DENUNCIA PUBLICA: EL MOVIMIENTO NACIONAL CARCELARIO EN PIE DE LUCHA

La Campa√Īa Traspasa los Muros difunde p√ļblicamente denuncia p√ļblica emitida prisioneros recluidos en el complejo penitenciario COIBA- IBAGUE organizados en el Movimiento Nacional Carcelario.

DENUNCIA P√öBLICA: EL MOVIMIENTO NACIONAL CARCELARIO EN PIE DE LUCHA

Las prisioneras (os), recluidos en el complejo carcelario de IBAGUE (Coiba ‚Äď Picale√Īa) denunciamos ante la comunidad nacional e internacional, que el INPEC en este establecimiento, en cabeza de la Directora IMELDA LOPEZ SOLORZANO, y el comandante de vigilancia Teniente JOSE CONTRERAS, viola nuestro derecho a la vida y dignidad, aplican la tortura de forma colectiva y sistem√°tica de acuerdo a lo siguiente:

HECHOS

1. En el mes de agosto del a√Īo 2012, fue abierto el bloque V, con estructura vertical con ochos niveles sin tener garantizado el servicio de agua, motivo por el cual, vivimos en ‚ÄúEmergencia Sanitaria‚ÄĚ que de no corregirse pronto estaremos abocados a virus y enfermedades infecto respiratorias y gastrointestinales, porque en cada pabell√≥n tan solo contamos con cuatro sanitarios de los cuales est√°n fuera de servicio, como en el caso del pabell√≥n V, nivel siete, donde solo quedan tres en servicio, motivo por el cual mantienen llenos de materia fecal en descomposici√≥n a escasos metros de los comedores, teniendo que soportar tan nauseabundos olores, por d√≠as y noches enteras.

2. Por esta misma razón, no existe el servicio de la lavanderías, para uniformes, sabanas o cobijas, cumpliendo tres meses sin poderlas lavar, pero si exigen estar uniformados para las tres contadas diarias lo mismo que para salir a visitas y / O cualquier actividad fuera del patio, mientras que la dotación anual es de un solo uniforme, sancionando y amenazando con informes disciplinarios incluso con internarlos en el calabozo a quien no lo tenga puesto.

3. Para agravar más nuestra ya crítica situación, hay más de ochocientos presos en el Bloque V que no contamos con el derecho universal a recibir el sol, ya que de los cinco bloques que componen el complejo, los ochos patios incluyendo UTE y UME, ninguno cuenta con área para recibir sol, permaneciendo las 24 horas encerrado en pabellón con capacidad de 238 internos, con celda para cuatro unidades, en un espacio de 3 metros de largo por 2.80 metros de ancho, en las cuales permanecemos durante un promedio de 14 horas sin agua.

4. En todo el complejo más de 5.000 internos estamos quedando con hambre, en especial el bloque I y V, donde el rancho está capacitado para 1.650 unidades y en la actualidad alimentan más de 3.500 porque el rancho del bloque I fue errado por no cumplir con las mínimas normas de higiene.

5. La empresa contratista de alimentos PRO ALIMENTOS LIBRES se queda con parte de nuestro presupuesto diario y cuando solicitamos la presencia del ecónomo de la empresa la ingeniera de alimentos o la nutricionista, para plantear nuestras inquietudes no atienden nuestro llamados y cuando lo hacen es de manera irrespetuosa, altanera y despectiva, prometiendo soluciones que jamás cumplen, como tampoco cumplan con la cantidad, calidad ni horarios de la repartición de alimentos a tal punto que llegan mal preparados en vasijas sucias o mal olientes, etc.

6. Contamos con una sola máquina para peluquería en todo el bloque V, que por el momento hay un promedio de ochocientos internos, pero cuando quede el cupo completo serán más de mil trescientos no dando abastos pero tenemos que pertenecer bien motilados o no podemos recibir nuestras visitas.

