solución política del conflicto colombiano es de interés de todos los pueblos hermanos de la región, incluso para la continuidad y desarrollo de los heterogéneos procesos de cambios que hacen de nuestro continente objeto de esperanzas de los pueblos y, por eso aún, de proyectos golpistas yintervencionistas del imperialismo.

La paz frente al imperialismo en América Latina, requisito para el avance de los procesos de cambios, en el camino al socialismo, depende de la paz democrática en Colombia.

Y depende, a la vez, de una firme unidad internacionalista de solidaridad militante:

- a la Revolución Cubana - inspiración de todas nuestras rebeldías y ejemplo de que es posible vencer nuestros enemigos – nuestro saludo a Fidel y Raul, al partido y al pueblo cubano, seguros en los ajustes para avanzar en el socialismo, en el fin del bloqueo inhumano y en la liberación de los Cinco Héroes de todos los pueblos;

- a la Revolución Bolivariana de Venezuela - que pasa por un momento de consolidación y de posibilidad de transición al socialismo – nuestros votos de restablecimiento del Presidente Hugo Chávez, nuestra confianza en los partidos que componen el Polo Patriótico y en el protagonismo del proletariado venezolano;

- a los demás procesos diferenciados de cambios en América Latina, donde se destacan los desarrollos en Bolivia, en Ecuador y en Nicaragua;

- a la reivindicación argentina en relación a las Islas Malvinas y a la defensa de su ley sobre los medios comunicacionales, ejemplo de contrapunto a la manipulación de los medios de comunicación burgués;

- a la lucha de los pueblos paraguayo y hondureño contra los golpistas que violaron la voluntad popular, a servicio de las oligarquías locales y del imperialismo;

- a la lucha de todos los demás pueblos de Nuestra América, de sus organizaciones antagónicas a la orden que se dedican a empujar sus gobiernos para el camino de los cambios progresistas o para derrotarlos y sustituirlos.

Como internacionalistas, no podemos dejar de mirar el mundo en su conjunto, analizando el agravamiento de la crisis sistémica del capitalismo, que puede conferir vigencia dramática a la disyuntiva socialismo o barbarie.

Así, denunciamos la alianza entre los países imperialistas centrales, coadyuvados por el sionismo que, por la fuerza de las armas, recolonizan el mundo, teniendo en el momento como prioridad la dominación de Oriente Medio y de África, por sus posiciones estratégicas e inmensas riquezas naturales.

De esta forma, registramos nuestra solidaridad militante a la lucha por la Palestina Libre, repudiamos la intervención extranjera en la Siria, que tiene como objetivo fortalecer el proyecto expansionista de Israel y de colocar Irán a las puertas de una guerra imperialista. Y repudiamos la actual intervención en Malí, parte del proyecto que comenzó con la ocupación de Libia, con vistas al dominio de todo el territorio africano.

Saludamos el renacer de las luchas de los trabajadores europeos y de otros continentes en faz de la ofensiva del capital para que paguen por la crisis.

Delante del creciente aumento de la represión y criminalización de las luchas populares, de la retirada de derechos y de las guerras de rapiña, nada más vigente que la consigna de Marx y Engels, en el Manifiesto Comunista:

¡Proletarios de todo el mundo, uníos!

La Habana (Cuba), 16 de enero de 2013

Firman:
Iván Marquez – Jefe de la Comisión Internacional de las FARC
IvanPinheiro– Secretario General del PCB

Comunicado de las FARC-EP, enero 20 de 2013

La Habana, enero 20 de 2013

“Nada es tan conforme con las doctrinas populares como consultar a la nación en masa sobre los puntos capitales en que se fundan los estados, las leyes fundamentales y el magistrado supremo…”

Simón Bolívar

La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento, lo consagra la Constitución de la República de Colombia. En consecuencia, amenazar con una eventual judicialización a las organizaciones sociales y políticas del país, a los ciudadanos en general, que quieran hablar de paz directamente con las FARC-EP en la Habana, en medio de un proceso de paz, y sin órdenes de captura contra los voceros insurgentes, no deja de causar asombro y una fragorosa sensación interna de duda y desconfianza frente a funcionarios que abusan con sus pretensiones restrictivas. Nadie viene a la Habana a hablar de guerra; la gente viene hablar de paz y solución política al conflicto social y armado, de todas maneras atendiendo a un mandato constitucional justo y perentorio, pero también a un dictado de su conciencia.