7. La no asistencia a la salud es otra de las graves torturas que nos aplica el INPEC a los 140.000 presos que hay en 144 cárceles del país, por lo que el complejo carcelario de IBAGUE no es la excepción cuyo servicio es totalmente nulo en este penal.

8. Permanentemente hemos solicitado por escrito a través de solicitudes y derechos de petición a la directora IMELDA LOPEZ, al comandante de vigilancia Teniente JOSE CONTRERAS, como a los diferentes cuadros de mando que nos solucionen la dramática situación humanitaria a la cual nos tiene sometidos.

9. No es justo que en nuestras condiciones de presos, improductivos económicamente tengamos que pagar el minuto de telefonía más caro de Latinoamérica ($280), mientras que el servicio extramural esta a $100 agravando nuestra situación dado que el servicio es pésimo y nadie responde por las llamadas caídas, así sea de un segundo nos cobra el minuto.

10. Los expendidos que surten los art√≠culos para vender en los patios son s√≠mbolos. Para citar un solo ejemplo tenemos que el INPEC no dota e m√≠nimo vital de √ļtiles de aseo durante largos periodos, pero tampoco los veden en el expendido.

11. Cuando por ‚ÄúX‚ÄĚ o ‚ÄúY‚ÄĚ raz√≥n un preso no puede vivir en un patio son encerrados en el polideportivo sin agua ni donde hacer sus necesidades fisiol√≥gicas por lo tanto se afecta al resto de los presos para acceder al deporte por d√≠as o semanas.

12. E el patio 15 del Bloque V, los pabelloneros del mes de octubre, los dragoneantes Jos√© Pe√Īa Matteus y Dar√≠o M√©ndez M√©ndez , al igual a los que van en este mes Marulanda y Mosquera de la compa√Ī√≠a roja adem√°s de Perea y Garc√≠a de la compa√Ī√≠a azul instigan, provocan y sabotean la poca convivencia del patio 5, recortando los escasos minutos del servicio de agua y luz dentro de las celdas. Efect√ļan la contada de los internos ma√Īana y tarde en el preciso instante que activan el suministro de agua, la cual dura 30 minutos aproximadamente mientras que en la contada demoran hasta 20 o m√°s minutos.

13. La insatisfacción de estas necesidades fundamentales y la omisión de los anteriores derechos constituyen una violación flagrante a la constitución y las leyes de nuestro país, así mismo como de los estándares internacionales y los derechos vitales de todo ser humano, universalmente reconocidos convirtiendo nuestra pena en Tortura, trato cruel e inhumano y degradante lo cual está expresamente prohibido por nuestra constitución (artículo 12)

DELITOS Y/O FALTAS DISCIPLINARIAS COMETIDAS POR FUNCIONARIOS DEL INPEC

1. DELITOS: tortura, tratos crueles y degradantes, no suministro de agua ni sol, inasistencia a la salud, entre otros violatorios al bloque constitucional.
2. FALTAS: amenazas, provocaciones, amén de otras violaciones a la ley 65 del 93 por acción y omisión.

PETICIONES

1. Que la Fiscalía General de la Nación inicie con la prontitud que estos casos amerita, la investigación penal contra los funcionarios del INPEC, doctora IMELDA LOPEZ SOLORZANO, directora COIBA- IBAGUE y el comandante de Vigilancia, Teniente JOSE CONTRERAS, al igual que los demás que resulten implicados en los delitos que han cometidos contra los internos (as) en este establecimiento.

2. Que la Procuraduría General de la Nación inicie las investigaciones disciplinarias contra los funcionarios del INPEC, anteriormente enunciados, por os abusos de autoridad y falta cometidas contra los prisioneros de este establecimiento.

3. Que la comisi√≥n de DDHH de C√°mara y Senado, como la fundaci√≥n Lazos de Dignidad, el Comit√© de Solidaridad con los presos pol√≠ticos y dem√°s ONGs defensora de los DDHH tato nacionales como internacionales acompa√Īen y respalden nuestras peticiones, para que los entes de control nos informen de lo actuado.