Por otra parte valoramos como positivo que el presidente Juan Manuel Santos haya avanzado en coincidir con nosotros, en que es un mecanismo de consulta popular el que debe refrendar un posible acuerdo de paz. Las colombianas y los colombianos que aman la paz, propugnan por una Asamblea Nacional Constituyente como mecanismo refrendatario de los eventuales Acuerdos de la Habana, o como manifestación de la majestad incuestionable del Constituyente Primario, mil veces más determinante que el poder constituido, para señalizar caminos expeditos y dinámicos hacia la consecución del objetivo supremo de la paz.

Queremos que la búsqueda de la paz para Colombia se cimente en una política de Estado y no en la aspiración efímera de un gobierno. Sólo así la lograremos estable y duradera, porque no estaría sujeta a decisiones caprichosas de un gobierno futuro que quiera reversar un acuerdo de paz. La Asamblea Nacional Constituyente es la única instancia que puede garantizar legitimidad y seguridad jurídica al proceso de paz, porque como enseña Bolívar, El Libertador, “la soberanía del pueblo es la única autoridad legítima de las naciones”.

La paz tiene que ser el fruto de un nuevo contrato social. La Constituyente debe cimentar con sus propias manos la estructura del nuevo edificio de la paz que desde el norte de Suramérica, irradiará sosiego a todo un continente.

Finalmente, destacamos el reconocimiento que el presidente Santos hiciera del cumplimiento por parte de las FARC-EP de la cesación unilateral de sus acciones ofensivas durante 60 días, en medio, diríamos nosotros, de una incensata ofensiva militar del Estado contra nuestros campamentos en todo el territorio nacional.

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP



DENUNCIA PUBLICA contra el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia

MEDIDA RESTRICTIVA DEL INPEC VIOLA LA CONSTITUCIÓN Y CAUSA AGRAVIOS A POBLACIÓN RECLUSA EN COLOMBIA

La Fundación Lazos de Dignidad emite la presente DENUNCIA PÚBLICA contra el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia –INPEC- por violentar el artículo 1º de la constitución política (dignidad humana y solidaridad) y los derechos fundamentales al mínimo vital, intimidad y unidad familiar de las y los reclusos en la Penitenciaria y ERON Picota, Reclusión de Mujeres el Buen Pastor, Complejo Penitenciario “La Picaleña” de Ibagué y Penitenciaria de Alta Seguridad de Cómbita, con la toma de medida administrativa abusiva que restringe la libre consignación de dinero con destino a las y los reclusos, de acuerdo a los siguientes:

HECHOS

1. El día de hoy, 11 de enero de 2013, la Fundación Lazos de Dignidad recibió denuncia por parte de las y los reclusos en la Penitenciaria y ERON Picota, Reclusión de Mujeres el Buen Pastor, Complejo Penitenciario “La Picaleña” de Ibagué y Penitenciaria de Alta Seguridad de Combita, sobre la notificación de una medida administrativa que los obliga elegir a cinco (5) personas que ya estén inscritas en la lista de sus visitantes para que éstas sean las únicas autorizadas en realizarles consignación de dinero.

2. Por considerarla contraria a derecho e inconstitucional, las y los reclusos se han negado a cumplir dicha medida y han alertado sobre la realización de actividades de protesta pacífica para exigir la revocatoria de dicha decisión.

CONSIDERACIONES

La medida restrictiva amenaza principios y derechos fundamentales consagrados en la Constitución Política de Colombia, toda vez que impide el ejercicio de los principios a la dignidad humana y a la solidaridad consagrado el artículo 1º de la Carta Magna, al prohibir que personas naturales o jurídicas no incluidas en los listados de visitantes puedan donar dinero de manera directa a los reclusos en los mencionados establecimientos penitenciarios, como es el caso de la Fundación Lazos de Dignidad, que promueve acciones de solidaridad con los prisioneros políticos en Colombia, incentivando la ayuda económica para hacer menos gravosa la privación de la libertad física de los prisioneros.

El artículo 1º de la norma de normas dice: “Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general” (negrilla fuera de texto)

Así mismo, al restringir la libre consignación de dinero de los reclusos, se está limitando la posibilidad de que éstos tengan diferentes fuentes de ingreso, incluso el pago directo de productos elaborados por los reclusos, al tiempo que cierra puertas que permite la sobrevivencia en reclusión y el alivio de gastos a las familias para que estas concentren sus esfuerzos económicos en el pago de transporte para visitar a sus seres queridos distanciados regionalmente también por decisión del INPEC, razón por la cual la medida restrictiva arrasa con derechos fundamentales como el mínimo vital, el trabajo, la intimidad y la unidad familiar.

Que el Código Contencioso Administrativo en el Artículo 69 establece que: “Los actos administrativos deberán ser revocados por los mismos funcionarios que los hayan expedido o por sus inmediatos superiores, de oficio o a solicitud de parte, en cualquiera de los siguientes casos:

1. Cuando sea manifiesta su oposición a la Constitución Política o a la ley.

2. Cuando no estén conformes con el interés público o social, o atenten contra él.

3. Cuando con ellos se cause agravio injustificado a una persona”. (Negrillas fuera del texto original).

En consecuencia, le compete a la autoridad penitenciaria revocar el acto administrativo restrictivo toda vez que el mismo se tipifica en las causales 1 y 3 determinadas por el artículo 69 del Código Contencioso Administrativo.

La responsabilidad estatal implica límites en el ejercicio absoluto del poder del Estado y conlleva el deber Estatal de proteger a sus asociados, máxime si los asociados se encuentran en situación de especial sujeción como en el caso de las personas privadas de la libertad.

PETICIONES

1. Que el DIRECTOR GENERAL DEL INPEC y/o los Directores de la Penitenciaria y ERON Picota, Reclusión de Mujeres el Buen Pastor, Complejo Penitenciario “La Picaleña” de Ibagué y Penitenciaria de Alta Seguridad de Combita, ORDENEN LA REVOCATORIA DEL ACTO ADMINISTRATIVO que resuelve limitar la libre consignación de dinero a los reclusos, por ser CONTRARIO A LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA Y OCASIONAR AGRAVIOS INJUSTIFICADOS A LOS RECLUSOS, en cumplimiento del artículo 69 del Código Contencioso Administrativo

LLAMADO A LA SOLIDARIDAD

Solicitamos a las Organizaciones Solidarias y de Derechos Humanos de Carácter Nacional e Internacional, al Movimiento Social y Popular, y a los Medios de Comunicación, difundir la presente DENUNCIA PUBLICA Y RESPALDAR nuestra petición, enviando sus cartas a la siguiente dirección:

DIRECCIÓN GENERAL DEL INPEC

Calle 26 No. 27 – 48
Telefax: 2347474 Extensión 191
Correo electrónico: reclamos@inpec.gov.co, webmaster@inpec.gov.co
Agradecemos enviar copia de sus cartas al siguiente correo electrónico: flazosdedignidad@gmail.com.

Bogotá D.C., Enero 11 de 2013


ACTION ALERT: Help free Colombian political prisoner David Ravelo!

ACTION ALERT: Help free Colombian political prisoner David Ravelo!

From: North American Committee to Free David Ravelo, January 14, 2013

To: Anyone opting for social justice and/or solidarity with political prisoners

This communication has four parts:

  • Why we are contacting you

  • Who we are

  • Two letters we hope you will endorse.

  • Background information

**********************

David Ravelo needs your help and solidarity. This political prisoner in Colombia must be freed. Please add your name to a letter making that demand that we will be sending to the Colombian Attorney General, and to other officials there. We ask you also to sign on to a letter to President Barack Obama demanding that the United States support peace with justice in Colombia. Because David Ravelo’s appeal process is underway, the priority now is the first letter. That’s the one for you to endorse if only one is possible. Read more:

Download File Action Alert on David Ravelo.pdf
[85.4kb]