4. Que el Ministerio de Justicia y la Dirección General del INPEC, ordenen la cesación inmediata de los abusos y la tortura disfrazada sistemática a la que tienen sometida a los internos del penal.

Atentamente,

MOVIMIENTO NACIONAL CARCELARIO BLOQUE CINCO PABELLON CINCO ‚Äď COIBA IBAGUE


NOTICIAS DESDE LA HABANA

La Habana, Diciembre 20 de 2012. Sede de los di√°logos por la paz con justicia social para Colombia.

‚ÄúLafaurie me pidi√≥ que apoyara la elecci√≥n del entonces candidato a Fiscal General, Mario Iguar√°n‚ÄĚ. Estas son las palabras de denuncia del ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso, prisionero en una c√°rcel de Virginia, Estados Unidos, contra Jos√© F√©lix Lafaurie, presidente de la Federaci√≥n de Ganaderos, FEDEGAN, el mismo aliado de los paramilitares que no se cans√≥ de disparar contra el Foro sobre pol√≠tica de desarrollo agrario integral/enfoque territorial, que como apoyo al proceso de paz, acaba de terminar en Bogot√°.

El Foro fue un √©xito rotundo. La criminalidad desde lo legal, representada en el personaje, no pudo ahogar las voces contra el despojo, el desplazamiento forzoso, la pretensi√≥n de distribuir bald√≠os para no tocar el ‚Äúsacrosanto latifundio‚ÄĚ de la injusticia y para que la explotaci√≥n minero-energ√©tica de las trasnacionales, se garantice sin sobresaltos. La paz con justicia social fue el grito de los reunidos en el Centro de Convenciones en Bogot√°. Las FARC-EP valoran como un paso hacia adelante en la b√ļsqueda del entendimiento, la participaci√≥n de los gremios que creen en la viabilidad de la soluci√≥n pol√≠tica del conflicto.

Saludamos desde la Habana la pluralidad y representatividad del evento, y nos declaramos a la expectativa frente a sus conclusiones, que serán insumos fundamentales para la construcción colectiva de la paz. El gobierno tiene que escuchar la voz del pueblo. Nadie mejor que el constituyente primario para trazar la ruta de la convivencia y sentar las bases del nuevo país, anhelado por todos.

Cumplimos hoy un mes de cese unilateral de acciones ofensivas contra la fuerza p√ļblica y la infraestructura econ√≥mica, determinaci√≥n de la insurgencia, que se siente en todo el territorio nacional. Las FARC han silenciado sus fusiles, y han logrado rodear de sosiego las conversaciones de paz. Ofrecemos de todo coraz√≥n a los colombianos, esta navidad en paz.

En contraste con nuestra actitud de humanidad, el presidente Santos anuncia que arreciará la guerra en todo el territorio nacional; una insensatez carente de sintonía con el clamor mayoritario de la nación. Todo el mundo sabe en Colombia, que a las FARC no se le doblega en la mesa con presiones militares.

Lo ideal sería pactar más adelante un cese bilateral de fuegos y de acciones ofensivas como aporte de las partes beligerantes al esfuerzo por encontrar una solución incruenta al largo conflicto que desangra a la patria. Pero si el gobierno sigue empecinado en la guerra, debiera al menos, amainar sus efectos en la población con la firma de un tratado de regularización que normatice, sobre la base de las especificidades del conflicto colombiano, la conducta de los contendientes, buscando siempre, preservar la vida de la gente y el respeto de sus derechos, así como el tratamiento que se debe dispensar a los combatientes caídos en combate, a los prisioneros y a la población en zonas de operativos militares. El Derecho Internacional Humanitario que tanto dicen defender, contempla esta posibilidad.

DELEGACI√ďN DE PAZ DE LAS FARC-EP